El diseño de mobiliario como respuesta a la edad de los usuarios: Las úlceras de presión en los mayores dependientes.


En el año 2006, María Alejandra Uribio habló sobre el diseño de mobiliario como respuesta a la edad de los usuarios, esto ocurrió en el Encuentro Lationoamericano de Diseño en Palermo.

Queremos compartirles un poco de lo que María Alejandra Uribio dijo:

Con el transcurso de los años, aún gozando de buena salud y de autonomía en la movilidad, la persona mayor sufre determinadas afecciones crónicas, como son: Problemas articulares, debilidad muscular, problemas circulatorios, falta de coordinación motora, problemas en la columna, etc.

 

Paralelamente las dimensiones del cuerpo se reducen, pasando a ser menor que la media de los adultos. La edad tiene efectos relacionados con la propia historia fisiológica del individuo, entre los que se destaca el acortamiento de la estatura de carácter permanente que se presenta en adultos mayores de 50 años.

Los adultos mayores longevos, los adultos mayores que presentan cierta dependencia física usualmente pasan mucho tiempo sentados o en cama. María Alejandra Uribio realizó un estudio para el diseño de una silla o asiento que mejorará la calidad de vida de la persona mayor que esta mucho tiempo sentada.

Las úlceras por presión (UPP) se definen como toda pérdida tisular, producida por isquemia, y derivada de una presión ejercida y mantenida sobre una prominencia ósea, estas ocurren por estar mucho tiempo acostado o sentado.

Existen diferentes fases en cuanto a las UPP se refiere, estás son:

*Eritema:Caracterizada por un enrojecimiento persistente sobre una prominencia ósea.

*Escara: Aparición de una placa oscura, de aspecto seco, que se mantiene así durante varios días y que, pro- gresivamente, va experimentando un reblandeci- miento progresivo por los bordes, comenzando a macerarse para finalizar formando gruesos esfacelos húmedos que progresivamente se eliminan, ya sea de forma espontánea o por sucesivas escarectomías quirúrgicas.

*Detersión: la úlcera se presenta como una oquedad profunda, con la aparición de esfacelos necróticos y restos de fibrina en el fondo y con un tejido recubierto de un exudado purulento y maloliente como consecuencia de los productos de invasión bacteriana y la destrucción de tejidos desvitalizados. En muchas ocasiones, el aspecto externo de la úlcera puede llevar a engaños, ya que se presenta con un orificio externo pequeño que deja en el interior una importante cavidad o saco ulceroso.

*Contracción: Los bordes de la UPP presentan una progresiva contracción, redu- ciendo paulatinamente el tamaño de la lesión. Esta fase se caracteriza por la reaparición de gérmenes grampositivos y la reducción significativa del exudado purulento, que representan un signo del inicio de los fenómenos de reparación espontánea, condición necesaria para poder emprender los procedimientos quirúrgicos necesarios para el cierre de la úlcera, con las máximas garantías de éxito.

Existen pautas que se deben de considerar cuándo tenemos un adulto mayor dependiente que cuidar:

  • Debemos de procurar la facilidad para ejecutar el movimiento de levantarse del asiento y sentarse.
  • Debe de existir un buen soporte corporal tanto en asiento como respaldo, para compensar la falta de fuerza muscular y el desequilibrio postural.
  • Mayor precaución en la distribución de presiones  en el asiento, respaldo y apoyabrazos para evitar problemas circulatorios. Especial atención en la altura del asiento y su profundidad, para evitar presiones en las partes blandas de los muslos. (Lo asientos muy altos, ejercen presión en los muslos y eso trae como consecuencia la sensación de hormigueo en los pies por irritación nerviosa e hinchazón en las piernas por obstrucción del retorno venoso de la sangre.)

María Alejandra Uribio, diseñadora, nos dice que necesitamos considerar diversos aspectos al diseñar para adultos mayores dependientes:

  • Los materiales que se utilizan deben ser resistentes y ligeros.
  • El acolchado debe ser firme facilitando la salida y entrada del siento. Es preferible que sea firme en las partes baja y algo mullido en las partes media y alta de la espalda. Utilizar telas ignífugas
  • Los muebles deben ser estables. (Incluso cuando se apoya todo el peso del cuerpo en un extremo del asiento).
  • Los muebles deben ser seguros. Se deben evitar aristas, cantos cortantes o puntas agudas que originen lesiones o dolores en caso de golpe o contacto.
  • Los pies deben apoyarse firmemente en el suelo.
  • El asiento debe tener su borde delantero redondeado.
  • El asiento debe estar libre de elementos que sobre salgan.
  • Evitar la existencia de remaches, tornillos u otros elementos que puedan originar relieves en el asiento. Estos elementos provocan sobrepresiones que dan lugar a sensaciones de incomodidad a corto plazo.
  • El respaldo es un elemento fundamental para una buena postura.
  • Proporciona estabilidad, disminuye cargas mecánicas que soporta la espalda y ayuda a mantener la curvatura fisiológica de la columna vertebral.
  • El asiento debe facilitar el movimiento de levantarse y sentarse, cuando más bajo e inclinado hacia atrás es el asiento, más difícil le resulta al anciano incorporarse. Las dificultades para abandonar un asiento, además de ser causa de incomodidad y dolor, pueden afectar la independencia de un adulto mayor dependiente y su calidad de vida. Los asientos deben brindar un buen soporte corporal. Los tapizados mullidos, los respaldos bajos y la falta de apoyabrazos no brindan ayuda al usuario

Estamos en total acuerdo con la Diseñadora María Alejandra Uribio, quien dice:

El diseñador debe ayudar al anciano a sentirse mejor y reconfortado con su entorno, con sus enseres y equipa- miento que le permitan realizar la mayor cantidad de actividades por sí mismos, recuperando en la medida de lo posible su independencia. Esto asegura una mejora en la autoestima y la dignidad del anciano. Superando su marginación e incorporándose positivamente en el mundo social. La adaptación del entorno a las necesidades específicas de los ancianos tenderá a mejorar la calidad de vida y a disminuir los accidentes dentro del hogar.

 

Fuente:Actas de Diseño 2. Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo. pp. 27-249. ISSN 1850-2032

Anuncios

Un comentario en “El diseño de mobiliario como respuesta a la edad de los usuarios: Las úlceras de presión en los mayores dependientes.

Por favor deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.