La jubilación como proyecto familiar

La jubilación como proyecto familiar

Por Gabriel Ramos

Un aspecto que frecuentemente se presenta en la vida social en la edad adulta intermedia es la repercusión que la jubilación puede tener en la familia, por lo que comentaremos algunas situaciones relacionadas con el tema.

La jubilación trae consigo, algunas veces, problemas de orden psicosocial que si no se saben superar causan una serie de conflictos al jubilado y a su familia:

  1. Desorientación
  2. Incapacidad para la toma de decisiones
  3. Inactividad
  4. Desadaptación – nostalgia por el trabajo-
  5. Estados de ansiedad, melancolía y depresión
  6. Complejo por ser mayor que los demás y
  7. Conflictos familiares.

En esta ocasión nos concentraremos en el punto 7:

Al estar totalmente desocupados los jubilados pasan la mayor parte del tiempo en la casa, interviniendo en labores por las que nunca fueron responsables, supervisando actividades hogareñas que antes no atendían o no le preocupaban. Se levantan temprano como estaban acostumbrados, hacen levantar a toda la familia, critican la comida y la hora en que se sirve, les irrita si los alimentos están fríos y también si están muy calientes.  El refrigerador vacío, la ropa arrugada, los muebles en cierto orden. La llegada tarde de hijo y la visita de los amigos a la hija. En fin se incomodan todo el tiempo y por todo.

Todo lo anterior acarrea conflictos familiares, la señora y los hijos se quejan permanentemente por las molestias que causan estas personas al vivir desocupadas todo el día fiscalizando las labores y los movimientos de todos.

Por otra parte la familia no llega a acostumbrarse a tener todo el día en casa a una persona que antes no permanecía ahí por largo tiempo, en unos casos terminan optando por dejar ellos mismos la casa.

Otros jubilados prefieren ceder el mando a la señora y les traspasan el control de la pensión o jubilación, aun cuando antes nunca llegaron a permitirlo. Terminan aislados por la familia misma y se convierten en un mueble más que estorba y que nadie mira.

Existen actitudes positivas, que conducen por buen camino hacia una satisfactoria jubilación, y actitudes negativas, que la convierten en trago amargo que a veces parece que nunca pasará.

Actitudes negativas: evadir el tema, no prevenir (actividades, proyectos o la economía), reducir el campo de intereses, dejar de frecuentar a los amigos, quedarse en casa de modo permanente, desarrollar una conducta y pensamiento egocéntricos, descuidar la propia imagen corporal y moral, vivir sin horario ni planeación alguna, fantasear constantemente en el pasado (mirar hacia abajo en lugar de mirar hacia lo alto), alejarse sistemáticamente de una vida espiritual.

A continuación te presento mi propuesta: la jubilación como proyecto familiar compartido.

En lugar de que el jubilado permanezca todo el día en la casa sin hacer prácticamente nada, propongo que siga ocupado ya sea de tiempo completo, parcial o trabajando de manera independiente en proyectos en los que tenga experiencia, para que continúe desempeñando una labor productiva y enriquecedora que enorgullezca a su familia y en la que sus propios miembros también pueden participar, donde se dejan muy claro los papeles de cada miembro en la unidad familiar que debe desempeñar. Donde se respetan las relaciones, las individualidades y donde tanto la actividad de trabajo, recreación y estudio, se comparte en un verdadero equipo familiar.

Para lograr lo anterior, es conveniente que se practique un tiempo de “jubilación de prueba”. Debes permanecer en tu casa durante un mes y tratar de desarrollar nuevos intereses, formas de vida y aspiraciones. Al jubilarte no te sientes a esperar a que la gente te llame, sal a buscarla. Insiste en los contactos sociales y en recuperar viejas amistades de todos aquellos diferentes grupos que dejaste por el trabajo. Fija horarios para tus actividades: horas para trabajar, para juegos o deportes, para descansar a solas y para estar con la familia, la pareja, los amigos y parientes.

