60 años

En 2005, la noticia de que Adriana Iliescu traería un niño al mundo a los 66 años la hizo dar la vuelta al mundo. Después de encontrar un médico dispuesto a involucrarse en este caso, el ex profesora universitario dio a luz a Eliza con la ayuda de un tratamiento de fertilización.

14 años después del nacimiento de Eliza, los dos continúan llamando la atención.  La madre más vieja de Rumania tiene ahora 81 años y vive con su hija en un modesto apartamento en la carretera del campamento. Según una entrevista con Kanal D, Adriana tiene una pensión de 2000 lei ( al rededor de 420 €, 9,000 pesos mexicanos o 467 dólares estadounidenses), de la cual asegura las necesidades de la familia pequeña.

cum-a-ajuns-adriana-iliescu-cea-mai-batrana-mama-2

Adriana Iliescu en 2019

En el mundo cada día se vuelve un poco más común este tipo de casos de mujeres mayores que se convierten en  madres, como por ejemplo:

En 2006 María del Carmen Bousada Lara, de 66 años dió a luz a gemelos.

María del Carmen Bousada Lara

María del Carmen Bousada Lara

Lamentablemete María del Carmen falleció  en 2009 después de una larga enfermedad tras serle diagnósticado un tumor poco tiempo después de ser madre.

En 2008 Omkari Panwar  de 70 años dió a luz a gemelos.

Omkari-Panwar

Omkari Panwar, 2008

Y recientemente en 2019, Erramatti Mangayamma de 74 años dió a luz también a gemelos.

-Erramatti_Mangayamma_from_India_gave_birth_to_two_healthy_baby_g-m-27_1567776658537

Erramatti Mangayamma y su esposo, 2019

 

Un tema debatible, pero real, está sucediendo con más frecuencia y en palabras de la investigadora Lucie Vidovićová, de la Facultad de Estudios Sociales de la Universidad Masaryk en Brno, República Checa:

No es una tendencia masiva, pero es una tendencia. La referencia a la existencia de madres mayores se remonta a los textos sagrados del Antiguo Testamento, por ejemplo, y la aparente felicidad de alcanzar este nuevo papel a pesar de la “edad inadecuada” parece ser constante.

Aunque el ejemplo del papel de la madre de un niño recién nacido puede parecer bastante extremo y controvertido para una discusión sobre los roles sociales de las personas mayores, sirve para apuntalar la escala de cambio que ha experimentado la vida posterior y cuánto los roles de las personas en esta etapa del curso de la vida se ven afectados.

 

Además de ellas, muchas otras mujeres mayores de 60 años lo han sido:

Naveen-age-5-poses-for-a-photograph-with-her-mother-Rajo-Devi-age-75r-and-Umi-Devi-age-60-L-in-Alewa-India

Rajo Devi, su esposo y su hijo.

ht_freida_birnbaum_kb_120827_wmain

Frieda Birnbaum

 

motehrDM0704_468x518

Patricia Rashbrook

Fuentes:

https://www.viva.ro/galerie-foto/ce-mare-si-frumoasa-s-a-facut-eliza-fiica-adrianei-iliescu-ce-mai-varstnica-mama-din-romania-isi-intretine-copilul-de-14-ani-dintr-o-pensie-modesta-2486256

Vidovićová, L. Population Ageing (2018) 11: 1. https://doi.org/10.1007/s12062-017-9217-z

 

unnamed

Buscar trabajo siempre es una tarea un poco difícil y más aún si tienes más de 50 años. Hoy en día muchas veces se prefiere contratar a gente joven en vez de a gente experimentada y esto ocasiona que las personas mayores tengan dificultades para tener oportunidades.

Y si a eso sumas que mayormente las personas que tienen más de 50 años, además tienen mucho tiempo sin trabajo, pues esto es un plus que dificulta aún más si cabe la posibilidad para que estas personas encuentren un nuevo trabajo. Para motivarte, Gananci te da 4 historias de superación personal como ejemplo.

