Reflexiones…mirando a mi abuelo


Photo by alexandre saraiva carniato on Pexels.com

Pudiera parecer que ya no nos dan nada, ahí sentados sin decir nada. Muchos mayores con dependencia parecieran (para algunos) no dar algo más que trabajos y cansancios. No lo veo así. Los mayores con dependencia nos dan retos y creo que nos tocan el alma en muchas formas. Nos ayudan a darnos cuenta de lo importante que tiene la vida, a valorar la salud que se tiene y en sí a valorar los días que tenemos por venir y los que pasaron ya. Los mayores de hoy que están en cama, que requieren ayuda nos dan oportunidades para ser mejores seres humanos, nos brindan reflexiones [fuertes] que, posiblemente, no desemboquen en un producto interno bruto alto o en muchos recursos económicos que el estado requiere para funcionar, nos dan reflexiones profundas que van más allá del sistema económico y político.

Mirando a mi abuelo, mientras cargaba a mi bebé, pensaba en la vida. Reafirmando pensamientos como: Es necesario que al inicio y al final de nuestra vida se nos de la misma importancia como seres humanos. Yo cambio el pañal de mi bebé cada que lo ensucia, por que la amo, por qué la quiero sana y feliz, la ejercito y estimulo cada que puedo durante todo el día y busco brindarle confort cada momento. Pienso mucho en su bienestar. Así debiera de ser el trato a los mayores con dependencia. Sé que no es lo mismo, mi madre suele decir “es una vela que se va apagando” (en referencia a la gente mayor que se encuentra ya en un estado de dependencia total), yo creo que las velas que se consumen tienen cierto romanticismo, ver como “titilan” hasta el final suele ser algo hipnótico. Mirar a la vejez de esta manera pudiera cambiar la forma en cómo se cuidan a las personas mayores con dependencia.

Por lo pronto agradezco a mis tías que cuidan diariamente a mi abuelo, miro como se cumplen las proyecciones de envejecimiento poblacional, teniendo tías mayores de 60 años cuidando a un casí centenario… miro y pienso que necesitamos cambiar muchas cosas en nuestra forma de vida, desde lo que consumimos, lo que construimos, como trabajamos… etcétera.Recién mi tía me contaba los problemas para realizar trámites legales con respecto a mi abuelo, tuvo que llevarlo a poner su huella dactilar en un documento. Mi abuelo pesa mucho (solía medir más de 1,85 cm) ahora usa silla de ruedas y grúa para trasladarse, solamente abre sus ojos, pero ya casí no habla…. ¡firmando un documento en una oficina del gobierno! Hay mucho que cambiar….mucho que de v e r d a d transformar.

Anuncios

2 comentarios en “Reflexiones…mirando a mi abuelo

  1. Hola, son experie muy interesantes, que nos permite llegar atomar conscias de vida que ellos vivieron ,se cuidaron fueron responsables con sigo mismos ,valorando la vida,mi padre vivió entero 100 maravillosos años.

    Le gusta a 1 persona

Por favor deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.