La importancia de vivir con calidad


Erradicar-los-problemas-de-las-personas-mayores-e-insistirLos adultos son personas muy importantes, por el solo hecho de vivir los años que han vivido, y sacar adelante tantas situaciones y tantos problemas, cada adulto es una historia viviente y cada uno la ha vivido de manera diferente en su contexto, con su historia y con sus oportunidades de vida.

Por ello es muy importante tomar a cada adulto de manera individual, no generalizar, ni por patología, ni por vivencias, cada adulto contara una historia y con ella enriquecerá su mundo o en su defecto lo llevara al sufrimiento.

Lo más importante es reconocer la individualidad de la persona, y que ella nos cuente nos diga, lo que ha pasado, lo que ha vivido, y que le demos oportunidad de elegir la manera como quiere vivir.

Por defecto de atención, generalizamos en el trato y con ello sacrificamos la parte más bella de ellos, decidimos como debemos de tratarlos, vestirlos y sobre todo alimentarlos, eso hacemos ahora cuando queremos meterlos a una estancia o a una casa de día y darles una actividad que limita su libertad, su creatividad,  las actividades se repiten una y otra vez, no fomentamos el crecimiento personal.

Hay que cambiar esto, si realmente queremos ayudarlos, si realmente queremos tener adultos felices y  con un envejecimiento saludable.

Tenemos que planear actividades creativas, incluyentes y que lleven un crecimiento emprendedor y actividades lúdicas. El adulto no solo quiere pasar sus horas. Quiere pasar sus días sintiendo que vivió por algo y por alguien, les negamos el derecho de amar y amarse.

Sentir que su vida no solo fue una persona más. Si a nosotros nos preguntan: ¿Cómo queremos ser recordadas? Aquí llenaríamos algunas hojas de deseos, y entre ellos como una persona productiva alegre, y sobre todo feliz.

Y que les ofrecemos en los lugares que creamos para ellos, lugares pequeños, sin la luz suficiente, sin espacios agradable, con muchas paredes limitantes, el ser viejo no quiere decir que no estoy viviendo. Quiere decir que mis capacidades han disminuido, pero no con ello la ilusión de vivir cada día. Envejecemos del cuerpo no del alma. Por ello hay que seguir alimentándola cada día.

No todos los adultos están deprimidos, no todos están enfermos de gravedad, hay muchos que aun desean gozar cada momento de sus vidas, pero los hemos engañado haciéndolos sentir que están de más, que estorban y que solo sirven para reducir el espacio donde viven.

Hay que crear la cultura de ofrecer nuevas oportunidades de atención, de trabajo, aún hay muchos adultos productivos que pueden trabajar, solo por el gusto de hacerlo para sentirse útiles, y realmente les da felicidad ayudar a otros.

Así como voluntariados, donde la experiencia ayuda a mejorar las cosas de la vida, y con ello infundimos significado a nuestra vida.

No perdamos la oportunidad de tener un envejecimiento exitoso.


Autora de este escrito:

Dra. María Bertha Covarrubias Manrique

DraBerthaCovarrubias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.