Si te enojas … dejas de percibir bien los aromas


Oler y el estrés

En Alemania, tres investigadores llamados: Matthias Hoenen, Oliver T. Wolf y Bettina M. Pause, realizaron una investigación en torno a la relación que el estrés en su forma emocional (miedo y enojo) así como en su forma fisiológica (niveles de cortisol en la saliva) tenía relación con la percepción de aromas. 27 hombres participaron en este estudio, el cual fueron expuestos a diferentes tipos de estrés durante tres días, se les pidió que dieran un discurso de temas relevantes y delicados como la pena de muerte, también tuvieron que resolver operaciones matemáticas y si fallaban en alguna se les hacía saber su error y debían de comenzar de nuevo. Entre cada prueba se les tomaba una muestra de saliva para medir sus niveles de cortisol y además se les aplicaban distintos examenes especiales sobre emociones y estado de ánimo.

Los tres investigadores encontraron que las personas podían reconoce mejor los olores cuando estaban con niveles altos de cortisol, pero cuando estaban enojados o ansiosos su capacidad olfativa disminuía.  De hecho se dice que los veteranos de guerra con estrés postraumático suselen reportar problemas para identificar olores.

Los investigadores dicen que, pese a que luce contradictorio que los niveles altos de cortisol esten relacionados con la mejora en distinguir distintos aromas y que el enojo se relacione con la incapacidad de identificar olores, ésto se debe a que pese a que el cortisol se relacione con el enojo, el cortisol se relaciona con un aumento de la liberación de energía dentro del sistema nervioso central, mientras que la ira está relacionada con estrategias de evaluación cognitiva.

Así que enojarse no va a ser nada bueno si se quiere identificar aromas. Saber esto es importante para muchas personas, quizá en momentos cotidianos  como a la hora de cocinar, pues si se “está de malas” eso no va a ayudar a que la comida quede rica, también en cuestiones de seguridad el no oler el gas o una vela quemándose por el hecho de estar enfadados puede ser crucial. El enojo nunca nos va a beneficiar… así que es mejor relajarse, respirar y contar hasta diez, si lo que quieren es oler.

Fuente:

Hoenen, M., Oliver T. W., Pause y Bettina M. (2017). The impact of Stress on Odor Perception, 46 (3-4), 366-376, en Perception.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.