Ergonomía y el Hábitat para la Tercera edad: Patricia Herrera Saray


Les compartimos parte de esta artículo tan interesante, que va muy de acuerdo con nuestra visión:

En la actualidad se ha debatido mucho sobre la hegemonía de los aspectos de diseño, humanización y percepción espacial de los ambientes hospitalarios sobre los aspectos tecnológicos, propiamente médicos; se han realizado muchas investigaciones que confirman los efectos terapéuticos que tiene el ambiente físico en el proceso de recuperación y calidad de vida de los pacientes.

Cuando hablamos de hábitat para la tercera edad, propiamente dicho, generalmente pensamos en recomendaciones y normas de accesibilidad para evitar

accidentes como caídas, pero la arquitectura geriátrica en la actualidad nos revela que el tema de la vejez debe ser retomado de inmediato, no sólo por los profesionales de la salud, sino también por las distintas áreas relacionadas con el diseño de aquellos espacios que se convierten en el hogar temporal, y en la mayoría de los casos, en el hábitat que compartirán hasta la muerte.

Se trata de una concepción filosófica, ética e interdisciplinaria de la arquitectura y del rol profesional. Es necesario no perder de vista que se proyecta para un grupo de personas con necesidades singulares,no sóloparapersonascondiscapacidades (Frank, 2003: 40).

Sabemos que durante el envejecimiento se generan nuevas situaciones y relaciones del adulto mayor con su entorno inmediato; cambios graduales en la mayoría de los casos, y profundos en otros, que tienen que ver con una progresiva disminución de habilidades físicas o perceptivas; y con una menor posibilidad de adaptación a cambios y a situaciones límites.

El ambiente institucional  ( en los centros de día o geriátricos) en sí mismo crea discapacidades adicionales que marcan a la persona por el resto de su vida; el desarrollo emocional y social es el que se ve más afectado.

los objetivos del creador de entornos construidos se fundamentan en ofrecer más confort, seguridad y eficacia. De una forma muy sintética, pero concluyente, el arquitecto finlandés Alvar Aalto proponía como objetivo de la creación “Hacer la vida más humana”. Sólo desde un planteamiento global de la cuestión y desde una percepción sensible del entorno, podrá abordarse con rigor el objetivo de la accesibilidad integral.

La necesidad de adaptar el espacio al habitante, es decir, que exista posibilidad de dominio en la interacción diaria, se ha consolidado como una tarea urgente.

Si bien en la ergonomía no se ha realizado un acercamiento integral al estudio de los espacios hospitalarios, existe un sector de la población que desde hace algunos años está siendo enfocado por la ergonomía: las personas habitantes de espacios psiquiátricos de la tercera edad, quienes son quizá el segmento de población que más carece de criterios ergonómicos en el diseño de su entorno, elementos de uso cotidiano, incluido el puesto de trabajo especialmente en el diseño de ayudas técnicas como muletas, andaderas y sillas de ruedas. Para ello existe una especialidad en la ergonomía denominada Ergonomía de necesidades específicas.

La arquitectura y el diseño nos ofrecen soluciones para conseguir que el espacio que habita el enfermo sea más confortable y adecuado con respecto a la pérdida progresiva de sus capacidades tanto psíquicas como físicas, y le ayude a reducir los sentimientos de ansiedad, desesperanza e impotencia que le causa la propia confusión derivada de su deterioro. Un entorno mal resuelto, en cambio, puede enfatizar los problemas y limitantes tanto físicos como psíquicos. Desde la perspectiva ergonómica, la proyección de un espacio geriátrico suponeelconocimientodelusuarionosólo en los aspectos funcionales de su vida diaria; se trata también de conocer las ilusiones, las emociones, los miedosyel pasadodelapersonadelaterceraedad.

En la ergonomía a través del Diseño Universal están centradas las esperanzas para que especifique normas aplicables que permitirán a más ancianos envejecer en sus propios contextos, en lugar de requerir comunidades de retiro y de esta forma satisfacer las necesidades esenciales de vida.

Gloria Patricia Herrera Saray
Gloria Patricia Herrera Saray

Fuente:

Herrera , Patricia (2010). “Ergonomía y el hábitat para la tercera edad”. En: Revista Académica e Institucional,PáginasdelaUCPR 87, 35-45.

Anuncios

Por favor deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.