Envejecer bien en un mundo que envejece: El impacto de las condiciones materiales, la cultura y las interrupciones sociales

343296.jpg

Del sitio: elvigia.net

La población mundial está envejeciendo, pero la calidad de vida en la edad adulta está desigualmente distribuida. Investigadoras de la Facultad de Sociología, de la Universidad de Mississippi, muy recientemente publicaron un artículo (2019) en dónde  utilizaron las medidas de salud autoevaluada y bienestar subjetivo de la Onda 6 (2010–2014) de la Encuesta Mundial de Valores y examinron los factores individuales y sociales que dan forma a la edad adulta en 57 países.

Además de examinar las desigualdades en la salud y el bienestar de los adultos mayores entre países, examinaron las diferencias entre los adultos mayores (mayores de 50 años) y adultos más jóvenes (menores de 50 años) dentro de los países. Dicho por las investigadoras: Envejecer bien no es simplemente un hecho de la riqueza del país o el ingreso personal. Lindsey Peterson y Margaret Ralston llevaron a cabo análisis multinivel para determinar qué factores a nivel individual y qué factores a nivel de país afectan la salud y el bienestar, y cómo estos difieren según la edad.  Ellas consideron tres conjuntos de factores a nivel de país: condiciones materiales, cultura y trastornos sociales.

Las investigadoras estadounidenses, encontraron  que los adultos mayores se sienten menos saludables que los adultos más jóvenes, pero los adultos mayores en países que han experimentado una transición a la independencia durante su edad adulta se sienten mucho menos saludables que sus contrapartes menores de 50 años. Lo mismo para la satisfacción con la vida. Aunque los adultos mayores no necesariamente se sienten más insatisfechos con sus vidas que los adultos más jóvenes, están mucho más insatisfechos en los países que hicieron la transición.

Peterson y Ralston concluyen con una discusión de las implicaciones de cómo las expectativas de vida alteradas afectan el envejecimiento, diciendo que el contexto en el que se produce el envejecimiento es importante para el grado de envejecimiento. Los países que han atravesado, y atravesarán, las transiciones sociales a gran escala, como la independencia, no proporcionan un contexto en el que se produzca un envejecimiento saludable. Es probable que haya otras “sacudidas sociales” como la independencia que tienen un efecto perjudicial importante en la salud y el bienestar de las personas, especialmente a medida que envejecen. Las investigaciones futuras deben considerar otros tipos de transiciones que atraviesan los países y hacer recomendaciones para las políticas.

Vale la pena repensar este artículo, sobre todo poniéndolo en el contexto Latinoamericano, como en el caso de Venezuela y otros países que están experimentando cambios sociales fuertes en conjunto con un envejecimiento acelerado.

¿Qué hacer?

escasez.jpg

Del sitio elcorreodelorinoco.com

Para leer el documento entero (en inglés) pueden dar click aquí.

 

Fuente:

Peterson, L., y Ralston, M. (2019). Aging well in an aging world: The impact of material conditions, culture, and societal disruptions. Social Science & Medicine, 220, 245-253.

Anuncios

La importancia de vivir con calidad

Erradicar-los-problemas-de-las-personas-mayores-e-insistirLos adultos son personas muy importantes, por el solo hecho de vivir los años que han vivido, y sacar adelante tantas situaciones y tantos problemas, cada adulto es una historia viviente y cada uno la ha vivido de manera diferente en su contexto, con su historia y con sus oportunidades de vida.

Por ello es muy importante tomar a cada adulto de manera individual, no generalizar, ni por patología, ni por vivencias, cada adulto contara una historia y con ella enriquecerá su mundo o en su defecto lo llevara al sufrimiento.

Lo más importante es reconocer la individualidad de la persona, y que ella nos cuente nos diga, lo que ha pasado, lo que ha vivido, y que le demos oportunidad de elegir la manera como quiere vivir.