Tras el retiro ya sea por pensión, jubilación o decisión personal, el retirado puede asumir algunas responsabilidades domésticas adicionales, practicar sistemáticamente un ejercicio o un deporte, cultivar amistades con acciones útiles concretas, prestar servicio profesional y social a otros a través de su inserción en proyectos específicos, iniciar un nuevo giro de actividad o negocio, convivir más y ser mejor cada día con el cónyuge, pero de un modo planeado y de común acuerdo. Lo anterior se puede realizar si todos los miembros de la familia se reúnen y acuerdan en conjunto todo el plan.

La comunicación y satisfacción entre los miembros de la familia crece en la medida en que la jubilación de los mayores es un proyecto compartido. Quien se jubila debe tener un plan que dé sentido y fruto a esta etapa, y ese proyecto vital no debe ser personal, sino familiar a fin de que sea comprendido, apoyado y provechoso para todos.

La sociedad necesita, sin lugar a dudas, la colaboración positiva de todos los jubilados desde las familias y para las familias; trabajo que de un modo u otro trascenderá a la comunidad. Existen muchas iniciativas a través de instituciones públicas y privadas para personas en edad adulta intermedia en las que, además de ocupar provechosamente su tiempo, colaboran con causas nobles relacionadas con distintos sectores de la sociedad; desarrollan aprendizajes, hacen nuevas amistades, se ayudan a sí mismos y a los demás. Muchos jubilados profesionistas cuentan con verdaderos tesoros de experiencia que no hay que perder y pueden fructificar como asesores en su ramo o emprender o apoyar muchas iniciativas relacionadas.

Actitudes acertadas que deben presentan: mirar con ilusión “la edad del júbilo”, planear a qué se dedicaran y, sobre todo, para qué, crecer en generosidad y servicio, “hacer escuela” de aquello que saben, reducir sus expectativas en aspectos materiales y aumentarlas en espirituales, centrarse más en la calidad que en la cantidad de su acción, esforzarse por estar en forma física y psíquicamente, exigirse en virtudes que implican interés por los demás, crecer en confianza y optimismo y mirar con realismo su propia situación.

Esperar y preparar la jubilación es necesario no sólo porque es inevitable tarde o temprano nos llega, repercutirá en nuestra persona física, psicológica y socialmente y requerirá un proyecto que permita afrontar bien las naturales repercusiones; sino porque ¡la jubilación es justa y hay que aprovecharla!, porque cada hombre y mujer es un proyecto sin término.

Directorio:

captura-de-pantalla-2016-11-10-a-las-11-33-40-p-m

Centro de Desarrollo Humano y Empresarial

Documento diseñado y elaborado por el Coach Gabriel Ramos

Correo electrónico: gabrieramos4@yahoo.com.mx

Teléfonos: 6648-3759 y 0445585811919

Anuncios

Aprendizaje continuo toda la vida

 

Aprendizaje continuo toda la vida

Por Gabriel Ramos

foto-corbata-grz

APRENDE TODA LA VIDA

Aprender a lo largo de toda la vida, no sólo es una buena idea, sino un ingrediente de vital importancia para mantener el cerebro en buenas condiciones. El cerebro fue hecho para aprender, eso es lo que mejor hace.

Aprender a lo largo de toda la vida tiene todo que ver con ser curiosos; con estar abiertos a nuevas experiencias y también con realizar muchas preguntas siempre.

Aprender es un proceso natural. La información abunda a nuestro alrededor, está ahí para que la tomemos. Aprender nos ayudará de manera incalculable a mantener nuestro cerebro y nuestra mente en buenas condiciones y seguir aprendiendo.

7-aprender-algo-nuevo

10 formas de aprender toda la vida

1 BUSCA ALGO NUEVO QUÉ APRENDER

Todos tenemos áreas de las que sabemos algo y nos sentimos bien. Sal de tu zona de confort, de esa área que ya conoces, pues el cerebro está haciendo muy poco ejercicio con lo que ya sabe. Para ejercitarlo en forma adecuada, descubre algo totalmente nuevo para aprender.

Intenta nuevas formas de trabajar, entretenerte y divertirte. Amplia tu zona de confort permanentemente.

