Cuidar a un adulto mayor con dependencia…


No se por que muchas veces las personas olvidan que a los mayores que cuidan les deben la vida. Los mayores con dependencia funcional, las personas que estan en su sillón o cama por muchas horas, las personas con alzheimer… suelen ser objeto del olvido. Quizá por que este mundo postmoderno nos hace pensar que hay cosas más importantes, pero no es así. Dejemos de lado los dichos populares que nos “obligan” de cierta forma a cuidar a nuestros mayores con dependencia, dejemos de lado eso de “como me ves te verás”… la idea es cuidar a nuestros mayores SIN ESPERAR NADA A CAMBIO.

Nosotros no olvidamos que los adultos mayores con dependencia funcional no son y no fueron “santos” aquí en mayores de hoy hacemos hincapié en que los adultos mayores son personas antes que ser “adultos mayores”, no santificamos a nadie, ni los idolatramos o idealizamos. Pero eso si, promovemos la empatía. Quizá puedan muchas personas decirme “Mi papá fue muy malo con nostros” o “Mi mamá en sus buenos tiempos era bien canija” … eso no importa. Tenemos un deber moral, un deber como seres humanos, algo que nos hace ser personas y no solo cuerpos con carne y huesos… eso es lo que nos hace cuidar a nuestros padres, cuidar a la gente mayor que ya no puede valerse por si misma.

Esos mayores trabajaron, se esforzaron por darnos una vida y sin el caso fuera qye fueron “malos padres” debenos de olvidar y perdornar, recordar que gracias a sus cuerpos, a sus historias y a sus corazones existimos. Recordar el “sacrificio” que suele hacer una mujer embarazada, los mareos, las nauseas y la pérdida tenporal de ciertas habilidades, recordar que nuestra madre que hoy esta en un sillón sentada nos tuvo 9 meses dentro, si no hay una razón más fuerte que esa entonces no se cual sea.

Recordar lo que nuestros mayores nos dieron, lo que ese hombre o esa mujer con alzheimer nos dió… ahora quizá sea un poco complejo, pero no se compara con la vida que nos dieron, con las oportunidades y el aprendizaje.

No hay nada mejor que quitarse de rencores y de malos recuerdos cuando cuidamos a una persona mayor que nos vió nacer. Dejemos de lado las torturas mentales y aceptemos estas tareas como un regalo que nos da la vida para ser unas mejores personas, para ser mejores seres humanos y darle a la humanidad lo que en verdad importa: amor.

Anuncios

Por favor deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.