Las virtudes de la vejez…


Jamlet Inculto

Por Jenifer Balderas

Hace casi 30 años salió a la luz la exitosa novela de Luis Sepúlveda, Un viejo que leía novelas de amor, en la que –como el título lo indica– el personaje principal descubre a una edad avanzada el gusto apasionante por la lectura.

Antonio José Bolívar Proaño casi alcanza los setenta años de edad, se encuentra solo, es viudo y aunque alguna vez perteneció a la tribu de los shuar, en ese momento de su vida sólo tiene por compañía, y eso a veces, a su dentista, quien le regala novelas de amor.

En esta novela queda en claro que nunca es tarde, ni tampoco nunca se es demasiado viejo, para descubrir nuevos gustos y un nuevo sentido a la vida.

En nuestro entorno muy pocos dan a la vejez el valor que merece, y al contrario, la mayoría considera que la juventud es la…

Ver la entrada original 160 palabras más

Publicado por Annika Maya Rivero

Fundadora del blog para personas mayores: Mayores de Hoy. Diseñadora e instructora de karate do. Escribo sobre envejecimiento, gerontodiseño, diseño y demencia, prospectiva, vejez. Las artes marciales, el deporte y la vida saludable y sostenible me apasionan.

Por favor deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: