La atención centrada en la persona con demencia, algunas recomendaciones

De acuerdo con una revisión de literatura científica enfocada en la atención centrada en la persona con demencia, realizada por  los investigadores: Sam Fazio, PhD, Douglas Pace, CNSJanice Flinner, MS y  Beth Kallmyer, MSW , publicada en el Journal “The Gerontologist” en 2018 se plantean las siguientes recomendaciones:

 

  1. Conozca a la persona que vive con demencia.

    El individuo que vive con demencia es más que un diagnóstico. Es importante conocer a la persona única y completa, incluidos sus valores, creencias, intereses, habilidades, gustos y disgustos, tanto pasados ​​como presentes. Esta información debe informar cada interacción y experiencia.

    portrait photo of elderly man leaning chin on his hand palm

    Photo by Andre Moura on Pexels.com

  2. Reconocer y aceptar la realidad de la persona.

    Es importante ver el mundo desde la perspectiva del individuo que vive con demencia. Al hacerlo, se reconoce el comportamiento como una forma de comunicación, promoviendo así una comunicación efectiva y empática que valida los sentimientos y se conecta con el individuo en su realidad.

    man and woman smiling

    Photo by rawpixel.com on Pexels.com

  3. Identifique y apoye las oportunidades continuas para un compromiso significativo.

    Cada experiencia e interacción puede verse como una oportunidad de compromiso. El compromiso debe ser significativo y útil para la persona que vive con demencia. Debe apoyar los intereses y preferencias, permitir la elección y el éxito, y reconocer que incluso cuando la demencia es más severa, la persona puede experimentar alegría, comodidad y significado en la vida.

    grayscale photo of laughing old man

    Photo by Flickr on Pexels.com

  4. Construir y cultivar relaciones auténticas y afectuosas.

    Las personas que viven con demencia deben formar parte de relaciones que los traten con dignidad y respeto, y donde su individualidad siempre esté respaldada. Este tipo de relación afectiva se trata de estar presente y concentrarse en la interacción, más que en la tarea. Se trata de “hacer con” en lugar de “hacer para”, como parte de una relación de apoyo y beneficio mutuo.

    aged black and white cane elderly

    Photo by Pixabay on Pexels.com

  5. Crear y mantener una comunidad de apoyo para individuos, familias y personal.

    Una comunidad de apoyo permite la comodidad y crea oportunidades para el éxito. Es una comunidad que valora a cada persona y respeta las diferencias individuales, celebra los logros y las ocasiones, y proporciona acceso y oportunidades para la autonomía, el compromiso y las experiencias compartidas.

    grayscale photo of people raising hands

    Photo by Luis Quintero on Pexels.com

  6. Evaluar las prácticas de cuidado regularmente y hacer los cambios apropiados.

    Hay varias herramientas disponibles para evaluar las prácticas de atención centradas en la persona para las personas que viven con demencia. Es importante evaluar regularmente las prácticas y modelos, compartir hallazgos y realizar cambios en las interacciones, programas y prácticas según sea necesario.

man person people old

Photo by Pixabay on Pexels.com

Fuente:

Sam Fazio, Douglas Pace, Janice Flinner, Beth Kallmyer, The Fundamentals of Person-Centered Care for Individuals With Dementia, The Gerontologist, Volume 58, Issue suppl_1, February 2018, Pages S10–S19, https://doi.org/10.1093/geront/gnx122

Anuncios

Los tipos de intervenciones no farmacológicas en personas mayores. — eH4ALL

Cita

Las intervenciones no farmacológicas en personas mayores tienen como objetivo optimizar las funciones cognitivas, conductuales y funcionales, además de contribuir a satisfacer ciertas necesidades que presentan los cuidadores. Teniendo en cuenta los resultados que se han podido observar en diferentes estudios, los profesionales estaríamos en el momento de dar un paso a favor del empleo de intervenciones no farmacológicas mas novedosas, mediante el uso de las nuevas tecnologías.

a través de Los tipos de intervenciones no farmacológicas en personas mayores. — eH4ALL

El hecho de cuidar a un adulto mayor

grayscale photography of patient and relative holding hands

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

Es muy importante mencionar la importancia que tiene el cuidador del adulto mayor, porque el brinda calidad, calidez y dignidad.

El cuidar no se le ha dado el papel que debe tener, se ve como una obligación del hijo que se quedó en la casa, que no se casó, o que vive con los padres, o que está solo, y pues… le toco bailar ese son… que es atender a su familiar adulto.

Cosa que le llega sin tener conocimientos, sin tener consciencia de que si se puede, de una manera objetiva, clara y razonada para obtener la satisfacción de ambas partes. Tanto para el cuidador como la persona que es cuidada.

Es importante darse cuenta que todos vamos a ser adultos y  como eso es parte inherente de la vida debemos prepararnos para ello, leer de las necesidades de los adultos, tomar cursos de cuidado para el adulto, empaparnos de las lecturas donde nos ofrecen información, y sobre toda prepararnos para una vejez digna.

El cuidador tiene que reconocer los aspectos positivos que le dará hacerse cargo de un adulto.

  • Mejorar la relación con la persona a la que cuida, ¿Cómo? Preparándonos en la plática con el familiar, en el tiempo que se le invertirá, en sus gustos, en su espacio, y sobre todo en la disposición del cuidador.
  • El sentimiento de logro y superación que debe descubrir el cuidador al aprender a tratar a un adulto con todas sus limitaciones, al autocontrol que aprenderá, aunado con los sentimientos de poder ayudar a una persona que lo necesita.
  • El cuidar descubre nuevas habilidades como la resolución de problemas, aumenta el propio reconocimiento que aumenta las fortalezas y les ayuda a reconocer las debilidades que puede superarlas, para hacerlo una mejor persona.
  • Sentimientos de crecer como personas y en competencias en el aprendizaje del cuidado del adulto mayor.
  • Cada persona que se dedica al cuidado aprende mil estrategias y herramientas, que le ayudaran a poder compartir sus vivencias en experiencias que lo harán sentir valioso para él y su comunidad.

Cuidar es una gran oportunidad de entrega y trascendencia para el ser humano.

Todos somos una oportunidad de que recibamos cuidado y que lo podamos brindar, solo hay que darnos oportunidad de reconocerlo, no se nace con ello se aprende cada día teniendo la intención de hacerlo.

Debemos descubrir cada momento donde se nos da la oportunidad de ayudar de manera positiva a las personas que nos rodean y con mayor importancia al familiar, hacerlo de manera gratificante, y con un tinte de oportunidad porque es ahí donde veremos el éxito de la atención.

Los adultos mayores tendrán muchos defectos, manías, y peros, aun así responden al buen trato, y a la disposición positiva que se les ponga para ello, es difícil si… porque al familiar se le conoce su historia y se le marca con ella.

Si no hay oportunidad con los familiares, podemos darnos con otras personas que necesiten nuestra ayuda y atención.

No dejemos de brindar nuestro apoyo a quien nos necesite, nuestra autoestima la agradecerá.

DRA. MARÍA BERTHA COVARRUBIAS MANRIQUE

ANTONIANOS 1

COL CAMPANARIO

TEL 6622 56 57 22