Alivia el estrés del cuidador con los secretos mejor guardados del Tai Chi


Photo by Shiva Smyth on Pexels.com

La tarea de asistir a un adulto mayor con dependencia es por demás noble y gratificante, pero, a su vez, puede ser exigente y estresante. Aquellos que dedican su tiempo a la atención de personas dependientes reconocen estar cansados, con tensión en sus músculos y con creciente agotamiento emocional. 

Y no hace falta ni decirlo, pues si estás leyendo esto probablemente lo sepas por experiencia: Ser cuidador no es tarea sencilla y si no se toma con calma puede terminar afectándonos la salud. Por ello la expresión “cuidarnos para poder cuidar” está tan en lo cierto. ¿Sabías que ya los chinos antiguos transitaban por esos caminos? 

En China, allá por 1800, los sabios concluyeron que realizar una serie de ejercicios con lentitud, podría generar resultados magníficos en la mente y las emociones de quienes lo practicaran. 

Continúa leyendo, te contamos por qué el Tai Chi podría ser una disciplina ideal para alguien como tú, que cuidas de una persona y necesitas un poco de equilibrio en tu cuerpo y mente.  

¿Qué es el Tai Chi?

El Tai chí, taichí o T’ai-Chi-Ch’uan es un arte marcial nacida en China, basado en principios espirituales y físicos, donde el cuerpo y el alma/mente se alinean con el universo a través de movimientos “coreográficos” coordinados y lentos. 

En la actualidad, millones de personas en el mundo lo practican, y si bien muchas veces se adapta a la geografía y a la cultura local, los principios básicos de su filosofía se mantienen intactos, y es por eso se ha extendido tanto y es tan común ver grupos practicándolo al aire libre en parques y plazas. 

¿Cómo funciona? 

Es una técnica que trabaja con la fuerza de los músculos de todo el cuerpo, pero también con la mente y las emociones. En este aspecto, funciona a muchos niveles, como si se tratase de un hobbie, pero que también involucra trabajo corporal. 

Es tan relajante que sus beneficios pueden notarse poco tiempo después de haber comenzado a practicarlo, incluso al terminar una clase, la sensación de paz y tranquilidad puede invadirnos por completo, mejorando nuestro humor y nuestro descanso nocturno.  Y también cambiando algunas perspectivas sobre cómo vemos la vida. 

¿Suena bello verdad? ¿Pero qué más?

Sencillamente, el Tai Chi es una secuencia de movimientos lentos y circulares que se conectan el uno con el otro y lo hacen de manera suave y dinámica, al mismo tiempo que se acompaña con la respiración. Ayuda también a mantener la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio. 

Es cierto que se creó como una práctica de defensa personal, sin embargo, con el tiempo se fue transformando en una herramienta de meditación y relajación con excelentes resultados para la salud de las personas.  

¿Cómo es que esta disciplina elimina el estrés del cuidador?

Los ejercicios ayudan estirar suavemente los músculos, las articulaciones y los tejidos blandos sin demasiado esfuerzo físico, por eso es ideal para las personas que quizá no están preparadas para cansadoras rutinas. 

Ayuda a liberar tensiones mediante el estiramiento y el uso de la respiración, y a su vez nos da flexibilidad en áreas agarrotadas por el trabajo de cuidador, como lo son la espalda, el cuello, los hombros, la cintura y los brazos. 

La calma también llega a través del ejercicio de la respiración, pues cada movimiento se acompaña con inhalaciones y exhalaciones lentas y profundas. Esto ayuda mucho a mantener la mente enfocada y más calma.

¿Cómo saber si el cuidador está estresado? 

Entre los síntomas más comunes que puede experimentar un cuidador sobrecargado podemos encontrar: 

  • Ansiedad
  • Ira descontrolada 
  • Consumo desmedido de tabaco u alcohol  
  • Cansancio físico
  • Aislamiento social 
  • Desesperanza 
  • Dolores de cabeza
  • Falta de apetito 
  • Principios de depresión
  • Angustia 
  • Llanto repentino

Puedes complementar esta información con una serie de Claves Esenciales para Cuidadores; aquí podrás acceder a una interesante guía para aprender a gestionar mejor las emociones cuando la vida de adultos mayores está en nuestras manos. 

12 Beneficios practicar Tai chi 

  1. Menos estrés, ansiedad y depresión
  2. Mejor estado de ánimo
  3. Mayor capacidad aeróbica
  4. Aumento de la energía y la resistencia
  5. Mayor flexibilidad, equilibrio y agilidad
  6. Más fuerza y definición muscular
  7. Mejorar la calidad del sueño
  8. Mejorar el sistema inmunológico
  9. Reducir la presión arterial
  10. Mejorar el dolor articular
  11. Mejorar los síntomas de la insuficiencia cardíaca congestiva
  12. Mejorar el bienestar general

¿Cómo comenzar a practicar Tai Chí?

Siempre es buen momento para comenzar a hacer aquellas cosas que nos hacen bien. Pero si te preocupan las cuestiones más formales, es cierto que el Tai Chi tiene una técnica y mucho estudio, pero para comenzar, puedes hacerlo a través de ejercicios bien sencillos y de apoco ir perfeccionándolos. 

Eso sí, tendrás que estar dispuesto a relajar la mente, pues esa es su base, intentar conectarte con tu cuerpo a través de tu respiración y un pensamiento calmo. Al principio puede costarnos, pero seguramente pronto podrás dominarlo. 

Puedes acompañarlo de música relajante y suave, o sonidos de la naturaleza que puedes encontrar tranquilamente en Internet, o simplemente del silencio y el sonido rítmico de tu respiración, o la calma de tu jardín por la mañana, tú elige.

Y respecto al mejor horario, eso solo tú podrás organizarlo. Elige un momento donde sepas que estarás tranquilo y que nada podrá interrumpir tu momento de relajación y descanso. Desconecta tus dispositivos y déjate llevar por el Tai Chi. 

Unas últimas palabras especiales para ti…

Recuerda que si sientes cansancio físico y emocional no es porque estés haciendo mal tu tarea o porque no sea una tarea para ti, sino que solo necesitas un momento para relajarte y desconectarte de tus responsabilidades, es normal, a todos les pasa lo mismo. 

Si necesitas un momento solo para ti, puedes encontrar en esta disciplina una actividad tranquila y no exigente que te ayude a sentirte mejor y que podrás ir perfeccionando con el tiempo.

También puedes conectarte con otras personas que estén atravesando por lo mismo que estás pasando en este momento. Compartir experiencias y testimonios te hará sentir que no estás solo.

Por ejemplo, puedes probar con la comunidad de Vida De Cuidador, un sitio seguro pensado 100% para personas como tú

 ¿Qué opinas al respecto? ¿Crees que será una buena idea para sumar a tu rutina? 

Por favor deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .