adultos mayores

Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

El próximo 25 de abril se llevará a cabo el primer webinar de diseño enfocado en el envejecimiento poblacional y la vejez, en el que podrá participar toda persona que cuente con conexión a internet y esté interesada en diseñar tanto productos y espacios como servicios para personas mayores.

Esta clase 100% en línea pertenece a una serie de webinars que se desarrollarán en torno a distintas temáticas del diseño de espacios, servicios, productos y experiencias para personas mayores sanos y con demencia.

El objetivo de estos webinars es difundir conocimiento especializado sobre gerontodiseño de manera amable y accesible, ya que el diseño de productos, espacios y servicios para personas mayores es un tema de creciente importancia, pero el conocimiento de este tema es aún poco alcanzable por la mayoría de los diseñadores, arquitectos y urbanistas.

Si tienes interés y quieres más información sobre esta primer experiencia internacional de diálogo y aprendizaje relacionado con el diseño para la vejez, puedes solicitar mayor información aquí.

Photo by cottonbro on Pexels.com

Sinopsis

Ante la ingente cantidad de información no contrastada ni sustentada en evidencia científica, un grupo de profesionales referentes de la geriatría y gerontología de América Latina, España y Portugal nos hemos unido a fin de coordinar un esfuerzo interdisciplinario orientado a llevar información confiable que permita a las personas mayores y sus familias una mejor toma de decisiones pero que, además, lleve tranquilidad a los hogares con personas mayores de la Región.

Somos médicos de familia, geriatras y gerontólogos, terapeutas, comunicadores y referentes de la sociedad civil, todos comprometidos con el cuidado, la atención y el bienestar de las personas mayores que representamos a Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Brasil, México, Republica Dominicana, España y Portugal.

Formato

Mensajes en formato de “cápsula” audiovisual de no mas de 1.30” de duración salvo el primero que, a forma de presentación, es de mayor duración. De esta manera el canal que se privilegiara serán las distintas redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram y Linkedin.

Todas las capsulas estarán alojadas en el canal de You Tube: Nueva Longevidad. Video presentación: https://www.youtube.com/watch?v=COlnf_SFNvY

Todas ellas están a disposición de quien lo solicite para su mayor y mejor diseminación, contactando al mail: nuevalongevidad@gmail.com

Contacto: Prof. Dr. Diego Bernardini +1 202 374 9899 (Whatsapp)

La declaración del estado de alarma para frenar la expansión del coronavirus ha recluido a miles de españoles en sus casas. Un necesario confinamiento que, sin embargo y tal y como apuntan los datos de acierto.com, puede acabar repercutiendo en nuestro estado de ánimo. La incertidumbre acerca de la enfermedad agrava la situación, especialmente entre los mayores, un grupo de riesgo.

Así, el confinamiento continuado incrementa las posibilidades de sufrir ansiedad, insomnio y otras patologías como la depresión. Además, nos vuelve más irritables y nos produce abatimiento. Los sentimientos de aislamiento también pueden aumentar el riesgo de sufrir presión arterial alta y reducir la resistencia del sistema inmunológico a las infecciones.

Todos estos problemas se agravan en el caso de las personas de la tercera edad, sobre todo si tenemos en cuenta que el número de personas mayores que viven solas ya supera los 2 millones. 850 mil superan los 80 años. Sin embargo, quedarse en casa es imprescindible para frenar la pandemia.

Cómo paliar los efectos negativos del confinamiento

Para paliar los efectos negativos del confinamiento resulta aconsejable mantenerse informado: la incertidumbre incrementa la ansiedad. Crear un plan de rutinas –con su correspondiente horario–, y mantener el contacto regular con amigos y familiares a través del teléfono o Internet resulta fundamental.

Por fortuna, casi la mitad de la población mayor de 65 años cuenta con conexión a Internet desde su casa, y una amplia mayoría se conecta a través de su móvil.

Así, el confinamiento también puede suponer una oportunidad para compartir intereses a través de redes sociales, comunidades virtuales –de lectura, cocina, fotografía–, e incluso para realizar algún curso online. El quid de la cuestión radica en mantenerse ocupado.

Es importante, además, adecuar la dieta a la nueva actividad física. Es decir, reducir las calorías. Moverse por la casa y llevar ropa cómoda son otras medidas.

La terapia online, una alternativa eficaz

Otra opción también para los mayores es la que supone la terapia online. Esta se postula como una alternativa eficaz para hacer frente a los sentimientos negativos durante el confinamiento. Las cifras apuntan que, en el caso de la depresión, la ciberterapia es eficaz en el 53% de los casos –frente al 50% de la terapia cara a cara–.

Otras investigaciones sugieren que en caso de situaciones severas como la tendencia suicida o episodios de psicosis, los resultados de la ciberterapia son mejores que las de la asistencia presencial. En cuanto al grado de satisfacción de los enfermos, el 96% se mostró satisfecho con la ciberterapia, un porcentaje muy similar en el caso de las terapias presenciales.

Más allá de esto, la psicoterapia a través de Internet proporciona mayor intimidad a los pacientes y resulta de gran ayuda en el caso de patologías cuyos afectados tienen dificultades para relacionarse socialmente o para salir al exterior –como en el caso de la agorafobia–.

El hecho de estar en casa les proporciona un entorno seguro y controlado. Tal es así, que 2 de cada 5 se decantan por esta opción por la tranquilidad que les proporciona. El paciente se siente menos intimidado y más receptivo.

La inmediatez es otra de las ventajas de la psicoterapia virtual. De hecho, hasta el 39% de los pacientes que se han comunicado de esta forma con su médico lo ha hecho por este motivo. La tecnología también permite asistir urgencias con mayor rapidez. Además, evita los desplazamientos, ahorra tiempo y facilita el acceso a la consulta. El seguimiento del paciente una vez terminado el tratamiento también es más eficaz.

La teleasistencia en los seguros de salud

Por fortuna, son muchos los seguros de salud cuyos cuadros médicos incluyen profesionales que ofrecen estos servicios –esta atención puede variar en el número de sesiones y otros según el condicionado–. Una alternativa especialmente útil estos días.

Y no es la única asistencia digital que proporcionan, sino que un amplio abanico de aseguradoras cuentan con servicios digitales que acompañan a los asegurados y proporcionan respuestas rápidas. Entre otros, permiten a sus asegurados realizar videoconsultas con especialistas, acceder a urgencias generales y pediátricas, hacer uso de la segunda opinión médica, etcétera.

Muchos de estos recursos, asimismo, promueven una vida saludable, lo que supone ampliar las prestaciones incluidas en la medicina preventiva. Hablamos de apps que fomentan una alimentación sana, así como planes de ejercicios, etcétera.