adultos mayores

Los rostros de los adultos mayores de los pueblos originarios de Sonora protagonizan la exposición.

De los Rostros de la Historia a la Historia de los Rostros, una muestra de 105 imágenes que se presentará este 25 de enero en el Museo Costumbrista de Sonora, en el pueblo de Álamos.

El fotógrafo Ricardo León, su creador, afirma que es una colección muy digna. Se concentró en un esquema meramente retratístico, totalmente identitario, con el propósito principal de poner sobre el lienzo fotográfico “los rostros de esta gente con una intervención mínima de la imagen: solamente un fondo negro, una sola luz, un solo lente”.

La colección fotográfica capta la nobleza, la sencillez y la serenidad en esas miradas, lo cual se contraponen con una historia marcada por el abandono, la violencia y el racismo que viven los pueblos originarios de México y América Latina.

Sobre esto, Alejandro dice que “el rostro y los ojos son testigos de la existencia de cada persona; el semblante y la mirada son fiel de la balanza de la vida misma, y solo cada quien sabe lo que ha vivido. En el caso de los pueblos originarios que viven en Sonora —crisol de identidades en el noroeste de México—, los rostros, los gestos y la manera de vernos, a través de la mirada de Ricardo León, nos pone frente a frente con otros mundos y otros tiempos que confluyen en un presente diverso”.

“Después de este intenso viaje, traer en el corazón el recuerdo de cada uno de los rostros es algo que nos deja una huella profunda, y el corazón —como tambor de cuero— sigue latiendo”, agrega.

De los Rostros de la Historia a la Historia de los Rostros será presentada el 25 de enero en el marco del 36° Festival Alfonso Ortiz Tirado 2020, en el Museo Costumbrista de Álamos, Sonora, a las 11:30 horas. Cada fotografía estará acompañada por el nombre del individuo, la edad y el pueblo originario al cual pertenece.

Leer más en: Historia de los Rostros capta las miradas de adultos mayores en Sonora

Cultura, voluntariado, intergeneracionalidad, familia, música y tradiciones llenan el Centro Fundomar Bermejales

La Navidad es una fecha muy especial para todos, una festividad llena de ilusión, familia, compañía, tradiciones…especialmente para los mas mayores de nuestra sociedad.

Por desgracia aún abundan los tópicos sobre la soledad y tristeza en las residencias de mayores durante estas fiestas navideñas.

En la Fundación Doña María, con la ayuda y la implicación de todo nuestro equipo de profesionales, familias, voluntarios, instituciones amigas y administraciones hemos hecho un especial esfuerzo para que nuestros mayores disfruten de unas fechas muy especiales.

Para ello hemos querido llenar nuestro centro de cultura, intergeneracionlidad, música, y sobre todo amor y alegría. ¡De este modo hemos desarrollado un plan de actividades que nos ha tenido ocupados todos los días de estas navidades!

Hemos decorado nuestros centros y hemos hecho la inauguración del Belen gracias a nuestros voluntarios, hemos tenido la actuación del coro de niños del programa ‘La Cajita de Música’, que desarrollamos con la Fundación Barenboin-Said; los amigos de la Coral Polifónica de la Palmera, el Coro de 80 voces del conservatorio de la Palmera, la celebración del día de la Familia, una convivencia intergeneracional con los voluntarios de los colegios de Entreolivos y Corpus Crhisti, el Coro Aire Flamenco, elconcierto de la Orquesta de Jóvenes Guitarras de Sevilla de Juventudes Musicales dirigidos por la gran M.Esther Guzman, las tradicionales misas del Gallo y de Año Nuevo, y finalmente hemos cerrado nuestro ciclo de actividades con la visita del Heraldo y el Cartero Real de nuestro barrio de Los Bermejales y de la Hermandad de la Misión, a los que acompañó el acalde de nuestra ciudad, Don Juan Espadas.

Un programa de actividades intergeneracionales, culturales y sociales que ha llenado todos los rincones de nuestros centros de ilusión y alegría.

Un calendario de eventos repletos de amor y dedicación que queremos que sirva para romper tópicos sobre los centros de mayores, demostrando que pueden ser puntos de encuentro llenos de vida donde disfrutar con plenitud de esta preciosa etapa de la vida.

Y todo con un único objetivo: ¡mejorar la calidad de vida de nuestros mayores! GRACIAS a todas las personas e instituciones que nos han ayudado a hacerlo posible.

Para más información:

www.fundomar.org/

Correo electrónico: comunicacion1@fundomar.org Teléfono: 954 627 075

Por: Sergio Armendáriz Royval

La felicidad de los jóvenes los enrumba a las grandes acciones, a las transformaciones, porque lo saben todo, y poseen la energía para lograrlas. Son libres e independientes y emprenden el camino al futuro con optimismo. Sus progenitores son obsoletos, ignorantes y sólo son renegados y óbices para sus planes. El mundo actual es el producto de hombres que siendo jóvenes tuvieron hijos, que auparon con alegría, que buscaron la sonrisa de aquel rostro hermoso que asomaba dos dientitos y se arrojaba a los brazos que lo invitaban al calor maternal, al paternal y al de los abuelos. Tres, sí, tres generaciones, reunidas en el amor filial. Ya jóvenes, a transformar la sociedad, que los cobijó desde su primera infancia, su niñez, su adolescencia y su divino tesoro: la juventud. Los padres ya son rucos, ya no pueden y, sobre todo, no saben, sus tiempos pasaron.

 

Origen: La vejez, enfermedad y abandono – El Heraldo de Chihuahua