La autodeterminación de la persona mayor: Mi vida la decido yo.

 

“Y un principio de continuidad en el tiempo. Sin entrar a discutir -discusión ociosa- si soy o no el que era hace veinte años, es indiscutible, me parece, el hecho de que el que soy hoy proviene, por serie continua de estados de conciencia, del que era en mi cuerpo hace veinte años. Y lo que determina a un hombre, lo que le hace un hombre, uno y no otro, el que es y no el que no es, es un principio de continuidad”.

Miguel de Unamuno en su obra “Del sentimiento trágico de la vida”

 

8088cddbacab0f3484f27b7fc694c13a

  El concepto de dignidad es inmanente a la persona en cualquier etapa vital, no precisa de ser transcendido. Ella, la dignidad, la hace única y su despliegue, la hace gradual en función de los posicionamientos que cada uno escale dentro de su proyecto vital. Éstos deben darse como estructura de la persona y en práctica coherente en un principio de unidad primero en el espacio, y luego en la acción y en el propósito.

  El principio de autonomía permite a la persona mayor en el área que nos compete a los profesionales que trabajamos con ellas, desde la perspectiva social, decidir sobre la gestión de su vida, y su forma de desarrollo. El principio de continuidad obliga a hacer compatible las delimitaciones que ciñen estrictamente el ámbito de lo emprendible en la persona mayor. La idea central en todo el enfoque de intervención ante esta etapa vital es que, lejos de darse una contradicción con la realidad autónoma y continua, no debe haber en ella conflicto en la medida en que se debe coadyuvar a la consecución de un orden equilibrado y armónico del conjunto.

  No cabe posibilidad a la ruptura de raigambre que propicie una intervención inmejorable, más allá que la de facilitar y acortar procesos de atención institucional. Recordemos que el principio de continuidad es definido por Leibniz en la idea básica de que no hay en la realidad ningún contraste tan grande que excluya una transición racional de uno de los polos al otro; Si nos regimos por este principio, la intervención social ha de ser armónica, y debe evitar una realidad contradictoria por discontinua y no autónoma que llegue a transformar la acción sobre la persona mayor, en un proceso de colisión consigo, con la autodeterminación y la continuidad en la vida de la persona.

  Por ello la persona mayor es libre para decidir qué camino va a seguir en su proceso de envejecimien­to. Debemos pensar en el proceso de envejecimiento, como un continuum en la vida desde que na­cemos. Ésta visión del proceso, hace que la toma de decisión y la dignidad en esta etapa sean vistas con la naturalidad de las etapas anteriores, y las vulnerabilidades propias de las mismas, sin un aumento especial de esta. La persona mayor, en la toma de decisión, en ésta etapa, tiene derecho a decidir asumir los riesgos de su elección en relación a su bienestar, con independencia de que ésta genere malestar en el resto de intervinientes: Profesionales y objetivos, familias, roles y etapas familiares.

  Como profesionales debemos conocer que la importancia del “quehacer” no es solo saber cómo ha­cer algo, sino indagar su razón, por qué, y para qué se está dando la toma de decisión, hacia dónde va, qué mejoras introduce desde la autodeterminación de la persona y desde la ética del profesional.

  La interferencia en las metas y planes de la vida de una persona desde nuestra profesión requiere de una justificación bien fundamentada, que no se centre en el paternalismo y la sobreprotección, y en el desconocimiento o en las “malas prácticas”. Exige el reconocimiento de la vulnerabilidad y el abordaje en la toma de decisión de las situaciones valoradas desde la integridad, principalmente desde la libertad que exige el  principio de continuidad y autodeterminación como derechos.

  Recuerda que ….”Ordenados de cierto modos los datos, así estarán ordenados los resultados.” Leibniz.

 

Rosa Gómez Trenado es Trabajadora Social.

Experta en intervención ante el Riesgo Social y el Maltrato en Mayores.

Experta en Gerontología Social.

Master en Atención Relación de Ayuda-Atención Centrada en la Persona.

 

 

Anuncios

Nuestra Infografía de la persona mayor

lapersonamayor

Sabemos que hablar de “la persona mayor” es algo que lleva mucho tiempo y complejidad, pero nos esforzamos en resumir ciertos aspectos en esta breve infografía de nuestra autoría.  Estos cambios no se presentan en todos los llamados “adultos mayores” pero es bueno prevenir y saber que pueden ocurrir.

En el reciente informe mundial sobre el envejecimiento y salud de la OMS (2015) define a una persona mayor como aquella persona cuya edad ha superado la esperanza de vida al nacer, y a su vez la esperanza de vida al nacer es el número promedio de años que cabe esperar que viva un recién nacido sujeto a la tasa de mortalidad específica por edad en un periodo determinado (Colaboradores Beard et al., 2015)

Participe en investigación sobre diseño y demencia

Captura de pantalla 2015-11-18 a las 14.01.50

 

Como muchos de los lectores de mayores de hoy sabrán, este sitio surgió de una investigación de Maestría en Diseño en México, gracias a esos estudios desde hace 3 años existe Mayores de Hoy y bueno hemos vuelto a las andadas… ahora estamos cursando el Doctorado en Diseño y estamos en busca de gente que quiera colaborar con esta investigación que tiene el fin de ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas que presentan demencia HOY y quienes probablemente y tristemente la presentarán el día de mañana….

Tenemos más de 4,000 seguidores en redes sociales, esperamos que por lo menos cientos de ellos se unan a este proyecto en dónde lo que obtendrán será más que solo citar sus nombres en un documento de carácter doctoral, más que sólo publicar sus inquietudes …obtendrán la satisfacción de ayudar a la gente que vive con demencia.

¿Por qué demencia?

Si bien, mayores de hoy es un sitio enfocado en el envejecimiento activo y saludable nos hemos dado cuenta de que la demencia es esa “piedrita en el arroz”, es la enfermedad o más bien síndrome que obstaculiza el envejecimiento exitoso de muchos mayores de hoy.

Si quiere participar solo tiene que cubrir con alguno de estos requisito:

*Ser un cuidador de una persona mayor con demencia

*Ser especialista o profesional en la demencia

*Ser una persona que ronde entre los 60 y 69 años de edad

El estudio esta divido en 2 partes, las personas mayores de 60 a 69 colaborarán en la creación del baúl de los recuerdos.. y los especialistas y cuidadores colaborarán en la parte práctica relacionada con las terapias actuales para la demencia.

 

Si está interesado solo tiene que enviar un correo a mayoresdehoymx@gmail.com y en el ASUNTO del correo colocar si es especialista o es persona de 60 a 69 años… y  listo! nosotros le estaremos enviando los pasos a seguir para que plasme su huella en esta investigación.

 

 

Cabe señalar que esta investigación de carácter doctoral está respaldada por:

CIAD – Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Autónoma del Estado de México

CONACYT – Al ser un Doctorado con calidad de Posgrado de Calidad.

 

GRACIAS