El primer paso para la creación de Ciudades amigables con los mayores


El diseño de las ciudades amigables con las personas de edad, o mayores o ancianas, o como usted quiera nombrarle, es un tema que de inicio compete a los urbanistas y planeadores, a los arquitectos y diseñadores, pero también a los legisladores y políticos de cada localidad. Es un tema de relevancia mundial, que no debe de tomarse a la ligera.

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a un evento en dónde se me invitó a platicar sobre el tema, digo yo un “temononon” por qué hablar de esto en 30 minutos o menos es prácticamente imposible. Me preguntaba como hablar de esto en tan poco tiempo y volví a los inicios de mi incipiente carrera como investigadora. Volví a la empatía.  Y es que no podemos pensar en los otros sin ponernos en sus zapatos, pero curiosamente los llamados otros seremos quienes hoy somos menores a ese número, que ya para mi, es un cliché: 60 años.  Cliché, por qué no por tener 60 años en automático cambias a ser una persona “”mayor””” creo que ser un mayor de hoy es también algo semi atemporal, en fin.  Seremos los que hoy somos considerados como adultos jóvenes los futuros mayores, y adelantarnos a esa visión nos va a ayudar a comprendernos en insertos en ese futuro que puede ser bueno pero puede no serlo.

 

man holding wood cane
Photo by Pixabay on Pexels.com
man running at marathon event
Photo by Luka Siemionov on Pexels.com

 

Y es que no sabemos realmente que nos depare el futuro, podemos hacer ejercicio todos los días y comer bien, pero la vida es impredecible y puede ser que pese a ello el bastón y la andadera sean parte de nuestro día a día. Así que volviendo al tema de las ciudades amigables es urgente ponernos en los zapatos de los hoy mayores, sobre todo de los mayores que tienen problemas de movilidad o como se está diciendo recientemente: personas desorientadas (quienes padecen demencia), así que ahí inicia esto en la empatía, no es posible diseñar nada sin ese sentir, no podemos proyectar espacios y edificios sin ese sentir, sin ser empáticos. Desde hace años propongo al Aging Suit como una herramienta que nos ayudará a gestar políticas públicas basadas en evidencia. La verdad es algo sencillo, el traje puede hacerse de manera casera, ya que su finalidad no es arrojar datos cien por ciento certeros, su finalidad primera es generar empatía para posteriormente brindarle el estudio necesario a cada necesidad detectada.

Puedes saber más sobre el Aging Suit propuesto en mayoresdehoy.com aquí:

El Aging Suit : El traje del envejecimiento…Y Patricia Moore

Ahora Ford se une al uso del TGE para imitar la funcionalidad motriz de los adultos mayores

Claro está que este traje no es la panacea que resolverá todo. Pero es un inicio.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.