2 BUSCA EL FOCO

Busca algo nuevo que quieras aprender, y después limita tu enfoque a un área específica de ese campo, esto es, fíjate una meta clara y precisa. Este plan de acción ayuda a tu cerebro a permanecer enfocado y elimina el sentimiento abrumador que se experimenta cuando se recibe demasiada información, y también permite al cerebro hacer conexiones con lo que ya sabe y fortalece las vías neurales.

Por ejemplo: si estas interesado en escribir, limita tu enfoque en alguno de los diferentes géneros existentes: minificción, cuento, novela, poesía, biografías, etc., de esta forma ayudarás a tu cerebro a concentrarse en un área específica de ese enorme campo que es el mundo de la escritura.

 

3 BUSCA RECURSOS

Uno de los mejores recursos es la biblioteca personal o la biblioteca pública pues en ella descubrirás información necesaria para esa nueva actividad a la que te vas a dedicar. Internet es otra excelente fuente de investigaciones, con páginas de búsqueda como Google y Yahoo entre otras, que son útiles para conseguir información sobre licenciaturas, maestrías, doctorados, especializaciones, cursos, talleres, prácticas, ejercicios, lugares, costos, requisitos, características de la oferta, etc.

Actualmente existen infinidad de Universidades y escuelas que ofrecen cursos a distancia gratuitos de muy buena calidad, todo es cuestión de dedicarle tiempo a la búsqueda.

 

4 MANTÉN ABIERTAS LAS POSIBILIDADES

1283932609840591246

Los únicos límites de tu aprendizaje son los que tú mismo te impongas. Debes estar abierto, no te limites. Busca algo totalmente fuera de tu rango normal de tu conocimiento. Por ejemplo, aprende otro idioma, a pintar o a esculpir, a jugar ajedrez, a escribir o a bucear. El objeto del nuevo aprendizaje no es tan importante como encontrar algo que siempre hayas querido hacer y hacerlo ahora.

Yo recomiendo que si la mayor parte de tu vida has trabajado en áreas en las que se requiere el uso del cerebro izquierdo, esto es, aquél en dónde se utiliza la comprensión del habla, de los números y las operaciones matemáticas y lógicas, ahora intentes trabajar y divertirte en un área en la que se requiere la utilización del cerebro derecho, aquél que tiene en su poder la integración de información visual y sonora, para colaborar con la orientación en el espacio y entender el mundo a través de los sentimientos y de las sensaciones.

En mi caso particular, La mayor parte de mi vida trabajé con el cerebro izquierdo: capacitación, psicología, administración, organización, calidad, etc. por lo que ahora estoy incursionando en disciplinas en las que se requiere la creatividad como el coaching, la lectura, la escritura creativa y el diseño de materiales educativos.

 

5 PRACTICA LA SINERGIA

Busca uno o varios compañeros de aprendizaje. Dos o tres personas que logren sinergia y aprendan juntas, se motiven una a otra y den diferentes perspectivas al aprendizaje. Los grupos pequeños son una fuente excelente para un grupo de estudio, pues el aprendizaje se convierte en una vía de doble sentido: tú aprendes solo y aprendes a medida que la gente de tu grupo comparte tus pensamientos y sentimientos.

Por ejemplo en la práctica de la escritura creativa es muy común participar en talleres o grupos en los cuales todos los participantes pasen a leer sus trabajos frente a los demás para posteriormente escuchar sus comentarios y sugerencias de mejora. Así además de no trabajar solo se tiene la posibilidad de obtener comentarios que ayuden a superar los errores y compartir intereses.

Este tipo de intercambios se pueden lograr prácticamente en todas las áreas de la vida humana.

6 DESCUBRE LAS OPORTUNIDADES

Todas las comunidades tienen cursos de educación a través de las Universidades, los sistemas escolares locales y centros de cultura y formación. Busca este tipo de oportunidades en los periódicos o realiza algunas llamadas telefónicas para averiguar lo que puedes encontrar. También puedes utilizar la búsqueda a través de Internet o en las páginas y blogs que generan contenido educativo.

7 ¿DE QUÉ FORMA TE GUSTA APRENDER?

