centros de día

Photo by Pixabay on Pexels.com

Puede decirse que el juego es una actividad obligada en los centros de día y residencias geriátricas, pues si se toma en consideración lo que Mihály Csikszentmihalyi dice sobre el fluir (1990), pues vale la pena incluir las actividades que han fomentado el fluir en la vida como lo es el juego, las artes plásticas, la música, el baile y las representaciones teatrales. Uno de los juegos de mesa más populares en México es la lotería, el cual se originó en Europa y fue traído por los españoles a México en la época colonial (Holguín, 2017). Como es sabido, la generación de personas mayores que hoy se encuentran en los centros de día, asilos y residencias geriátricas, en México y Latinoamérica, jugaron en su niñez y juventud a la lotería. La lotería mexicana puede catalogarse dentro del guión cultural mexicano como parte de los pasatiempos que los adultos mayores solían tener en su juventud; se sabe que los pasatiempos son evocados como elementos de la memoria autobiográfica y para los mexicanos son recordados como recuerdos gratos (Zaragoza-Scherman et al., 2017).

Es importante hacer uso de estas herramientas terapéuticas de una manera que rebase el simple hecho de solo colocar las cartas sobre la mesa.

Jugar a la lotería, para una persona adulta mayor mexicana va mucho más allá de colocar cartas y fichas. De acuerdo con Caterina Camastra la lotería contribuía a la diversión de los participantes y al lucimiento de quien conducía el juego […] el juego de la lotería ilustra la apropiación y la subversión ideológica que la cultura popular constantemente realiza con respecto a la ideología oficial hegemónica (2006:131,132). Así que jugar a la lotería a inicios del siglo XIX fue visto como un acto subversivo que inyectaba picardía a lo que se intentaba moralizar.

Gritar o cantar la lotería dependía del contexto y de la picardía de la gente. Las coplas con las que se acompaña cada carta son parte de un significado, de un indicador social, lo que se dice cuando se juega es una tradición que obedece a un ritual, puesto que los rituales […] contribuyen a “desordenar” y “ordenar” a esa singularidad que es el hombre, inevitablemente tradicional (Díaz-Cruz, 2000:69); jugar a la lotería ordenaba y desordenaba a la sociedad y es entonces donde se ingresa a la anti estructura o communitas, esos lazos no formales que unen a la gente (Znaniecki, citado en Turner, 1974:57).

No cantar la lotería o emitir coplas descontextualizadas es equivalente a eliminar la anti estructura propuesta por el juego. Posiblemente para un niño que hoy juega lotería el significado de las palabras sea totalmente distinto a quien hoy ronda los noventa años de edad, ya que el niño no comprende que al hablar de una sirena se habla de una anti estructura del siglo XIX, pero la gente que aprendió a jugar con sus abuelos y padres este juego a inicios del siglo XX posee información que ha quedado almacenada en sus memorias más profundas, dato que se ha observado al convivir con personas mayores, quienes al escuchar una copla pícara se sonríen.

Se ha observado que el juego de la lotería se ha resumido a la colocación de elementos visuales y a un uso enfocado en la estimulación de la coordinación motriz, atención, percepción y memoria de corto plazo. Y aunque pareciera ser un juego reminiscente, no se ejecuta de esta maneraEl juego se ha ceñido a unas hojas de cartón, el rito se ha eliminado, posiblemente sin saber que existía.

Comprender la importancia que tiene el juego para la cultura del adulto mayor mexicano puede darnos las pautas para no simplemente colocar las cartas sobre la mesa, sino para orientar a los jugadores, quienes ahora con problemas de memoria requieren de ayuda constante para encontrarle el sentido al juego, a jugar de acuerdo al contexto en el que se desarrolló su vida.

La capacitación del personal que labora en los centros de día para personas mayores con y sin demencia debe de enfocarse no solamente en aspectos médicos, sino socioculturales. Por otra parte es importante entender la existencia de otros juegos locales y regionales para no aplicar siempre la misma herramienta, pensando que todos los mexicanos son iguales. Las diferencias culturales entre la lotería en México y el bingo en los Estados Unidos de Norteamérica no han sido notadas por quienes aún hoy en día venden juegos de bingo y poker en tiendas especializadas en adultos mayores mexicanos, o sugieren juegos de cartas sin hablar de la lotería

Es necesario que para brindar una terapia a las personas mayores con o sin demencia se tomen en cuenta aspectos culturales que involucren a las tradiciones y rituales de la gente a la que se atiende, esto con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas mayores motivando ese estado positivo llamado fluir.

Este texto fue extraído de la tesis doctoral: Diseño de un modelo para la reflexión identitaria de la persona mayor con demencia a través de la cultura material, presentada por Annika Maya Rivero, para obtener el grado de Doctora en Diseño. Puede consultarse completo AQUI.

Les comparto un poco del artículo publicado en el sitio del American Institute of Architects escrito por David W. Minningan, quien ha trabajado en una amplia variedad de tipos de edificios: educación, hospitalidad, artes escénicas, vida sénior, oficinas corporativas e instalaciones comunitarias. Ayudó a diseñar el AT&T (también conocido como Edificio Batman) en Nashville y también diseñó más de 130 instalaciones para personas mayores en los Estados Unidos de Norte América.

