Cuidadores

De acuerdo con la Sala de Prensa del Vaticano, organizado por la Academia Pontificia para la Vida y la Cumbre Mundial de Innovación para la Salud (World Innovation Summit for Health WISH), en los días 11 y 12 de diciembre, se realiza, en el Augustinianum de Roma, el simposio internacional “Religión y ética médica: Cuidados paliativos y salud mental durante el envejecimiento”.

Cultura del descarte

Dijo Mons. Paglia que los dos temas escogidos para este Congreso son importantes para el futuro de nuestras sociedades y no solo para la asistencia sanitaria, “porque los enfermos y ancianos son considerados como personas que no tienen nada más que ofrecer”.

“No sirven, son un peso para nuestras sociedades que hacen de la eficiencia un mito absoluto”.

“El simposio que comienza mañana, -destacó el presidente de la Pontificia Academia para la Vida- combina dos cuestiones importantes para el futuro de las políticas sanitarias en muchos países del mundo y no solo de Occidente.

Por un lado, asistimos a un envejecimiento creciente de la población; por otro, la difusión de una cultura de eutanasia, porque los enfermos terminales y las personas de edad avanzada son considerados descartables en un mundo centrado en el beneficio y la economía, y las políticas sanitarias generalmente dan ocasión a una mentalidad contabilista”. (JSG)

Origen: Vaticano organiza Simposio Internacional sobre Cuidados Paliativos y Salud Mental en la Vejez

De acuerdo con la OPS estas son algunas de las estrategias:

Reclutar y capacitar a los ancianos para que se encarguen de visitar o acompañar a otras personas mayores que viven marginadas.crear grupos de apoyo para las víctimas de malos tratos.

Preparar programas comunitarios para fomentar la interacción social y la participación de los mayores.

Construir redes sociales de personas de edad avanzada en las aldeas, los vecindarios y las unidades habitacionales.

Trabajar con las personas mayores en la elaboración de planes de “autoayuda” que les permitan ser productivas.

Prevenir el maltrato de los ancianos ayudando a sus agresores a resolver sus propios problemas, en particular a los hijos adultos, es una tarea difícil. A continuación se enumeran algunas de las medidas que pueden resultar útiles:

Proporcionar servicios para el tratamiento de los problemas de salud mental y abuso de sustancias psicotrópicas.

Ofrecer trabajo y educación.

Encontrar nuevas formas de resolver los conflictos, especialmente en los casos en que el papel tradicional de los mayores en la resolución de conflictos se ha debilitado.

También es mucho lo que se puede hacer para prevenir el maltrato de las personas mayores en los ámbitos institucionales. Entre las medidas que pueden resultar útiles cabe mencionar las siguientes:

Elaborar y ejecutar planes de asistencia integrales.

Capacitar al personal.

Diseñar políticas y programas que tengan en cuenta el estrés del personal relacionado con su trabajo.

Elaborar políticas y programas para mejorar las condiciones físicas y sociales de la institución.

Fuente: Krug, E. G., Dahlberg, L. L., Mercy, J. A., & Zwi, A. B. (2003). Informe mundial sobre la violencia y la salud.

Para el año 2030 habrá 15 millones de personas mayores en el mundo con trastornos mentales graves y la depresión será la segunda causa de discapacidad es dicha población, señaló la especialista del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, Ana Luisa Sosa.“

La depresión predispone a muchas enfermedades como demencia o infarto o eventos vasculares. Se ha demostrado que la depresión afecta a una de cada cinco personas mayores; los trastornaos de ansiedad acompañan otras patologías mentales y físicas”, refirió la doctora mediante el Boletín del Instituto Nacional de Geriatría (INGER).

La salud mental explicó, es un componente esencial del bienestar en todos los momentos de la vida aunque en la edad adulta cobra un papel fundamental puesto que los protege de enfermar y contribuye en los procesos de recuperación y rehabilitación; no obstante, existe poca atención para dicho grupo poblacional, generalmente por estigmas.

Origen: Para 2030 habrá 15 millones de adultos mayores con trastornos mentales