El hecho de cuidar a un adulto mayor

grayscale photography of patient and relative holding hands

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

Es muy importante mencionar la importancia que tiene el cuidador del adulto mayor, porque el brinda calidad, calidez y dignidad.

El cuidar no se le ha dado el papel que debe tener, se ve como una obligación del hijo que se quedó en la casa, que no se casó, o que vive con los padres, o que está solo, y pues… le toco bailar ese son… que es atender a su familiar adulto.

Cosa que le llega sin tener conocimientos, sin tener consciencia de que si se puede, de una manera objetiva, clara y razonada para obtener la satisfacción de ambas partes. Tanto para el cuidador como la persona que es cuidada.

Es importante darse cuenta que todos vamos a ser adultos y  como eso es parte inherente de la vida debemos prepararnos para ello, leer de las necesidades de los adultos, tomar cursos de cuidado para el adulto, empaparnos de las lecturas donde nos ofrecen información, y sobre toda prepararnos para una vejez digna.

El cuidador tiene que reconocer los aspectos positivos que le dará hacerse cargo de un adulto.

  • Mejorar la relación con la persona a la que cuida, ¿Cómo? Preparándonos en la plática con el familiar, en el tiempo que se le invertirá, en sus gustos, en su espacio, y sobre todo en la disposición del cuidador.
  • El sentimiento de logro y superación que debe descubrir el cuidador al aprender a tratar a un adulto con todas sus limitaciones, al autocontrol que aprenderá, aunado con los sentimientos de poder ayudar a una persona que lo necesita.
  • El cuidar descubre nuevas habilidades como la resolución de problemas, aumenta el propio reconocimiento que aumenta las fortalezas y les ayuda a reconocer las debilidades que puede superarlas, para hacerlo una mejor persona.
  • Sentimientos de crecer como personas y en competencias en el aprendizaje del cuidado del adulto mayor.
  • Cada persona que se dedica al cuidado aprende mil estrategias y herramientas, que le ayudaran a poder compartir sus vivencias en experiencias que lo harán sentir valioso para él y su comunidad.

Cuidar es una gran oportunidad de entrega y trascendencia para el ser humano.

Todos somos una oportunidad de que recibamos cuidado y que lo podamos brindar, solo hay que darnos oportunidad de reconocerlo, no se nace con ello se aprende cada día teniendo la intención de hacerlo.

Debemos descubrir cada momento donde se nos da la oportunidad de ayudar de manera positiva a las personas que nos rodean y con mayor importancia al familiar, hacerlo de manera gratificante, y con un tinte de oportunidad porque es ahí donde veremos el éxito de la atención.

Los adultos mayores tendrán muchos defectos, manías, y peros, aun así responden al buen trato, y a la disposición positiva que se les ponga para ello, es difícil si… porque al familiar se le conoce su historia y se le marca con ella.

Si no hay oportunidad con los familiares, podemos darnos con otras personas que necesiten nuestra ayuda y atención.

No dejemos de brindar nuestro apoyo a quien nos necesite, nuestra autoestima la agradecerá.

DRA. MARÍA BERTHA COVARRUBIAS MANRIQUE

ANTONIANOS 1

COL CAMPANARIO

TEL 6622 56 57 22

Anuncios

Decido quitarme la vida para no ser una carga

Un artículo de la Dra. Bertha Covarrubias Manrique

grayscale photography of person using phone

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

Que dolor encontrarnos con estos razonamientos, cada día son más los adultos que deciden dejar de vivir, por no encontrar un sentido a la vida, por sentirse un estorbo y no encontrar lugar en su propia casa, en su propio entorno.
Cada día son más los reclamos de los hijos, que no saben cómo tratar a sus padres, y no les interesa invertir nada de tiempo en leer los cambios biológicos, psicológicos y espirituales de sus padres, es un tiempo tirado a la basura. Lo más triste es que creen que una consulta les dará la receta mágica para ello. O si tienen que buscar una opción que requiera economía no la buscan, por no tener dinero, o si requiere tiempo, todos están tan ocupados.
Que el adulto se quede donde esta maltratado, mal atendido y con un margen de violencia extremo. No me agrada hablar solo lo negativo, hay que dar opciones a ambos sectores de la población al que cuida y al adulto.
AL QUE CUIDA.
Lo que es necesario es capacitarse para conocer los cambios normales del adulto mayor, su biología, su historia de salud, su estado emocional, su contexto ambiental.
Requiere personal que los instruya, que les puedan enseñar que es lo normal y que es lo
patológico, en donde inicia el cambio, en el estudio del mismo. No dar por sentado que lo sabemos todo, las palabras de “todo está bien” “no se queja” no quiere decir que no pase nada. Hay que identificar los cambios e ir acondicionando el ambiente para ellos.
Si el que cuida sabe cómo es la evolución natural, no tiene por qué angustiarse o cuando se presentan los problemas verlos como una carga sin opción de cuidado.
El tener padres o adultos mayores en la familia, nos identifica como futuros cuidadores, no hay opciones de evasión, porque si no lo hacen ustedes ¿quién?, y al hacerlo tarde, hay grandes opciones de deterioro. Y sentir que no los ven no es una alternativa.

