¿Integrar a los mayores?


Depende de que mayores hablemos, pero está claro que los mayores de hoy, aquellos que imponen tendencias, que siguen aportando a la sociedad, ellos, ellos se integran solos. Es una realidad, pensaba esto al darme cuenta que al día de hoy todo gira entorno a los mayores de hoy, por lo menos en mi vida. Pues estos mayores están presentes en mi vida ayudándome a pasar momentos complicados, están apoyando con actividades que quizá en otros tiempos no podrían hacerlo ¿Cómo cuales?

smiling man sitting in front of blue table

Photo by Brett Sayles on Pexels.com

La abuela en la clase abierta de karate do. 

Así es, en estos días recientes he visto a más de una abuela con su nieta o nieto tomar una clase de karate do, brincar los aros, hacer carreras. Y si, abuelas mayores de 60 años, dispuestas a disfrutar de sus nietos de una manera poco trillada, no sentadas en una mecedora contando historias, sino viviendo historias con sus adorados nietos.

Mayores en reuniones generacionales.

Ya es un clásico. Y no es que se reúnan en solo una ocasión, los hay quienes hacen comidas o desayunos dos veces al año o de manera mensual. Y es algo que les fascina, les encanta recordar con sus compañeros de generación, pero sobre todo identificarse con ellos y seguir compartiendo la vida que están viviendo.

Mayores que trabajan.

Pediatras, ginecólogos, docentes e instructores, ingenieros. Ellos y ellas siguen laborando de una manera incansable, con toda esa experiencia que la vida les ha dado van rompiendo barreras y aunque el cuerpo puede avisarles que deben de bajar un poco el ritmo, buscan la manera de continuar, pues los años les han enseñado como sortear esos obstáculos.

Así que estas personas mayores se integran a la sociedad por sí mismos. Quizá a quienes debemos de ayudarles a la reinserción social son a los mayores dependientes, los que no salen de sus casas y no son protagonistas de estas historias de éxito. Y no va a ser nada sencillo, pero hablando de ellos es cómo se inicia. La integración se da con el lenguaje que utilizamos, dejar de llamarles bebés o tratarlos como niños pequeños. Con una mirada, una expresión podemos iniciar.

 

Anuncios

Por favor deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.