Factores de riesgo para tener demencia


La demencia no es un diagnóstico como tal. Existen más de 70 causas que ocasionan la presencia de un síndrome demencia (Villalpando, 2006). La prevención en demencias, debe estar dirigida a disminuir factores ambientales y con ello demorar la aparición de los síntomas (Llibre y Gutiérrez , 2014). Evidencias epidemiológicas, biológicas y sociales apoyan la hipótesis de que los factores de riesgo operan durante toda la vida (gestación, infancia, adolescencia, la vida adulta temprana y tardía) y actúan de forma independiente, acumulativa e interactiva para causar la enfermedad (Kuh, et al., 2003).

  • Malnutrición fetal, bajo peso al nacer, no lactancia materna (Llibre y Gutiérrez , 2014).
  • Enfermedades cardiovasculares (Llibre y Gutiérrez , 2014;León, et al., 2013).
  • Bajo nivel educacional, puesto que la educación incrementa la reserva cognitiva y ofrece una potenciación a largo plazo e induce neuroprotección  (Hughes y Ganguli, 2009; Villalpando, 2006; León, et al., 2013; Han y Han, 2014).
  • Menor participación en actividades cognitivas (León, et al., 2013).
  • Poca actividad física, sedentarismo (León, et al., 2013;Han y Han, 2014).
  • Diabetes Mellitus (Arjona et.al, 2014; Aguilar-Salinas, 2013; Reitz , Brayne y Mayeux, 2011; Lee, Back & Kim, 2010; Salinas, et al., 2013; León, et al., 2013).
  • Hipertensión (Aguilar-Salinas, 2013; Reitz , Brayne y Mayeux, 2011;Lee, Back y Kim, 2010).
  • Hipercolesterolemia, enfermedad cardiaca isquémica, síndrome metabólico (Reitz , Brayne & Mayeux, 2011;Lee, Back y Kim, 2010;Villalpando, 2006).
  • Obesidad (Llibre y Gutiérrez , 2014).
  • La obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes y el síndrome metabólico en la edad media de la vida, contribuyen a una proporción significativa de los casos de demencia y EA por diversos mecanismos, que incluyen: el daño vascular, producción por el tejido adiposo de sustancias que son importantes en el metabolismo (adipocinas), la inflamación (citocinas), la resistencia periférica a la insulina y la hiperinsulinemia (Llibre y Gutiérrez , 2014).
  • Ictus, ya que el ictus lesiona directamente las regiones cerebrales relacionadas con la función cognitiva, entre estas, el tálamo y las proyecciones tálamo-corticales. Por otra parte, incrementa el depósito de la proteína beta amiloide (􏰏 A), que conduce al deterioro cognitivo. Finalmente, el ictus en su fase aguda, induce una respuesta inflamatoria (Llibre y Gutiérrez , 2014).
  • Depresión (Ownby, et al., 2011), pues existe prevalencia global de trastornos depresivos de 27,41%, de los cuales 44,41% corresponden a sujetos con demencia de tipo vascular, 32,48% a otros tipos de demencia no especificada y 18,53% a Enfermedad de Alzheimer (Pineda, et al., 2014).
  • Factores genéticos: En demencia tipo Alzheimer temprana se  presentan mutaciones puntuales en la proteína precursora del amiloide (APP, cromosoma 21), en la presenilina 1 (PS1, cromosoma 14) y en la presenilina 2 (PS2, cromosoma 1)  y en el Alzheimer, no familiar o esporádico, que constituye el 95 % de los casos, el gen de la apolipoproteina E􏰐4 (Apo E, es una proteína que interviene en el transporte de lípidos y desempeña un papel importante en el cerebro) localizado en el cromosoma19, es el factor genético de riesgo más replicado desde 1993 en los diversos estudios  (Llibre y Gutiérrez , 2014;Villalpando, 2006;Parra, Fernádez y Martínez, 2014).
  • Historia de traumatismo craneoencefálico (Villalpando, 2006).
  • Genero femenino (Villalpando, 2006).
  • Bajo IQ (Villalpando, 2006).
  • Escasos lazos sociales (Villalpando, 2006).
  • Deterioro cognitivo leve y sus subtipos pues de acuerdo a Serrano, et al., 2013  el 27,1% de los pacientes con DCL desarrolló demencia tipo Alzheimer . El 35% de las personas con deterioro cognitivo amnésico convirtió a demencia (20% en 6 meses, 15% en 12 meses). La edad y la Jubilación son variables importantes para la conversión de DCL a demencia.
  • Exposición ocupacional al Aluminio (Exley y Vickers, 2014).
  • Mayor edad (León, et al., 2013; Parra, Fernández y Martínez, 2014).
  • Tabaquismo (Parra, Fernández y Martínez, 2014).

Fuentes:

Aguilar-Salinas, CA. (2013) ‘Comentarios a la ENSANUT 2012’ Salud Pública de México [En línea] 55, (2) 347 -350. Disponible en: http://www.scielosp.org/pdf/spm/v55s2/v55s2a35.pdf [Consultado el 13 de febrero de 2015]

Arjona, R.D.., Esperón, R.I., Herrera, G.M.., & Albertos, N.E.. (2014) ‘Asociación de diabetes mellitus con deterioro cognitivo en adultos mayores. Estudio basado en población’. Revista Med. Instituto Seguro Social 52, (4) 416-21. Disponible en http://new.medigraphic.com/cgi-bin/resumenMain.cgi?IDARTICULO=51433&IDPUBLICACION=5228&IDREVISTA=46%5BConsultado el 24 de marzo de 2015 ]

Exley, C.., & Vickers, T.. (2014) ‘Elevated brain aluminium and early onset Alzheimer’s disease in an individual occupationally exposed to aluminium:a case report’. Journal of medical case reports 8, (41) 1-3. Disponible en http://www.jmedicalcasereports.com/content/8/1/41 [Consultado el 19 de febrero de 2015]

Han, J.Y.., & Han, S.H.. (2014) ‘Primary Prevention of Alzheimer’s Disease: Is It an Attainable Goal?’. Rev Neuroscience 29, (1) 886-892. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4101775/pdf/jkms-29-886.pdf [Consultado el2 de marzo de 2015]

Hughes, T.., & Ganguli, M.. (2009) ‘Modificable Midlife Risk Factors for Late – Life Cognitive Impairment and Dementia’. Curr Psychiatry Rev 5, (2) 7392.

