¿Qué es la demencia?


De acuerdo con Michael Foucault  en 1609 se publica el libro de “lesiones de las funciones”, en dónde se habla de lesiones de los sentidos (imaginatio, ratio y memoria), la falla en la memoria se clasifica dentro de “Mentis imbecillitas” y se le llama oblivio en cuanto a la falla en la razón se le llama imprudencia (Focault,1998) pero no es hasta el año de 1763 cuando el botánico Boissier de Sauvages habla de la demencia en “Nosología Metódica” y la clasifica dentro de la categoría de “Delirios que nublan el juicio” , dentro de esta categoría se encuentra la melancolía, la manía y la demonomanía, cabe señalar que al mismo tiempo el botánico Carlos Linneo (considerado como el fundador de la taxonomía moderna) establece que la demencia es una enfermedad mental (Focault,1998).

Algo que hay que hace notar es que las enfermedades mentales eran consideradas como enfermedades del espíritu y del sentimiento y sí indagamos en la historia de la demencia nos daremos cuenta que se catalogaba también dentro de la “estupidez” de hecho es hasta principios del siglo XIX que la demencia se empieza a distinguir del “idiotismo” a principios del siglo XIX  D’Aumont decía que la demencia es una rigurosa “parálisis del espíritu”, o bien “una abolición de la facultad de razonar”  (Foucault,1998).

La locura tiene síntomas variados al infinito. En su composición entra todo lo que se ha visto y oído, todo lo que se ha pensado y meditado. Aproxima lo que parece más lejano. Nos recuerda lo que parece haber sido completamente olvidado. Las antiguas imágenes reviven; las aversiones que se creían extinguidas renacen; las inclinaciones se hacen más vivas; pero ahora todo está en desorden. En su confusión, las ideas se parecen a los caracteres de una imprenta que se reunieran sin designio y sin inteligencia. No resultaría nada que presentara un sentido continuado”  (Porée, 1737).

«Demencia» (la palabra deriva del latín de, «falta», y mens, «inteli- gencia»), En la actualidad no existe una definición universal (León, et al., 2013), pero a finales del siglo XVIII la demencia se definía como la “Sucesión rápida o antes bien alternativa, no interrumpida, de ideas y de acciones aisladas, de emociones ligeras o desordenadas, con olvido de todo estado anterior” (Pinel, 1798).

La demencia es un síndrome –generalmente de naturaleza crónica o progresiva– caracterizado por el deterioro de la función cognitiva” (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento)(OMS, 2012), cabe mencionar que síndrome representa un cuadro clínico o un conjunto de síntomas (Portales Médicos, 2015).

El término “síntomas psicológicos y conductuales” (SPC) o manifestaciones no cognitivas en las demencias, se utiliza para describir un grupo heterogéneo de reacciones psicológicas, síntomas psiquiátricos y de la conducta que ocurren en personas con demencia de cualquier etiología (Guerra, 2008b).

De acuerdo con Guerra (2008a) la importancia de estos síntomas constituye el 50% de los problemas que se tocan en las consultas de demencia, además de que estos síntomas son causa de estrés elevado que se asocia a enfermedad física y psíquica en el 50% de los cuidadores de las personas con demencia.

La demencia de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (2012) afecta a la memoria así como al pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. Las demencias, son el mayor contribuyente de discapacidad, dependencia y mortalidad, en los ancianos.

En las personas de 60 años o más, la demencia es el mayor contribuyente al indicador de años vividos con discapacidad con 11,2 % (Llibre & Gutiérrez , 2014), es la primera causa de discapacidad en el adulto mayor(Prince et.al 2007).

Fuentes:

Foucault, M. (1998) Historia de La Locura En La Epoca Clasica – Tomo 2. España: Fondo De Cultura Economica de España.

Guerra, M.A. (2008a) Demencias y enfermedad de Alzheimer en la población cubana. 1 ed. Habana: Científico-Técnica.

Guerra, M.A. (2008b) ‘ Grupo de Investigación en demencias 10/66. Síntomas psicológicos y conductuales en las demencias.’, in A, 1. ed. (2008) Demencias y enfermedad de Alzheimer en la población cubana.. Ciudad Habana, Cuba: Editorial Científico Técnica, pp. 99-108.

Llibre, J.., y Gutiérrez , R.F.. (2014) ‘Demencias y enfermedad de Alzheimer en América Latina y el Caribe’. Revista Cubana de Salud Pública 40, (3) 378-387. Disponible en http://content.ebscohost.com/ContentServer.asp?T=P&P=AN&K=97749739&S=R&D=lth&EbscoContent=dGJyMMTo50Sep7E4xNvgOLCmr02ep7JSs6q4SLWWxWXS&ContentCustomer=dGJyMPGnr060qbdPuePfgeyx43zx [Consultado el13 de febrero de 2015].

OMS (2012) Demencia [En línea] Disponible en http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs362/es/ [Consultado el 27 de febrero de 2015].

Pinel, P. (1798) Nosographie philosophique.

Porée, C.G. (1737) Examen de la prétendue possession des filies de la paroisse de Laudes,. Ruan.

Prince, M.., Ferri, C.P.., & Acosta, D.. (2007) ‘The protocols for the 10/66 Dementia Research Group population-based research programme.’. BMC Public Health 7, 165.

Anuncios

Por favor deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s