Eliminando las escaleras …


Por supuesto que cuando se habla de accesibilidad, en cuanto a motricidad se refiere, se piensa en la eliminación de las escaleras. Pensando en nuestro futuro incierto (parafraseando a mi padre) es que decidimos re diseñar nuestro hogar, para evitar pasar por situaciones bochornosas (para unos) y deprimentes (para otros), situaciones que si no tenemos una visión amplia no podremos ver. Por más cremas antiarrugas que nos coloquemos, por más ejercicio que realicemos, siempre está la posibilidad de ser dependientes en alguna ocasión, de ver mermadas algunas de nuestras capacidades mientras envejecemos. La existencia de esa p o s i b i l i d a d es la que me motiva a escribir en mayoresdehoy.com desde hace años. Esa posibilidad me impulsa a repensar la configuración de mi hogar y de mi trabajo.

Photo by Christa Grover on Pexels.com

Eliminar las escaleras es uno de los pasos obvios que todos solemos notar, un paso que puede implicar demolición, puede implicar un gasto enorme, un elevador, puede implicar un cambio muy significativo en la vida de una persona, puesto que a veces al no poder eliminarlas lo que se hace es olvidarnos de que existe un segundo piso y vivir en la planta baja. Recuerdo a una tía que planeo eso con antelación (quizá ustedes conozcan a alguien así) ella compró una cama de hospital, la colocó en un cuarto del primer piso y ahí pasó sus últimos días. Pero…¿es esa la solución? quizá si ya tenemos nuestra casa de toooda la vida esa sea la mejor solución, pues no nos mudaremos y posiblemente derrumbar o adquirir un elevador no sea lo más viable. Pero ¿qué pasa cuando recién estamos planeando nuestra casa? ¿qué pasa cuándo vamos a adquirir una vivienda? Si estuviéramos conscientes de nuestra esperanza de vida, de las posibilidades futuras, seguramente desde el inicio diseñaríamos nuestros espacios de manera diferente o ahorraríamos para ese elevador.

Photo by Jimmy Chan on Pexels.com

Pero, debo decirlo, eliminar las escaleras es lo más visible, lo que todo mundo sabe (o por lo menos la mayoría), pero otros datos más específicos son obviados, aspectos pequeños que parecen no tener importancia, pero ¡sí que la tienen!, por qué un pequeño resbalón en el baño puede derivar en una fractura de cadera, que puede traducirse a muchos años de movilidad reducida, depresión y ansiedad… dependencia. Un sencillo consejo de diseño de ambientes para nuestra vejez puede cambiar nuestro futuro, puede ser la diferencia entre un envejecimiento patológico y un envejecimiento sostenible y activo, aunque claro está que hay muchas enfermedades que no podemos evitar con el diseño de ambientes, pero existen otras que podemos atenuar como en el caso de las demencias (de eso hablaremos después). Así que el diseño de ambientes no es una trivialidad, ni una necesidad creada o de poca importancia, pensemos que vamos en lo correcto al eliminar las escaleras , pero que el camino es más largo que solo esa acción.

Si quieres mejorar un vivienda y no sabes por dónde empezar, si cuidas a una persona mayor con demencia o con dependencia funcional puedes contactarme .

Anuncios

Un comentario en “Eliminando las escaleras …

Por favor deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.