Kuh, D.., Ben-Shlomo, Y.., Lynch, J.., Hallqvist, J. y Power,C.  (2003) ‘Life course epidemiology. J Epidemiol Comm Health’. PubMed 57, (14573579) 778-783. Disponible en http:// [Consultado el 10 de marzo de 2015 ]

Lee, Y.., Back, J.H.., & Kim, J.. (2010) ‘Systematic review of health behavioural risks and cognitive health in older adults’. Int Psychogeriatry 22, 17487.

León, P.., Ruiz, M.L., Ramírez, J.., & Sosa, A.L.. (2013) ‘Estilo de vida en los adultos mayores y su asociación con demencia’. Gaceta Médica de México 149, (1) 36-45.Disponible en:http://www.anmm.org.mx/GMM/2013/n1/GMM_149_2013_1_036-045.pdf [Consultado el 6 de marzo de 2015]

Llibre, J.., y Gutiérrez , R.F.. (2014) ‘Demencias y enfermedad de Alzheimer en América Latina y el Caribe’. Revista Cubana de Salud Pública 40, (3) 378-387. Disponible en http://content.ebscohost.com/ContentServer.asp?T=P&P=AN&K=97749739&S=R&D=lth&EbscoContent=dGJyMMTo50Sep7E4xNvgOLCmr02ep7JSs6q4SLWWxWXS&ContentCustomer=dGJyMPGnr060qbdPuePfgeyx43zx [Consultado el13 de febrero de 2015].

Parra, N.., Fernández, J.M., & Martínez, O.A.. (2014) ‘Funciones neurobiológicas y neuropsicológicas afectadas en pacientes con Enfermedad de Alzheimer: Implicaciones y consecuencias en la Calidad de Vida’. Cuadernos de Neuropsicología Panamerican Journl of Neuropshychology 8, (2) 242-265. Disponible en: http://Eds.a.ebscohost.com/eds/detail/detail?vid=18&sid=3f5c1339-207e-427c-a2fd-d7e8513a34b8%40sessionmgr4004&hid=4208&bdata=Jmxhbmc9ZXMmc2l0ZT1lZHMtbGl2ZQ%3d%3d#db=lth&AN=99588901 [Consultado el 15 de febrero de 2015].

Pineda, A.., Rendón, J.C., Toro, E.., & Gómez, J.F.. (2014) ‘Depresión de aparición tardía y su relación con la demencia vascular en el anciano’. Médicas UIS Revista de los estudiantes de medicina de la Universidad Industrial de Santander 27, (2) 51-58.Disponible en: http://eds.b.ebscohost.com/eds/pdfviewer/pdfviewer?sid=8850c506-5200-45b5-bb73-437f16da3396%40sessionmgr113&vid=4&hid=111 [Consultado el 13 de febrero de 2014].

Ownby, RL., Crocco, E.., Acevedo , A.., John , V,.  y Loewenstein D. (2011) ‘ Depression and risk for Alzheimer disease: systematic review, meta-analysis, and metaregression analysis’. Arch Gen Psychiatry 63, 530-38.

Reitz , C.., Brayne, C.., & Mayeux, R.. (2011) ‘Epidemiology of Alzheimer disease.’. Nat. Rev. Neurol. 7, (Feb 8) 137-152. Disponible en: Epub  [Consultado 10 de marzo de 2015].

Salinas, R.M., Hiriart, M.., Acosta, I.., & Sosa, A.L.. (2013) ‘Diabetes mellitus y su asociación con demencia y deterioro cognitivo leve en adultos mayores mexicanos de población urbana y rural’. Archivos de Neurociencias 18, (1) 1-7. Disponible en: http://Eds.a.ebscohost.com/eds/detail/detail?vid=12&sid=3f5c1339-207e-427c-a2fd-d7e8513a34b8%40sessionmgr4004&hid=4208&bdata=Jmxhbmc9ZXMmc2l0ZT1lZHMtbGl2ZQ%3d%3d#db=lth&AN=94989952 [Consultado el 15 de febrero de 2015]

Serrano, C.M,., Dillon, C.., Leis, A.., & Taragano , F.E.. (2013) ‘Deterioro cognitivo leve: riesgo de demencia según subtipos’. Actas Españolas de Psiquiatría 41, (6) 330-339. Disponible en http://eds.a.ebscohost.com/eds/detail/detail?sid=3f5c1339-207e-427c-a2fd-d7e8513a34b8%40sessionmgr4004&vid=4&hid=4208&bdata=Jmxhbmc9ZXMmc2l0ZT1lZHMtbGl2ZQ%3d%3d#db=lth&AN=91850661 [Consultado el 15 de febrero de 2015].

Villalpando, J.M.. (2006) ‘Demencias’ Geriatría México [En línea]  371-390. Disponible en http:://www.facmed.unam.mx/deptos/salud/censenanza/spivsa/antol%202%20anciano/villapando2.pdf [Consultado el 5 de marzo de 2015].

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.