Todos tenemos nuestras formas preferidas de aprender. Descubre cuáles son tus áreas favoritas de aprendizaje, y luego aventúrate en otra forma de aprender, pues esto crea nueva vías neuronales y abre la posibilidad de descubrir algo que quizás nunca se te había ocurrido.

8 PREGUNTAR

Preguntar es tu herramienta más poderosa; las preguntas son más importantes que las respuestas, y no olvides que ninguna pregunta es absurda si tú no conoces la respuesta. Las preguntas llevan a niveles más profundos de entendimiento.

La capacidad de hacer preguntas es la verdadera génesis del aprendizaje; es en ese momento, donde mezclamos información nueva con otras ideas, sintetizamos y preguntamos cuando demostramos la curiosidad. La pregunta es el camino al descubrimiento y al invento.

9 ENSEÑA A ALGUIEN

slider01

La mejor prueba de que se ha aprendido algo es la habilidad para enseñarlo a otra persona. Yo creo que uno en realidad no sabe algo a menos que pueda enseñarlo. La mejor manera de aprender es enseñando.

Se aprende enseñando, es una verdad transmitida por la experiencia de millones de personas. Nos piden que enseñemos tal o cual cosa y terminamos teniendo un dominio sobre el tema mucho mayor que si simplemente tratáramos de aprender.

10 APRENDE POR EL SOLO GUSTO DE APRENDER

Aprender ofrece sus propias recompensas. Aprender es la mejor manera de alimentar el cerebro y la mente, no es un destino, sino, más bien, un excitante viaje de toda la vida.

¿Alguna vez te concentraste en aprender algo por el gusto de aprender? ¿Un tema que no tuviera nada que ver con tu profesión, tu trabajo o alguna obligación?

Espero que sea así porque el aprender por el gusto de aprender es hermoso. Si no ha ocurrido, te animo a que te preguntes qué quisieras aprender por el simple gusto de aprender.

Es interesante que una vez que nos olvidamos de si lo que aprendemos nos sirve, y nos relajamos por completo, el proceso de aprendizaje se vuelve muy divertido. Cuando aprendemos algo que realmente nos interesa el aprendizaje es profundo y real. Este aprendizaje dura mucho más tiempo y nos lleva a nuevas formas de aprendizaje.

¿Y tú, qué te atreves a aprender por tu propia cuenta, por el gusto de aprender?

 


Para más información sobre este tema tan interesante y oportuno para los mayores de hoy pueden descargar aquí un documento pdf del autor.

Pueden contactar al autor de este artículo aquí:

Teléfono celular: 55-8581-1929 o al teléfono fijo 6648-3759
Correo electrónico: gabrielramos4@yahoo.com.mx

 

Vivir es cambiar

Estamos estrenado, el Psicólogo educativo y Coach de personas, equipos y organizaciones; facilitador de programas de formación de coaches en varias organizaciones; consultor y facilitador en desarrollo humano y empresarial; con amplia experiencia en desarrollo de habilidades directivas y  en diseño educativo de cursos y talleres relacionados con el factor humano, Gabriel Ramos, estará colaborando con mayores de hoy escribiendo artículos enfocados en la Vida plena en la edad adulta.

Aquí les dejamos el primer artículo:


Por Gabriel Ramos

Psicólogo educativo y Coach Profesional

con Certificación Internacional

Septiembre de 2016

82952539

 

TENEMOS QUE ACEPTAR LOS CAMBIOS

Hay que aceptar el cambio. Nos han contado mil historias sobre la eterna juventud y sobre qué tenemos que hacer para aparentarla por encima de todo. Vivir es envejecer, vivir es cambiar. Vamos a recordar y a vislumbrar qué es lo que podemos esperar de nuestro proceso natural de vida, lo que es real, lo que es posible. No hay soluciones mágicas, aunque continuamente nos bombardeen por aquí y por allá con supuestos milagros. Vamos a cambiar lo queramos o no, pero en nuestras manos está poder hacerlo en mejores condiciones de salud y bienestar. Disfrutando de una parte importante de nuestra vida.