Por defecto de atención, generalizamos en el trato y con ello sacrificamos la parte más bella de ellos, decidimos como debemos de tratarlos, vestirlos y sobre todo alimentarlos, eso hacemos ahora cuando queremos meterlos a una estancia o a una casa de día y darles una actividad que limita su libertad, su creatividad,  las actividades se repiten una y otra vez, no fomentamos el crecimiento personal.

Hay que cambiar esto, si realmente queremos ayudarlos, si realmente queremos tener adultos felices y  con un envejecimiento saludable.

Tenemos que planear actividades creativas, incluyentes y que lleven un crecimiento emprendedor y actividades lúdicas. El adulto no solo quiere pasar sus horas. Quiere pasar sus días sintiendo que vivió por algo y por alguien, les negamos el derecho de amar y amarse.

Sentir que su vida no solo fue una persona más. Si a nosotros nos preguntan: ¿Cómo queremos ser recordadas? Aquí llenaríamos algunas hojas de deseos, y entre ellos como una persona productiva alegre, y sobre todo feliz.

Y que les ofrecemos en los lugares que creamos para ellos, lugares pequeños, sin la luz suficiente, sin espacios agradable, con muchas paredes limitantes, el ser viejo no quiere decir que no estoy viviendo. Quiere decir que mis capacidades han disminuido, pero no con ello la ilusión de vivir cada día. Envejecemos del cuerpo no del alma. Por ello hay que seguir alimentándola cada día.

No todos los adultos están deprimidos, no todos están enfermos de gravedad, hay muchos que aun desean gozar cada momento de sus vidas, pero los hemos engañado haciéndolos sentir que están de más, que estorban y que solo sirven para reducir el espacio donde viven.

Hay que crear la cultura de ofrecer nuevas oportunidades de atención, de trabajo, aún hay muchos adultos productivos que pueden trabajar, solo por el gusto de hacerlo para sentirse útiles, y realmente les da felicidad ayudar a otros.

Así como voluntariados, donde la experiencia ayuda a mejorar las cosas de la vida, y con ello infundimos significado a nuestra vida.

No perdamos la oportunidad de tener un envejecimiento exitoso.


Autora de este escrito:

Dra. María Bertha Covarrubias Manrique

DraBerthaCovarrubias

Vivir es cambiar

Estamos estrenado, el Psicólogo educativo y Coach de personas, equipos y organizaciones; facilitador de programas de formación de coaches en varias organizaciones; consultor y facilitador en desarrollo humano y empresarial; con amplia experiencia en desarrollo de habilidades directivas y  en diseño educativo de cursos y talleres relacionados con el factor humano, Gabriel Ramos, estará colaborando con mayores de hoy escribiendo artículos enfocados en la Vida plena en la edad adulta.

Aquí les dejamos el primer artículo:


Por Gabriel Ramos

Psicólogo educativo y Coach Profesional

con Certificación Internacional

Septiembre de 2016

82952539

 

TENEMOS QUE ACEPTAR LOS CAMBIOS

Hay que aceptar el cambio. Nos han contado mil historias sobre la eterna juventud y sobre qué tenemos que hacer para aparentarla por encima de todo. Vivir es envejecer, vivir es cambiar. Vamos a recordar y a vislumbrar qué es lo que podemos esperar de nuestro proceso natural de vida, lo que es real, lo que es posible. No hay soluciones mágicas, aunque continuamente nos bombardeen por aquí y por allá con supuestos milagros. Vamos a cambiar lo queramos o no, pero en nuestras manos está poder hacerlo en mejores condiciones de salud y bienestar. Disfrutando de una parte importante de nuestra vida.

