El adulto mayor, la tercera edad: Una propuesta para su hábitat


El envejecer, es el resultado de un hecho biológico natural, por lo cual el proceso de envejecimiento es la condición final de cualquier individuo.

 

Una persona que goza de un carácter contemplativo y reflexivo , tiene una dinámica que lo identifica ante el resto de la población.

 

La constante esta en ofrecer al adulto mayor vivir dentro de escenarios preceptúales.
No solo a la visión – muchas veces disminuida -, sino a todos los sentidos.
Los procesos arquitectónicos no se perciben sólo por la vista, los demás sentidos también colaboran en lo perceptivo.
Entonces si estamos ante algo que es capaz de afectar los sentidos y trasmitir un sentido de bienestar, estamos dentro de un proceso educativo, válidamente aceptable, enriquecedor.

 

Numerosos estudios indican que un 85% de las personas que sobrepasan la edad de 65 años son autovalentes en poder prescindir de ayudas de terceros para su desarrollo diario, así también las recomendaciones a no internarse , salvo en casos donde la autonomía se vea afectada.

 

Vasto es el panorama de oportunidades para mejorar la calidad de vida de nuestros adultos mayores, así como el mercado a satisfacer en la demanda de viviendas amables en formas que permitan envejecer dentro de espacios que minimicen las barreras arquitectónicas.

Vía Revista Todo Arquitectura 37 – El adulto mayor, la tercera edad: Una propuesta para su hábitat.

Anuncios

Por favor deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.