Photo by Matthias Zomer on Pexels.com

Presten atención dueños de residencias geriátricas y centros de día:

El concepto de entorno, que apoya la asistencia en actividades de la vida diaria (ADL), debe emular un ambiente residencial confortable que no sea amenazante, no institucional, respetuoso y que apoye algún elemento de independencia. La instalación y sus programas no solo deben satisfacer al residente, sino que los entornos de vivienda asistida también deben satisfacer a los niños.

A partir de nuestros años de investigación y experiencia en el diseño de comunidades de personas de la tercera edad en todo el país, hemos descubierto que incluir un espacio social y de actividades central es la forma más efectiva de alentar la socialización entre los residentes, así como la interacción con el personal.  Hemos llamado a este espacio en particular la “Cocina del País”. Áreas abiertas y centralizadas de actividades múltiples para diferentes niveles cognitivos, en lugar de una colección de habitaciones separadas difíciles de monitorear, que atraen más fácilmente a los residentes de vida asistida y son preferidas por personal. La flexibilidad debe diseñarse en estos espacios para que, a medida que evolucionen las necesidades, los espacios se puedan adaptar fácilmente.

Hemos descubierto que crear una capilla, una sala de cine, una heladería o un centro de jardinería en el centro de la ciudad mejora la calidad de vida de las personas con Alzheimer y otros residentes con problemas de memoria. Estas son herramientas exitosas para estimular la actividad física y mental, y sacar a las personas de sus habitaciones o unidades residenciales.

man in black shirt

Photo by Pixabay on Pexels.com

Esto sería la segunda pero no la última para ayudarles a distinguir porque es importante el estudio de la gerontología en todos los niveles y las licenciaturas.

Ya hemos mencionado que la Gerontología es muy necesaria para conocer, acompañar y darle calidad de vida al adulto.

Hemos visto como han crecido las casas de Día de los adultos, pero el administrador, no tiene idea por así decirlo que es lo que necesita, se lo supone, pero no se acondiciona el lugar, el crecimiento es a sus necesidades y requerimiento diario, una sala, una recamara etc. pero no hay una adecuada relación de lo que el adulto va necesitando conforme se va deteriorando. Por lo que es indispensable al pensar en abrir un negocio de este giro, se vean las opciones que se brindaran para el manejo del mismo. La amplitud de los espacios, y las características de las mismas. Y sobre todo la atención en el servicio, en los que interfiere un cuidado a los familiares porque desprenderse de su adulto es una gran carga moral, y debemos orientarlos con paciencia, y con prontitud, no es solo el servicio, es la manera de atenderlos lo que brindara el éxito del centro de Día, o Centro de estimulación.

Ingenierías varias, por ejemplo la Biomédica ni que decir la adecuación en sus necesidades, nuevas alternativas en la movilización, en el cuidado de su inmovilidad, porque esta llegara aun cuando no lo queramos, y tenemos que tener opciones de atención. Así como cuidar sus alteraciones en el comer, o en sus alteraciones cognitivas, en ocasiones es una adecuación de una cuchara lo que da dignidad y autosuficiencia al adulto. 

man with steel artificial arm sitting in front of white table

Photo by Pixabay on Pexels.com

Así como los Ing. Mecánicos, como los aparatos de grúas, sillas de ruedas, colchones más específicos para mejorar el cuidado de la piel, camas pueden mejorar la calidad de vida, conociendo ellos, lo que el adulto necesita se les abre un panorama de acción y de trabajo, porque el campo del adulto es virgen, y ellos pueden iniciar proyectos y ofrecer mejores opciones de vida.

Ingeniería tecnológica interactiva (diseño interactivo). Cuántos juegos no se pueden inventar para el adulto, en donde haya una actividad física de acorde a sus capacidades. Así como estimulación intelectual, hemos visto que lo que realmente funciona para ayudar al deterioro intelectual es la estimulación cognitiva, ellos podrían apoyarnos con juegos que se adapten al adulto mayor y sobre todo que sean atractivos a los mismos.

 

grayscale photography of woman wearing virtual reality headset

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

Así como en el artículo pasado mencionamos la ingeniería hay personas deseosas de invertir en la construcción de centros de día, que mejor que un Arquitecto con conocimientos de gerontología para dar una adecuación a las necesidades de entrada, evolución y fin del adulto, no dejarlo en un cuarto encerrado, donde no hay opciones de salida, donde no cabe nada en su cuarto, y solo puede mirar 4 paredes por lo que le resta su vida. ¿Quién no se deprime? Y un profesional en el diseño puede prevenir esta evolución y dar más calidad de vida.

Me encantaría personalmente poderles pasar la ilusión de todo lo que podemos hacer para apoyar al adulto mayor, no solo como un negocio, sino como una opción de vida, porque si cada uno de nosotros pensáramos como queremos pasar nuestros últimos años, lo que menos quisiéramos sería encerrados en un cuarto, sin estimulación y solo viendo pasar los días, con soledad y con enfado de los que nos atienden.

Por ello es importante impregnar la cultura Gerontológica en todos, para crear un ambiente donde el cuidador no caiga en el cansancio, ni el familiar se sienta abrumado, y al adulto apoyarlo en calidad de vida y aceptación de los cambios propios de la edad.

Los invitamos de nuevo a inscribirse al DIPLOMADO EN GERONTOLOGIA 2019

DRA. MARÍA BERTHA COVARRUBIAS MANRIQUE.

ANTONIANOS 1

COLONIA CAMPANARIO

TEL 66 22 56 57 22

HERMOSILLO SONORA.