Por eso el objetivo de este artículo es poder ayudar a estas personas a encontrar un trabajo de una manera más fácil. Si actualmente tienes más de 50 años y no tienes trabajo, te aconsejamos los siguientes puntos:

  1. Demuestra que tienes ganas de aprender: Muchas personas que van a contratar piensan que las personas de esta edad no quieren tener muchas responsabilidades y estrés. Incluso piensan que a esta edad no querrán aprender. Demuestras tus ganas de aprender cosas nuevas y de dar lo mejor de ti.
  1. Optimismo: Cree en tus posibilidades. Hay personas de más de 50 años que ya empiezan pensando que no encontrarán trabajo nunca más. Nunca pierdas la esperanza y te quedes esperando que la oportunidad llegue a ti sino que tu vayas a buscar dicha oportunidad.
  1. Modernízate y hazte visible en internet: Siempre debes estar a la última. Usa redes como Linkedin, una red profesional donde existen miles de reclutadores que quizás estén buscando gente de tu perfil y experiencia.
  2. Sinceridad: Si en tu trabajo anterior o en alguno de tus trabajos pasados has tenido alguna incidencia negativa, no dudes en ser sincero y contarla. Ya que cada día las empresas se interesan más en analizar y verificar los CV de sus candidatos a un puesto.
  1. No te desanimes por los estereotipos: Seguros escucharas frases como “esta persona no sabe usar seguro ni un ordenador” o “seguro que no muestra interés porque se jubilará dentro de muy poco”. No hagas casos a esto estereotipos, confía en ti y demuestra que tan equivocado están.
  2. Busca empresas que sean para ti: Una persona de tu experiencia debe tener muy claro donde quiere trabajar. Intenta empezar a buscar trabajo en tu sector pero empieza en empresas pequeñas, ya que son las que tienen un menor presupuesto y necesitan experiencia para crecer.
  3. También ten un poco de flexibilidad: No intentes buscar un trabajo parecido al que tenías a los 30 años. Intenta empezar por encontrar algo del mismo sector, demostrar tu valía y luego mostrar tu candidatura para algo mejor y relacionado a ese trabajo que tenía hace años.
  4. Actualiza tu CV: Siempre ten tu CV al día. Debes tener toda la información necesario destacando mayormente tu experiencia y logros profesionales. Y sobre todo no pongas experiencias de hace 30 años, mejor enfócate a los últimos 10 o 15 años.
  5. Actualízate con nuevos cursos: Nunca pierdas las ganas de seguir aprendiendo y actualizando tus conocimientos profesionales. Y no te enfoques solo a la rama que te sientes seguro y a la que dedicaste toda tu vida, también puedes estudiar nuevas materias.
  6. No escondas tu edad: Cierto es que muchas personas contratantes no se fijan en la edad en un principio, pero tampoco intentes esconder tu edad. Recuerda como dijimos anteriormente, sé sincero. Pero si finalmente terminan por interesarse por ti viendo tu CV y no saben o puedan calcular tu edad en base a estudios y trabajos pasados, pueden saltar alarmas.
  7. Debes estar activo en redes sociales: Y no solo en LIikedin. Intenta estar presente en Facebook o Twitter por ejemplo ya que muchas empresas usan las redes sociales para saber un poco más de ti y si no encuentran nada, alimentarás los famosos estereotipos.
  8. Saca provecho de tus fortalezas: Más sabe el diablo por viejo que por diablo. La experiencia es un plus. Si demuestras tu experiencia en el trabajo donde te estás presentando como candidato y te ven seguro y confirman tus conocimientos, tienes mucho ganado.

Estos 12 puntos son unos consejos básicos que debes seguir para que la entrevista de trabajo sea más factible y puedas encontrar el trabajo que deseas y te mereces. Que nunca le edad sea para ti ni para tu contratante un impedimento en alcanzar tu meta. Pulsa aquí si quieres saber como lograr tus metas.

La OMS, en su reciente informe mundial sobre envejecimiento y salud nos da algunos TIPS para mejorar nuestra alimentación..

Mejorar la concentración de nutrientes de los alimentos, sobre todo las vitaminas y minerales, pero también es importante tener en cuenta la ingesta calórica y proteica.

Mejorar la higiene bucal pues cuando hay problemas de encías la dieta se modifica y además si existe una disminución en el apetito ya sea por cambios en el gusto u olfato pues también estos cambios hacen que se deje de comer lo acostumbrado.

OJO con el hierro y la vitamina B12. Puede que después de los 60 años el ácido gástrico disminuya, lo que reduce la absorción de hierro y vitamina B12.

Estos son alimentos ricos en Hierro:

original

 

Fuente: BEARD, JOHN, OFFICER, ALANA, CASSELS, ANDREW, BUSTREO, FLABIA, WORNING, ANNE MARIE y ASAMOA-BAAH, ANARFI 2015. Informe Mundial sobre el envejecimiento y la salud. 30 de septiembre de 2015 ed. E.U.A.: OMS.