La microbiota intestinal tiene la clave para envejecer de forma saludable

En un estudio reciente llevado a cabo por la Universidad de Oviedo, liderado por los doctores Carlos López-Otín y Pedro Moral Quirós, se ha observado que la microbiota intestinal de individuos longevos es diferente a la de ratones con progeria, enfermedad que se caracteriza por un envejecimiento acelerado, y contiene más bacterias beneficiosas.

“El tipo de vida que llevamos en la actualidad, el estrés, una alimentación inadecuada (tanto en cantidad como en calidad), así como factores ambientales como la polución, tienen efectos negativos sobre esta”, afirma la doctora Mikele Macho, adjunta del servicio de Microbiología Clínica y Control de Infección del Hospital Universitario Basurto y miembro de la Asociación Microbiología y Salud (AMYS).

Esta especialista recomienda estar alerta para identificar los síntomas más frecuentes que pueden aparecer cuando la microbiota está alterada y que están relacionados con el metabolismo y la digestión de los alimentos como son: dolor e hinchazón abdominal, molestias intestinales, gases, estreñimiento o diarrea.Según la doctora, existe una correlación entre la microbiota intestinal y diversas patologías como la obesidad, la enfermedad inflamatoria intestinal, la alergia, el asma, la diarrea por Clostridium difficile, el cáncer colorrectal y las alteraciones del sistema nervioso central. Una vez está dañada los efectos adversos pueden atenuarse a través de la dieta y los alimentos funcionales como los probióticos y los prebióticos.Los probióticos son microorganismos vivos que ingeridos en proporciones adecuadas son beneficiosos para la salud, y que se pueden encontrar en alimentos como el yogur, la leche fermentada y el queso, entre otros.

Por el contrario, los prebióticos son substancias no digeribles, como la fibra, que estimulan el crecimiento y la actividad de determinadas bacterias beneficiosas del intestino.“Todas estas medidas tienen múltiples efectos positivos sobre la función del sistema inmune, la regulación de neurotransmisores y la reducción del estado inflamatorio propio del envejecimiento”, destaca la Dra. Macho. Además subraya que “aunque de momento el transplante fecal solo se utiliza para tratar la diarrea por C. difficile y, así, recuperar la biodiversidad y el equilibrio bacteriano más saludable, su aplicación podría ser muy beneficiosa en otro tipo de enfermedades o en el envejecimiento”.

Leer el artículo completo aquí: La microbiota intestinal tiene la clave para envejecer de forma saludable

Anuncios

Tres claves para envejecer mejor – 16/09/2019 – Clarín.com

Uno de los principales desafíos que presenta el envejecimiento de la población es cómo lograr aumentar la cantidad de años vividos con salud.

Ana María Cuervo, co-directora del Instituto Albert Einstein para la Investigación del Envejecimiento de Nueva York, aseveró que “la clave para envejecer mejor está en comer menos, dormir más y practicar ejercicio moderado“. En cuanto a la alimentación, recomendó también recudir el consumo de azúcares refinados, ya que, según dijo, eso ayuda a mejorar el tiempo libre de enfermedad.

Cuervo añadió que “si podemos cambiar la forma en la que envejecemos a nadie le importará vivir más años, pero debemos partir de la base de que es un proceso multifactorial”.

El objetivo no es conseguir “vivir para siempre”, sino tener la posibilidad de actuar para que los “achaques asociados a la edad no comiencen a los 50 o 60 años, sino a los 90”, dijo la investigadora española.

Leer el artículo completo aquí: Tres claves para envejecer mejor – 16/09/2019 – Clarín.com

La atención centrada en la persona con demencia, algunas recomendaciones

De acuerdo con una revisión de literatura científica enfocada en la atención centrada en la persona con demencia, realizada por  los investigadores: Sam Fazio, PhD, Douglas Pace, CNSJanice Flinner, MS y  Beth Kallmyer, MSW , publicada en el Journal “The Gerontologist” en 2018 se plantean las siguientes recomendaciones:

 

  1. Conozca a la persona que vive con demencia.

    El individuo que vive con demencia es más que un diagnóstico. Es importante conocer a la persona única y completa, incluidos sus valores, creencias, intereses, habilidades, gustos y disgustos, tanto pasados ​​como presentes. Esta información debe informar cada interacción y experiencia.

    portrait photo of elderly man leaning chin on his hand palm

    Photo by Andre Moura on Pexels.com

  2. Reconocer y aceptar la realidad de la persona.

    Es importante ver el mundo desde la perspectiva del individuo que vive con demencia. Al hacerlo, se reconoce el comportamiento como una forma de comunicación, promoviendo así una comunicación efectiva y empática que valida los sentimientos y se conecta con el individuo en su realidad.

    man and woman smiling

    Photo by rawpixel.com on Pexels.com

  3. Identifique y apoye las oportunidades continuas para un compromiso significativo.

    Cada experiencia e interacción puede verse como una oportunidad de compromiso. El compromiso debe ser significativo y útil para la persona que vive con demencia. Debe apoyar los intereses y preferencias, permitir la elección y el éxito, y reconocer que incluso cuando la demencia es más severa, la persona puede experimentar alegría, comodidad y significado en la vida.

    grayscale photo of laughing old man

    Photo by Flickr on Pexels.com

  4. Construir y cultivar relaciones auténticas y afectuosas.

    Las personas que viven con demencia deben formar parte de relaciones que los traten con dignidad y respeto, y donde su individualidad siempre esté respaldada. Este tipo de relación afectiva se trata de estar presente y concentrarse en la interacción, más que en la tarea. Se trata de “hacer con” en lugar de “hacer para”, como parte de una relación de apoyo y beneficio mutuo.

    aged black and white cane elderly

    Photo by Pixabay on Pexels.com

  5. Crear y mantener una comunidad de apoyo para individuos, familias y personal.

    Una comunidad de apoyo permite la comodidad y crea oportunidades para el éxito. Es una comunidad que valora a cada persona y respeta las diferencias individuales, celebra los logros y las ocasiones, y proporciona acceso y oportunidades para la autonomía, el compromiso y las experiencias compartidas.

    grayscale photo of people raising hands

    Photo by Luis Quintero on Pexels.com

  6. Evaluar las prácticas de cuidado regularmente y hacer los cambios apropiados.

    Hay varias herramientas disponibles para evaluar las prácticas de atención centradas en la persona para las personas que viven con demencia. Es importante evaluar regularmente las prácticas y modelos, compartir hallazgos y realizar cambios en las interacciones, programas y prácticas según sea necesario.

man person people old

Photo by Pixabay on Pexels.com

Fuente:

Sam Fazio, Douglas Pace, Janice Flinner, Beth Kallmyer, The Fundamentals of Person-Centered Care for Individuals With Dementia, The Gerontologist, Volume 58, Issue suppl_1, February 2018, Pages S10–S19, https://doi.org/10.1093/geront/gnx122