adulto mayor

Hablar de las residencias para personas mayores en España, es todo un gran tema, muy controversial y con realidades crueles que debieran de dar vergüenza a la humanidad. Son en extremo caras y muchas de ellas con acuse de negligencia, una realidad que tristemente no solo se ve en España, sino en otras latitudes.

Las historias de angustia económica son frecuentes en las residencias de ancianos de Madrid. Es un sentimiento que consume a muchos internos que se sienten una carga.

Pagar la residencia es un sacrificio económico que muchos familiares hacen con tal de que su ser querido tenga el mejor trato al final de sus días, a veces desembolsando cantidades por encima de sus posibilidades.

Carmen Ordóñez, una periodista de 63 años, cuenta que ella y sus hermanos buscaron una residencia excelente para su madre, Amparo, enferma de alzhéimer y párkinson. Pronto se dieron cuenta de que en un sector plagado de quejas por mala atención, solo tendrían lo que buscaban pagando un precio “cinco estrellas”.

Durante 12 años, Amparo vivió en la residencia Ballesol Príncipe de Vergara, que muestra cinco estrellas en su logotipo. Sus familiares pagaron los 4.000 euros de mensualidad por una habitación individual más el coste añadido de una cuidadora particular, unos 1.000 euros más. Ordóñez calcula que les costó medio millón de euros, que financiaron con la venta de la vivienda familiar en Madrid y otra en la sierra.

EL PAIS

 

Un estudio todavía por publicar del Sindicato de Enfermería (SATSE) concluye que en España hay 0,06 enfermeras por cada cama de residencia de mayores –privadas y públicas–, lo que se traduce en una media de 109 pacientes a cargo de cada profesional. En Madrid esa ratio trepa a 261; en Castilla y León a 225 y en Extremadura a 204.

EL DIARIO

En redes sociales han circulado una serie de denuncias en relación con malos tratos a los residentes. Ahora, hace unos días en el programa de televisión “España tiene talento” un mayor de hoy realizó un excelente performance sobre esta situación, trayendo esta problemática al mundo de la viralización en la web, algo de aplaudir.

 

Fuentes:

https://elpais.com/ccaa/2019/09/12/madrid/1568299644_606923.html

https://www.eldiario.es/sociedad/condiciones-laborales-residencias-ancianos-enfermeria_0_944206281.html

 

Anuncios

Se desvanece la percepción del adulto mayor sentado, cansado y dedicado a cuidar a los nietos y se abre paso una vejez más activa y divertida, afirma la especialista.

Los adultos mayores no están para cuidar a sus nietos ni son “chavorrucos”. Son personas que llegaron a la vejez con dignidad, tienen preferencias, sexualidad y actividades con las que enriquecen su vida, afirmó la especialista de la UNAM, Verónica Montes de Oca.

Esa percepción del adulto mayor sentado, cansado, dedicado a cuidar a los nietos, a cocinar o hacer reparaciones en casa se está desvaneciendo, y se abre paso una vejez más activa y divertida, “una ‘abuelidad’ liberadorarebelde y reveladora”, afirmó la experta

Origen: Adultos mayores buscan tener una vejez más activa, liberadora y rebelde: experta de la UNAM

La Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (NAHB), en colaboración con AARP y otros expertos, ha desarrollado la designación de Especialista Certificado en Envejecimiento en el Lugar (CAPS), que se obtiene mediante la capacitación y las pruebas durante un programa educativo de varios cursos. Los profesionales de CAPS se enfocan en las necesidades únicas de la población adulta mayor, examinando barreras comunes y las modificaciones apropiadas en el hogar para envejecer en el lugar para resolverlas.

Según NAHB, un profesional de CAPS puede:

  • Recomendar actualizaciones que ayudarán a una persona a vivir independientemente en su propia casa.
  • Trabajar con un terapeuta ocupacional para desarrollar una modificación en el hogar o un plan de construcción basado en la seguridad y las necesidades funcionales de un individuo u hogar.
  • Colaborar con un contratista con licencia o diseñador de interiores sobre estrategias y técnicas de construcción y diseño para crear espacios de vida atractivos y sin barreras.
  • Proporcionar información sobre códigos y estándares de construcción, productos y recursos útiles,  los costos y el tiempo necesarios para proyectos comunes de remodelación.

Los remodeladores de CAPS y los profesionales de diseño y construcción no son profesionales médicos y generalmente consultan cobrando una tarifa por hora o plana. Para encontrar un profesional de CAPS en los Estados Unidos visite la página del directorio de NAHB .

De acuerdo con el arquitecto John Sylbestre  se recomienda que  haya un baño completo en el primer piso, un posible dormitorio y una lavandería. 

El baño es otra área crítica. Debe ser capaz de acomodar ayudas de movilidad, como bastones, andadores o sillas de ruedas. Las opciones incluyen ensanchar puertas, reemplazar las bañeras con duchas, invertir en inodoros suspendidos con alturas ajustables, colocar los controles de la ducha en una ubicación práctica y eliminar bordillos o escalones en las duchas, lo que también crea un aspecto más moderno.

Interior of large walk-in and roll-in shower that is handicapped accessible

Sylvestre Remodeling & Design

Las cocinas son otra frontera esencial para la movilidad. El arquitecto, especializado en esta temática, Sylvestre sugiere “echar un vistazo a los gabinetes, las puertas y las islas, asegurando un espacio adecuado para las tareas”. Las personas totalmente móviles dan por sentado el espacio libre necesario para abrir puertas y cajones, pero se verían muy afectados al usar una ayuda de movilidad como un andador o una silla de ruedas.

Lista de preguntas

Hay muchos recursos para las personas que contemplan una remodelación adaptable de envejecimiento en el lugar. Una de las más populares es la “Guía de HomeFit” de AARP, que comienza con una lista de verificación de preguntas diseñadas para ayudar a las personas mayores a pensar sabiamente sobre cómo vivir independientemente por más tiempo. Aquí hay una docena de sus consideraciones:

  1. ¿Hay una entrada sin escalones a su hogar?
  2. ¿Hay un dormitorio, un baño completo o una cocina en el nivel principal?
  3. ¿Son las puertas interiores de al menos 36 pulgadas de ancho?
  4. ¿La cocina tiene una superficie de trabajo que puede usar mientras está sentado?
  5. ¿Son fáciles de alcanzar los gabinetes y estantes de la cocina?
  6. ¿Están bien iluminadas sus entradas y pasillos exteriores?
  7. ¿Todas sus alfombras tienen agarres antideslizantes para evitar tropiezos o resbalones?
  8. ¿Las lámparas de las escaleras están ubicadas en la parte superior e inferior de las escaleras?
  9. ¿La ducha tiene una entrada sin escalones?
  10. ¿Son fáciles de alcanzar los gabinetes y estantes del baño?
  11. ¿Tiene su baño un grifo estilo palanca, táctil o sensor?
  12. ¿Hay tiras antideslizantes o alfombrillas antideslizantes en la bañera y / o la ducha?

Fuente:

https://www.southwestjournal.com/focus/homes/2019/09/aging-in-place/