7 maneras de reducir el estrés y mantener la presión arterial abajo

De acuerdo con investigadores de la prestigiosa universidad de Harvard, estos siete consejos te ayudarán a mantener la presión arterial con niveles bajos y a reducir los niveles de estrés:

 

toddler lying on pink fleece pad

Photo by shahbaz Akram on Pexels.com

DUERME BIEN

Algunos consejos pudieran incluir tener una rutina de sueño estable, eliminar el uso del teléfono celular antes de acostarse, tomar una ducha antes de ir a la cama, exponerse a la luz natural durante el día…

man posing on sea shore during daytime

Photo by Pixabay on Pexels.com

APRENDE TÉCNICAS DE RELAJACIÓN

Respira, inhalando y exhalando… Aprende yoga, alguna arte marcial o herramienta de meditación.

 

action activity boy children

Photo by Lukas on Pexels.com

FORTALECE TUS REDES SOCIALES

Genera nuevas amistades, mantén y cultiva las que tienes. Puedes lograrlo asistiendo a clases grupales por ejemplo.

adult analogue break focus

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

AFINA LA MANERA EN COMO UTILIZAS TU TIEMPO

Entre más eficiente sea el uso que le das a tu tiempo en relación con tus actividades, menos estrés tendrás.

sea fashion beach sand

Photo by Pixabay on Pexels.com

CONSIÉNTETE 

Date tiempo para un masaje, una siesta o algo para ti.

 

marketing office working business

Photo by Negative Space on Pexels.com

PIDE AYUDA

Cuando el estrés o la ansiedad están presentes y no los puedes eliminar, es mejor pedir ayuda a tu familia, amigos y/o profesional de la salud.

 

 

Para más información puedes ingresar al reporte médico especial de la escuela de medicina de Harvard 

Fuente:

https://www.health.harvard.edu/heart-health/7-ways-to-keep-stress-and-blood-pressure-down?utm_content=bufferd5724&utm_medium=social&utm_source=twitter&utm_campaign=buffer

Anuncios

¿Por qué cuidar el corazón es bueno para el cerebro?

Lo que es bueno para tu corazón es bueno para tu cerebro.

ejercicio-corazon-saludable-cardiproteccion-salud-ingenieria-hospitalaria

El colesterol alto, la hipertensión arterial, diabetes tipo 2 y tipo 1, la depresión y un estilo de vida sedentario son factores de riesgo para presentar demencia. La gente que ha sufrido strokes (infartos cerebrales) y ataques al corazón puede ser más suceptible a padecer demencia en un futuro. Así que controlar a estos factores nos puede ayudar a no sólo tener una mejor calidad de vida en el presente, sino a tener menores probabilidades de padecer algún tipo de demencia en el futuro.

Entre los 40 y 60 años de edad, la presión arterial tiende a incrementarse, es importante checarla con frecuencia y cambiar hábitos que la incrementen. Además, es en la llamada mediana edad ( 40 a 60 años) que entre más grasa se tenga en las caderas, más probabilidad hay de padecer demencia en años futuros, esta grasa es asociada con una inflamación crónica de los vasos sanguíneos y afecta a la salud del cerebro.

Es importante: Activar nuestro cuerpo, controlar la presión arterial, controlar la diabetes, bajar de peso y dejar de fumar, para disminuir el riesgo de demencia. Así que si pensabas que solo se trataba de bajar de peso para poder respirar mejor, bajar el colesterol y entrar en ropa de tu talla, no, no es solo eso. La salud cardiovascular está directamente relacionada con la salud de tu cerebro. No queremos gorditos felices, queremos gente feliz.

 

Fuente: Curso Preventing Dementia MOOC Universidad de Tasmania, 2018

 

Decálogo de la vida sana para evitar las enfermedades cardiovasculares

Minientrada

 

  • Decalogo de la vida sana para evitar las enfermedades cardiovasculares

    Practique una alimentación cardiosaludable: equilibrada y variada.

  • Dedique 30 minutos diarios a ejercitar su cuerpo.
  • No fume
  • Controle su peso.
  • Vigile la grasa acumulada en el abdomen, ya que es peligrosa para el corazón.
  • Compruebe su tensión arterial
  • Revise tus niveles de colesterol y glucosa. 
  • Conozca su riesgo cardiovascular y cuál debe ser tu estilo de vida.
  • Comparta sus dudas y problemas.
  • Aprenda a controlar su estrés y ansiedad.

 

vía Decalogo de la vida sana para evitar las enfermedades cardiovasculares.