Necesidad de ampliar la cultura gerontológica


Es una prioridad continuar buscando conocer más a cómo ayudar al adulto mayor, porque ya no es una opción, cada día se mejoran los avances médicos, y poco a poco va en aumento la edad de los adultos.

Ello conlleva ir educando a los jóvenes para la aceptación de los adultos, porque de ellos dependerá la calidad de vida de los mismos, ellos se podrán visualizar como los futuros adultos, cosa que no se les ha enseñado.

Cuando se les pregunta cómo se ven ellos de adulto, se ven discapacitados, con imposibilidad para comunicarse, o moverse, nunca como una persona funcional.

2803.jpg

La calidad de vida es la opción y ella, la podremos obtener con la cultura,  cultura que debe desarrollarse desde la juventud. Introduciendo desde las preparatorias opciones de estudio sobre la gerontología, sobre la visualización de ellos para mejorar SU calidad de vida, cuidándose con una muy buena alimentación, ejercicio, y sobre todo actividades familiares y lúdicas, dejando atrás la vaciedad de la vida.

¿Que se recomienda?. Trazar una meta de vida, donde en ella se encuentre el vivir por algo, el crecer y cuidarse cada día con valor en el cuerpo que tienen, no es desechable, y no dejar para después la importancia del ser.

La vida no es desechable, y el sentido de vivir se trabaja, buscando un porque diario.

Aunado a ello, se busca educar en la consciencia para despertarla y poner significado a la vida misma.

Cada día las instituciones educativas van descubriendo la importancia de adecuar la cultura, desde la visión de reconocer al adulto desde el punto de vista integral

La cultura inicia desde el ambiente personal, donde descubrimos al adulto como persona que tiene que ser valorada solo por el hecho de existir, que se encuentra con y para nosotros, su fin no es solo cumplir con un destino, sino ser acompañante del entorno.

Valorar su medio ambiente en donde cuidemos su vivienda, en manera adecuada y suficiente, de ahí deriva la salud, en donde cada uno de sus componentes dará un seguimiento adecuado para su persona como la alimentación, rehabilitación, cuidados en su higiene, cuidados profesionales para la salud, las leyes, la administración de su dinero, todo esto debe pertenecer a su protección.

El adulto en sí, se siente no valorado cuando los hijos no respetan su entorno, la ayuda no debe llegar con agresión y hastió del cuidado, sino como una oportunidad para mejorar las relaciones que se han tenido en el transcurso de la vida.

Es sabido que no todos han sido perfecto, pero no por ello no deben tener otra oportunidad, o brindar calidad de vida cuando la enfermedad se apodera de él.

Hay que brindar un respeto extremo en el cuidado, en su trato para que no pierda su sentido de vida.

Sigamos fomentando la educación, y todo lo que podamos aportar para mejorar la calidad de vida del adulto.

Cuando tengamos la oportunidad de estudiar lo referente a gerontología, hagámoslo, cada día hay nuevas oportunidades y nuevos paradigmas.

DRA. MARÍA BERTHA COVARRUBIAS MANRIQUE

ANTONIANOS 1

COLONIA CAMPANARIO

CEL 6622565722

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.