15 consejos para prevenir accidentes en el área del baño en adultos mayores


prevenir accidentes

Una de las épocas más difíciles en la vida de una persona es cuando las capacidades con las cuales contaba en años anteriores se van perdiendo, o van disminuyendo. Esto puede ocurrir cuando se ingresa a la edad adulta, algunas personas presentan disminuciones notorias en sus capacidades a partir de los 60 años otros mucho después.

Esta situación hace que la persona mayor no  sienta confianza en sí misma y que necesite nuevamente aprender cómo levantar la autoestima, ya que esto le afecta de manera significativa.

Para quienes se dedican al cuidado de personas mayores con dependencia,  o quienes los acompañan durante esta etapa tampoco es fácil, especialmente porque es necesario brindarles la seguridad necesaria para aminorar los riesgos de sufrir accidentes. Para el una persona mayor con dependencia, es más difícil recuperarse de este tipo de percances.

Los mayores riesgos

Uno de los lugares en los cuales la persona mayor puede estar expuesta a riesgos es en las áreas del baño. Sin embargo, también es conocido que los baños son uno de los espacios más frecuentados por los miembros del hogar.

En diversos momentos es necesario acudir al baño. Lo más lamentable es que en los baños suelen ocurrir los accidentes con más peligro y, aunque toda persona puede padecer un accidente, las personas mayores –al igual que los niños- son quienes están más expuestos, o son más vulnerables.

Los riesgos se acrecientan porque los mayores van perdiendo de manera progresiva su capacidad para moverse de manera rápida. La velocidad de reacción disminuye con la edad, los reflejos ya no son los mismos…entre otras facultades como una buena visión y sentido auditivo.

El hecho de que los mayores no tengan buenos reflejos, además de perder la posibilidad de responder con inmediatez ante la pérdida de equilibrio, son motivos que aumentan los riesgos, cuyas consecuencias además son realmente severas. Existen investigaciones muy interesantes que compartirémos en un futuro en torno a los riesgos de caídas en personas mayores.

Algunos de los accidentes que ocurre con más frecuencia en los baños, aparte de las caídas, son los relacionados con la electricidad, por lo que garantizar la seguridad en este lugar es un tema que ocupa mucho a los familiares de las personas mayores, dado que las lesiones muchas veces son graves.

Por ello, hoy hemos querido dedicar este artículo para dar a conocer algunos consejos sobre cómo prevenir accidentes en el baño de los adultos mayores.

Consejos para prevenir accidentes en el baño

1-Evitar resbalones: y para ello se deben tomar las medidas pertinentes a fin de evitar este tipo de accidentes. Para lograrlo es necesario adaptar el espacio del baño y que los adultos mayores puedan movilizarse con facilidad y sin impedimentos. Instalar agarraderas debe ser lo primero que se realice. Las agarraderas deben de estar localizadas de acuerdo a las medidas de la persona mayor, existen distintos tipos de agarraderas.   El piso jabonoso puede evitarse primero comprando un jabón que no produzca tantos resbalones, por ejemplo los jabones con aceites escenciales no son sugeridos, por lo mismo se debe descartar el uso de aceites corporales durante el baño.

 2-Prevenir a la persona mayor: algunas medidas de precaución, tales como evitar caminar descalzos, o con agua en los pies al momento de salir de la ducha o desplazarse por el baño.

3-Acercar la toalla: lo más que se pueda a la ducha, con la finalidad de que la persona no tenga que realizar grandes esfuerzos, ni desplazamientos largos para poder alcanzarla. La altura también debe ser apropiada. La idea de esta medida es que exista facilidad para tomar la toalla al momento de necesitarla, así como el champú y el jabón, entre otros productos que pudiese necesitar. Debemos de colocar todo al alcance de la vista, si la persona debe de agacharse, estirarse o girar ya no es seguro. Evitar que la persona mayor alce su brazo por arriba de su hombro para tomar las cosas.

4-Colocar una banqueta: en el espacio de la ducha, de modo que, si el adulto mayor no puede sostenerse de pie durante mucho tiempo, este pueda bañarse mientras esté sentado. 

5-Fijar una alfombra: cerca de la ducha. Así, el adulto mayor podrá secarse los pies al momento de terminar su baño. Es importante que esta alfombra esté fija al suelo para evitar resbalones. 

6-Escoger puertas adecuadas: que puedan abrirse desde afuera si estas son cerradas por dentro. Utilizar este tipo de puertas facilita el acceso en caso de presentarse alguna situación inesperada o de emergencia.

7-Instalar barras: en el baño para que el adulto mayor pueda tener apoyo al desplazarse. También es recomendable que sean instaladas en un lugar próximo al inodoro para que exista una mayor facilidad al momento de sentarse o ponerse de pie.

8-Optar por un plato de ducha: en lugar de la bañera, ya que esta última es más peligrosa. Asimismo, se recomienda que el cabezal puede moverse y permita que el baño se pueda tomar sentado, sin tener que ejecutar grandes movimientos. Las regaderas de teléfono son muy buena idea.

9-No instalar enchufes: así como ningún tipo de aparatos o interruptores cercanos a la ducha. Si algún equipo electrónico tiene contacto con el agua los resultados podrían ser graves, incluso mortales. Esta medida obviamente es para evitar accidentes relacionados con la electricidad.

10-Comparar alfombras que sean de goma: para colocarlas en el piso y que al momento de tomar la ducha no existan tampoco riesgos de caídas. Otra sugerencia recomedada es la intalación de pisos antiderrapantes como los de bambú que pueden fijarse para colocarse en la ducha.

11-Evitar el vidrio: en el baño, y en caso que exista una puerta de vidrio en el área de la ducha, entonces es necesario que esta sea comprada a prueba de golpes, de vidrio templado.

12-Comprobar la temperatura: del agua antes que la persona  mayor ingrese a la ducha ya que, si está muy caliente, la sensible piel del adulto mayor podría verse afectada, e incluso podría presentar quemaduras.

13-Ayudar con ejercicios: adaptados a las posibilidades de la persona mayor. Este tipo de actividad hará que tenga mejor movilidad corporal al mantenerse activo, y le aportará una mayor autonomía, tanto en el baño como en el resto de la casa.

14-Abrir las ventanas: estas deben estar abiertas en el área del baño para que el adulto mayor no se vea expuesto al vapor y experimente mareos y disminución en su visión. Es importante recordar que el vapor puede ser perjudicial para personas con hipertensión arterial, por ello la buena ventilación o la colocación de un estractor de aire para evitar corrientes.

15-Tener luces nocturnas: en el trayecto de la habitación hasta el baño, y que el adulto mayor pueda observar por dónde se desplaza. También se pueden instalar las luces que detectan el movimiento. Es necesario tener en cuenta que los adultos mayores tienen altas probabilidades de sufrir accidentes durante las horas de la noche.

Aplicar estas medidas de seguridad disminuyen los riesgos de padecer accidentes en el área del baño.

Además, otro de los motivos para colocarlos en práctica es porque al hacerlo los adultos mayores con dependencia  tendrán mayor confianza en sí mismos, además de sentir más independencia y autonomía. También es necesario que en el resto de la casa se tomen las medidas necesarias, al igual que en el baño.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.