SER ADULTO NO ES UNA ENFERMEDAD

Ser adulto no es una enfermedad, así que no te sientas enfermo por tener muchos años. Si alguien le echa la culpa de lo que te pasa a la edad… ¡Rebélate! ¡Di que no! Aunque el ser adulto no trae obligatoriamente la dependencia, al ir cumpliendo más y más años, lo que sí ocurre es que nos podemos volver más frágiles. Por eso tenemos que poner todo lo que está en nuestra mano para poder vivir el mayor tiempo posible en las mejores condiciones. Y esto sólo es posible si cambiamos nuestro estilo de vida, es decir, lo que comemos, las actividades que realizamos, las personas con las que nos relacionamos, lo que hacemos y lo que dejamos de hacer.

CÓMO INFLUYE NUESTRO ESTILO DE VIDA

En esto de ser adulto no hay dos personas iguales. Los cambios que percibamos y sintamos pueden variar de una a otra persona. No obstante, lo que sí podemos hacer, como antes hemos mencionado, es cambiar y mejorar nuestro estilo de vida.

¿Cómo hacerlo?

    • Aprende y aumenta tus conocimientos. Disfrutarás más de la vida y tu mente y tu cerebro te lo agradecerán.
    • Haz ejercicio físico, siempre bajo el control del médico correspondiente.
    • Participa en proyectos, haz cosas, planifícalas, llévalas a cabo. ¿Qué? Lo que prefieras: cantar, escribir, leer, trabajar medio tiempo…
    • Ya has dejado de fumar, ¿verdad? Pues entonces nada, no te preocupes.
    • Relaciónate. no estés solo.
    • Haz cosas que te gusten: viajar, cantar, bailar, hablar, jugar, pasear… Lo que quieras, pero recuerda: actividad es igual a salud.
  • Vigila lo que comes.

Una última idea: Los cambios en los estilos de vida sólo se logran con esfuerzo y constancia. Empieza ahora mismo. Este es el momento.

CAMBIOS EN NUESTRO CUERPO

¿Cuáles son los cambios más habituales al ser adultos? ¿Puedo yo influir en ellos?

Cerebro

  • Nuestro cerebro, como nuestro cuerpo cambia. Nuestras reacciones son más lentas.
  • Compensa al cerebro estimulándolo a través de actividades: estudiar, leer, hacer crucigramas, recordar la lista de compras de memoria, existen aplicaciones en Internet para tener la mente en forma, más adelante las veremos.

Funcionamiento físico

  • Con los años, a menudo aumenta un poco el peso, la musculatura se debilita, nos hacemos más rígidos y perdemos elasticidad.
  • No te abandones y tires la toalla. Con un poco de ejercicio físico y una alimentación sana te sentirás mucho mejor y mejorará el funcionamiento de tu corazón y tus pulmones.

Piel y pelo

  • Es normal que notemos un cambio en la textura, apariencia y color de la piel y algo de pérdida de pelo (o mucha).
  • Hidrata tu cuerpo bebiendo agua. Cuídate un poco y usa crema hidratante. A todos nos gusta estar guapos… aunque estemos calvos.

simulador_vidacaixa_665x500

CAMBIOS EN NUESTRAS RELACIONES

Es normal notar, en nuestras relaciones sexuales, cómo el cuerpo funciona de forma diferente y se producen algunos cambios como sequedad vaginal en las mujeres y dificultad de erección en los hombres. No hay que preocuparse. No tenemos veinte años, pero estos problemas hoy tienen fácil solución. Coméntalo con tu médico. No se extrañará si le planteas que tienes algún problema. Tu vida y la de tu pareja son una vida común, es de los dos. Busca la solución con tu pareja; consultad ambos sus dudas. Además, en estas cosas andamos todos un poco despistados. Así que no pienses que lo tuyo es algo raro. No permitas que se afecte tu autoestima.

Está en tus manos ser un adulto en plenitud. Tienes la oportunidad. Ánimo.


Pueden contactar a Gabriel Ramos en:
Teléfono celular: 55-8581-1929 o al teléfono fijo 6648-3759
Correo electrónico: gabrielramos4@yahoo.com.mx
Pueden ver el CV de Gabriel Ramos AQUÍ