Si el que cuida se prepara, estará en capacidad de marcar la pauta para un cuidado de calidad y de gran fortaleza, porque ello le dará las herramientas, para reconocer que es lo que si puede hacerlo y como.
Preparémonos y busquemos las opciones para conocer más y mejor al adulto, y dejemos de quejarnos porque tarde o temprano.

NOSOTROS SEREMOS EL PROBLEMA. SER VIEJOS.
EL ADULTO.
No hay que esperar llegar a ser adulto para buscar acciones que me lleven a ser un adulto responsable. Dejemos lo cómodo y lo que no nos mortifica, para iniciar la búsqueda al cambio, a la productividad, tal vez ya no económica, pero si emocional.

Cuando es el mejor momento YA. Como lo puedo hacer, es buscar que si es lo que me agrada, como si puedo pasar mis tiempos con nuevos amigos, con nuevas opciones con actividades diferentes, cada ciudad tiene opciones que se han ido implementando de acorde a los adultos, pero siempre les encontramos un pero….no mejor en mi casa.
Démonos cuenta que ahí no está la solución, y ahí es donde causamos problemas, por nuestra pereza al cambio, a nadie le interesa un adulto sin iniciativa, sin ilusiones, sin objetivo.
Busquemos algo que ha estado en mí, despertando ilusiones nuevas, actividades no importa que no me generen economía pero si ilusión.
Activación física a mi ritmo, salidas a juegos didácticos con sentido, no encierro en lugares donde mermo mi economía como los casinos (aun cuando digan que se divierten, no es de beneficio, más que o. para el que los abrió) pueden jugar pero en grupos donde haya convivencia , platicas, risas y deseos de estar acompañados..
Formemos grupos con un sentido, si yo tengo una actividad, saber cocinar, dar clases a las recién casadas, saber construir clases de reparaciones que nos pueden servir a todos. Hay que formar esos grupos.
Busquemos activamente lugares donde generar los cambios, y el cambio se dará cuando se tenga intención real de una atención adecuada. No dejemos que nuestros adultos fenezcan en la indolencia y en la soledad.

 

DRA. MARÍA BERTHA COVARRUBIAS MANRIQUE
ANTONIANOS 1
COLONIA CAMPANARIO
TEL 6622 56 57 22

Manualidades – No infantilizantes – para hacer con grupos de personas mayores

En esta ocasión en mayores de hoy les compartimos algunas ideas para ejecutar en centros de día o residencias con personas mayores. Debemos de salir de las actividades de preescolar que infantilizan a los mayores, aunque muchos de ellos puedan tener algún problema neurocognitivo como el Alzheimer, es importante mantener su status de persona adulta, pero no por ello realizar actividades aburridas o abrumadoras.

Aquí las ideas:

Trabajar la motricidad fina y coordinación mano-ojo con materiales reciclados o económicos como las tapas de botellas y botones:

 

b2c8a19fe5f5c32ae24d82e12f6f325c.jpg

77148be5cbad9065adbd73b154b4b8ed--bottle-caps-cap-dagde.jpg

el-bot-n-del-resorte-de-los-ni-os-bot-n-hecho.jpg

Los resultados pueden ser regalos para los familiares, elementos decorativos de uso personal o incluso para vender.

Tejer con las manos

Es una buena actividad para quienes acostumbraban tejer con gancho o aguja y ahora por cuestiones de motricidad fina o vista lo han tenido que abandonar.

 

52.jpg