Decido quitarme la vida para no ser una carga

Un artículo de la Dra. Bertha Covarrubias Manrique

grayscale photography of person using phone

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

Que dolor encontrarnos con estos razonamientos, cada día son más los adultos que deciden dejar de vivir, por no encontrar un sentido a la vida, por sentirse un estorbo y no encontrar lugar en su propia casa, en su propio entorno.
Cada día son más los reclamos de los hijos, que no saben cómo tratar a sus padres, y no les interesa invertir nada de tiempo en leer los cambios biológicos, psicológicos y espirituales de sus padres, es un tiempo tirado a la basura. Lo más triste es que creen que una consulta les dará la receta mágica para ello. O si tienen que buscar una opción que requiera economía no la buscan, por no tener dinero, o si requiere tiempo, todos están tan ocupados.
Que el adulto se quede donde esta maltratado, mal atendido y con un margen de violencia extremo. No me agrada hablar solo lo negativo, hay que dar opciones a ambos sectores de la población al que cuida y al adulto.
AL QUE CUIDA.
Lo que es necesario es capacitarse para conocer los cambios normales del adulto mayor, su biología, su historia de salud, su estado emocional, su contexto ambiental.
Requiere personal que los instruya, que les puedan enseñar que es lo normal y que es lo
patológico, en donde inicia el cambio, en el estudio del mismo. No dar por sentado que lo sabemos todo, las palabras de “todo está bien” “no se queja” no quiere decir que no pase nada. Hay que identificar los cambios e ir acondicionando el ambiente para ellos.
Si el que cuida sabe cómo es la evolución natural, no tiene por qué angustiarse o cuando se presentan los problemas verlos como una carga sin opción de cuidado.
El tener padres o adultos mayores en la familia, nos identifica como futuros cuidadores, no hay opciones de evasión, porque si no lo hacen ustedes ¿quién?, y al hacerlo tarde, hay grandes opciones de deterioro. Y sentir que no los ven no es una alternativa.

Si el que cuida se prepara, estará en capacidad de marcar la pauta para un cuidado de calidad y de gran fortaleza, porque ello le dará las herramientas, para reconocer que es lo que si puede hacerlo y como.
Preparémonos y busquemos las opciones para conocer más y mejor al adulto, y dejemos de quejarnos porque tarde o temprano.

NOSOTROS SEREMOS EL PROBLEMA. SER VIEJOS.
EL ADULTO.
No hay que esperar llegar a ser adulto para buscar acciones que me lleven a ser un adulto responsable. Dejemos lo cómodo y lo que no nos mortifica, para iniciar la búsqueda al cambio, a la productividad, tal vez ya no económica, pero si emocional.

Cuando es el mejor momento YA. Como lo puedo hacer, es buscar que si es lo que me agrada, como si puedo pasar mis tiempos con nuevos amigos, con nuevas opciones con actividades diferentes, cada ciudad tiene opciones que se han ido implementando de acorde a los adultos, pero siempre les encontramos un pero….no mejor en mi casa.
Démonos cuenta que ahí no está la solución, y ahí es donde causamos problemas, por nuestra pereza al cambio, a nadie le interesa un adulto sin iniciativa, sin ilusiones, sin objetivo.
Busquemos algo que ha estado en mí, despertando ilusiones nuevas, actividades no importa que no me generen economía pero si ilusión.
Activación física a mi ritmo, salidas a juegos didácticos con sentido, no encierro en lugares donde mermo mi economía como los casinos (aun cuando digan que se divierten, no es de beneficio, más que o. para el que los abrió) pueden jugar pero en grupos donde haya convivencia , platicas, risas y deseos de estar acompañados..
Formemos grupos con un sentido, si yo tengo una actividad, saber cocinar, dar clases a las recién casadas, saber construir clases de reparaciones que nos pueden servir a todos. Hay que formar esos grupos.
Busquemos activamente lugares donde generar los cambios, y el cambio se dará cuando se tenga intención real de una atención adecuada. No dejemos que nuestros adultos fenezcan en la indolencia y en la soledad.

 

DRA. MARÍA BERTHA COVARRUBIAS MANRIQUE
ANTONIANOS 1
COLONIA CAMPANARIO
TEL 6622 56 57 22

Anuncios

No lo dejes para mañana – Cosas que no puedes postergar si estás ante la vejez

Si bien estamos envejeciendo de manera diferente, no quiere decir que los procesos biológicos que sufre el cuerpo humano a partir de cierta edad, se hayan eliminado.