SER ADULTO NO ES UNA ENFERMEDAD

Ser adulto no es una enfermedad, así que no te sientas enfermo por tener muchos años. Si alguien le echa la culpa de lo que te pasa a la edad… ¡Rebélate! ¡Di que no! Aunque el ser adulto no trae obligatoriamente la dependencia, al ir cumpliendo más y más años, lo que sí ocurre es que nos podemos volver más frágiles. Por eso tenemos que poner todo lo que está en nuestra mano para poder vivir el mayor tiempo posible en las mejores condiciones. Y esto sólo es posible si cambiamos nuestro estilo de vida, es decir, lo que comemos, las actividades que realizamos, las personas con las que nos relacionamos, lo que hacemos y lo que dejamos de hacer.

CÓMO INFLUYE NUESTRO ESTILO DE VIDA

En esto de ser adulto no hay dos personas iguales. Los cambios que percibamos y sintamos pueden variar de una a otra persona. No obstante, lo que sí podemos hacer, como antes hemos mencionado, es cambiar y mejorar nuestro estilo de vida.

¿Cómo hacerlo?

    • Aprende y aumenta tus conocimientos. Disfrutarás más de la vida y tu mente y tu cerebro te lo agradecerán.
    • Haz ejercicio físico, siempre bajo el control del médico correspondiente.
    • Participa en proyectos, haz cosas, planifícalas, llévalas a cabo. ¿Qué? Lo que prefieras: cantar, escribir, leer, trabajar medio tiempo…
    • Ya has dejado de fumar, ¿verdad? Pues entonces nada, no te preocupes.
    • Relaciónate. no estés solo.
    • Haz cosas que te gusten: viajar, cantar, bailar, hablar, jugar, pasear… Lo que quieras, pero recuerda: actividad es igual a salud.
  • Vigila lo que comes.

Una última idea: Los cambios en los estilos de vida sólo se logran con esfuerzo y constancia. Empieza ahora mismo. Este es el momento.

CAMBIOS EN NUESTRO CUERPO

¿Cuáles son los cambios más habituales al ser adultos? ¿Puedo yo influir en ellos?

Cerebro

  • Nuestro cerebro, como nuestro cuerpo cambia. Nuestras reacciones son más lentas.
  • Compensa al cerebro estimulándolo a través de actividades: estudiar, leer, hacer crucigramas, recordar la lista de compras de memoria, existen aplicaciones en Internet para tener la mente en forma, más adelante las veremos.

Funcionamiento físico

  • Con los años, a menudo aumenta un poco el peso, la musculatura se debilita, nos hacemos más rígidos y perdemos elasticidad.
  • No te abandones y tires la toalla. Con un poco de ejercicio físico y una alimentación sana te sentirás mucho mejor y mejorará el funcionamiento de tu corazón y tus pulmones.

Piel y pelo

  • Es normal que notemos un cambio en la textura, apariencia y color de la piel y algo de pérdida de pelo (o mucha).
  • Hidrata tu cuerpo bebiendo agua. Cuídate un poco y usa crema hidratante. A todos nos gusta estar guapos… aunque estemos calvos.

simulador_vidacaixa_665x500

CAMBIOS EN NUESTRAS RELACIONES

Es normal notar, en nuestras relaciones sexuales, cómo el cuerpo funciona de forma diferente y se producen algunos cambios como sequedad vaginal en las mujeres y dificultad de erección en los hombres. No hay que preocuparse. No tenemos veinte años, pero estos problemas hoy tienen fácil solución. Coméntalo con tu médico. No se extrañará si le planteas que tienes algún problema. Tu vida y la de tu pareja son una vida común, es de los dos. Busca la solución con tu pareja; consultad ambos sus dudas. Además, en estas cosas andamos todos un poco despistados. Así que no pienses que lo tuyo es algo raro. No permitas que se afecte tu autoestima.

Está en tus manos ser un adulto en plenitud. Tienes la oportunidad. Ánimo.


Pueden contactar a Gabriel Ramos en:
Teléfono celular: 55-8581-1929 o al teléfono fijo 6648-3759
Correo electrónico: gabrielramos4@yahoo.com.mx
Pueden ver el CV de Gabriel Ramos AQUÍ