Existen muchas campañas alrededor del mundo que hablan sobre la prevención sobre el envejecimiento saludable y activo. Pero muy pocas veces hacemos el debido caso, quizá por temor a hablar de que la dejes esta inminente nuestra vida. Quizás por tener la idea de querer ser jóvenes eternamente, porque si bien es cierto que los mayores de hoy están rompiendo paradigmas, también es cierto que los mayores de hoy se encuentran entre la espada y la pared.

campaign_especial-neumonia.png

vacunatechile.jpg

Una encrucijada.

Muchos mayores de hoy han demostrado ser iniciadores de una nueva cultura de envejecimiento, hemos hablado de los mayores asombrosos quienes, después de sus ochenta años compiten maratones o nadan en aguas abiertas. Existen estos mayores, que van al gimnasio o realizan sus actividades cotidianas, casi como cuando tenía 40 años.

person swimming on body of water

Photo by Guduru Ajay bhargav on Pexels.com

Pero claro está, que las enfermedades  o “los llamados achaques de la edad” se empiezan a presentar queramos o no. Incluso los mayores asombrosos. La encrucijada radical en ir a visitar al geriatra o al médico, para una revisión de rutina con el objetivo de envejecer de manera saludable, pero al mismo tiempo (con esta acción) aceptar que la edad, que el tiempo, en si la vida, nos está cobrando la factura. Claro que estás más notorio si hemos tenido una vida poco sana, como cuando no le hemos dado la importancia necesaria a nuestra salud. Pero también ocurre en las personas que toda su vida han hecho deporte y han mantenido una actitud positiva y sana ante diferencia tapas de subsistencia.

healthy clinic doctor health

Photo by Pixabay on Pexels.com

Es una encrucijada porque el hecho de visitar al médico, cada vez de manera más frecuente  nos recuerda que la vida está pasando. Tenemos que tener diferentes actitudes y cuidados con nuestro cuerpo y con nuestra mente. Es un duelo.

Para hacerle frente a estos cambios es importante primero estar seguros de nuestra esencia de quienes somos, de que queremos seguir haciendo por los próximos años. Los mayores de hoy se encuentran en un momento específico para  la humanidad en donde la vejez empieza “cambiar su tono”.  Y probablemente, existe una polarización entre dos tipos de personas mayores hoy (claro está que nos la única división): Los mayores de hoy activos  (sanos) y  los mayores de hoy dependientes ( enfermos ).

Cruzar la línea entre la salud en enfermedades muy fácil, se tenga la edad que se tenga. Es por ello que,  es importante hacer caso a diferentes recomendaciones de profesionales de salud y dejar atrás los prejuicios que generaciones anteriores nos colocaron dentro de nuestra mente. Acudirá visitas rutinarias con los médicos internistas geriatras o familiares no es nada negativo, es prevención. Vacunarse, así como los niños pequeños lo realizan, es prevención. Cambiar nuestros hábitos alimenticios, aunque esto implique eliminar aspectos culturales, también es prevención. Planear nuestra casa para una vejez independiente es prevención.

Por eso en mayores de hoy podrán encontrar diferentes artículos sobre cómo diseñar mi hogar para mi vejez, consejos de salud, que hacer después de la jubilación o pensión. Entre muchos otros artículos más.

¡Adelante mayores de hoy continúen rompiendo paradigmas pero siempre teniendo presente conceptos como prevención y envejecimiento activo y saludable!

 

¿Que características físicas tiene que tener una residencia para personas con demencia?

Muy recientemente, en este mes de junio de 2019, se ha publicado un poster relacionado con las características que el ambiente construído debe de tener para los centros de día y residencias geriátricas enfocadas en personas con demencia. Los autores son Joanna Sun y Richard Fleming, ambos  de la Universidad de Wollongong, Ner South Wales, Australia.

Les  compartimos algunas partes del poster,  por su claridad y sencillez, pero también por lo atinado que está:

Diseño para la demencia

1. Reducir riesgos. 2. Proveer escala humana. 3. Permitir a la gente ver y ser vista.

 

Captura de Pantalla 2019-06-19 a la(s) 10.42.15

4. Manejar los niveles de estimulación. 5. Dar soporte a la movilidad y al apego. 6. Crear lugares familiares

Design for dementia

7. Proveer oportunidades para estar solo, con otros residentes o con otras personas de la comunidad. 8. Dar soporte a los valores

 

El poster completo puede descargarlo AQUÍ