La atención centrada en la persona con demencia, algunas recomendaciones

De acuerdo con una revisión de literatura científica enfocada en la atención centrada en la persona con demencia, realizada por  los investigadores: Sam Fazio, PhD, Douglas Pace, CNSJanice Flinner, MS y  Beth Kallmyer, MSW , publicada en el Journal “The Gerontologist” en 2018 se plantean las siguientes recomendaciones:

 

  1. Conozca a la persona que vive con demencia.

    El individuo que vive con demencia es más que un diagnóstico. Es importante conocer a la persona única y completa, incluidos sus valores, creencias, intereses, habilidades, gustos y disgustos, tanto pasados ​​como presentes. Esta información debe informar cada interacción y experiencia.

    portrait photo of elderly man leaning chin on his hand palm

    Photo by Andre Moura on Pexels.com

  2. Reconocer y aceptar la realidad de la persona.

    Es importante ver el mundo desde la perspectiva del individuo que vive con demencia. Al hacerlo, se reconoce el comportamiento como una forma de comunicación, promoviendo así una comunicación efectiva y empática que valida los sentimientos y se conecta con el individuo en su realidad.

    man and woman smiling

    Photo by rawpixel.com on Pexels.com

  3. Identifique y apoye las oportunidades continuas para un compromiso significativo.

    Cada experiencia e interacción puede verse como una oportunidad de compromiso. El compromiso debe ser significativo y útil para la persona que vive con demencia. Debe apoyar los intereses y preferencias, permitir la elección y el éxito, y reconocer que incluso cuando la demencia es más severa, la persona puede experimentar alegría, comodidad y significado en la vida.

    grayscale photo of laughing old man

    Photo by Flickr on Pexels.com

  4. Construir y cultivar relaciones auténticas y afectuosas.

    Las personas que viven con demencia deben formar parte de relaciones que los traten con dignidad y respeto, y donde su individualidad siempre esté respaldada. Este tipo de relación afectiva se trata de estar presente y concentrarse en la interacción, más que en la tarea. Se trata de “hacer con” en lugar de “hacer para”, como parte de una relación de apoyo y beneficio mutuo.

    aged black and white cane elderly

    Photo by Pixabay on Pexels.com

  5. Crear y mantener una comunidad de apoyo para individuos, familias y personal.

    Una comunidad de apoyo permite la comodidad y crea oportunidades para el éxito. Es una comunidad que valora a cada persona y respeta las diferencias individuales, celebra los logros y las ocasiones, y proporciona acceso y oportunidades para la autonomía, el compromiso y las experiencias compartidas.

    grayscale photo of people raising hands

    Photo by Luis Quintero on Pexels.com

  6. Evaluar las prácticas de cuidado regularmente y hacer los cambios apropiados.

    Hay varias herramientas disponibles para evaluar las prácticas de atención centradas en la persona para las personas que viven con demencia. Es importante evaluar regularmente las prácticas y modelos, compartir hallazgos y realizar cambios en las interacciones, programas y prácticas según sea necesario.

man person people old

Photo by Pixabay on Pexels.com

Fuente:

Sam Fazio, Douglas Pace, Janice Flinner, Beth Kallmyer, The Fundamentals of Person-Centered Care for Individuals With Dementia, The Gerontologist, Volume 58, Issue suppl_1, February 2018, Pages S10–S19, https://doi.org/10.1093/geront/gnx122

Anuncios

Sentimientos de nuestros adultos con deterioro intelectual

woman standing near photo frame with newly wed couple picture

Photo by Luizmedeirosph on Pexels.com

Es muy importante darnos cuenta del sentir de nuestros adultos en cuanto al deterioro o pérdida de su memoria, la cual causa una gran depresión y una gran desorientación, hay que escucharlos de manera empática y ayudarlos con seriedad, y dejar las bromas a un lado, como que nos persigue el alemán, por ejemplo.

Recuerden que la mayoría de nosotros confiamos en nuestra memoria, dejamos en ella un gran cumulo de información, y poco usamos los apuntes para recordarlo, los proyectos del día siguiente, los planes para un viaje, cumpleaños, o simplemente los de la vida diaria…pero poco a poco se va perdiendo esa habilidad de recordar de manera inmediata los detalles.

Es cuando inician las conductas obsesivas, los vemos volverse más metódicos, mas organizados y porque no decirlo irritables. Y en cuanto al acomodo de sus cosas mucho más técnicos.

Ello en ocasiones nos puede parecer normal, que son cosas de viejo, y no le damos la importancia que merece, en estos casos, es cuando debemos de poner atención a las actividades que están haciendo, hay que hacer conciencia de la estimulación temprana a cualquier edad, pero en el adulto es muy importante.

Cuando nosotros notamos angustia en sus olvidos, o que estos se vuelven más comunes, hay que poner atención a los cambios y sugerir fortalecimientos y actividades que le ayuden a mejorar su memoria, no dejar que se aíslen, es cuando poco a poco se van retrayendo, por no recordar detalles de conversaciones, y es cuando reciben amonestaciones del mismo familiar, como… ya no te acuerdas, si te lo dijo… y entonces, recurren a quedarse callados, o a molestarse… o en el peor caso a no asistir a eventos para no ser lastimado por los comentarios imprudentes de la familia.

city man person people

Photo by Pixabay on Pexels.com

Hay que iniciar el real reconocimiento del adulto, no asustarse, porque ello no nos lleva a nada positivo, en ocasiones me dice el familiar, si no puedo estar tan pendiente, mejor ni me meto…actitud demasiado cómoda, falta de interés y de amor.

Pero lo que me lleva en este escrito no es lo negativo, sino que si podemos hacer con esto que descubrimos en nuestros pacientes adultos, y es lograr que cree nuevas redes de intercomunicación del cerebro, en donde hay un circuito maravilla que es la Neuroplasticidad cerebral. Y como usarla.

Se ha descubierto que las actividades recreativas, mejoran mucho la actividad del cerebro, como cuales, el baile, la pintura, la comunicación entre amigos dispuestos a escuchar, y departir en fiestas. Otras como estudiar algo que les llame la atención y que los motive, y sobre todo disfrutar en familia sin reparos por ser criticados.

Y esto lleva a un segundo nivel. No debemos esperar la perfección en el adulto, aun cuando ellos nos la hayan exigido, ellos educaron según su criterio y crianza, pero…. Esto no quiere decir que yo conociendo ahora lo que se de la evolución y del cambio neuronal, no podamos aceptar con dignidad sus cambios, la familia tiene que platicarlo con empatía, respeto y amor de los cambios de su adulto, y respetar al máximo la convivencia con ellos, y no minimizar su participación en la vida social.

Debemos incluirlo siempre en los eventos recreativos de la familia, en los juegos donde todos participan, aun cuando sus movimientos no sean precisos, preguntar que se hacía en su tiempo e incluir esa actividad en los juegos, de alguna manera acoplarse a su paso, no excluirlo, porque ello los está llevando al abandono y exclusión social.

Nuestros adultos sienten y viven sus olvidos, no lo pierdan de vista, si él sufre qué necesidad tengo de refutárselo y echar en cara lo que le hace sufrir.

Recordemos siempre tratar con dignidad, y cuidar por siempre el adulto que llevamos dentro.

DRA. MARÍA BERTHA COVARRUBIAS MANRIQUE

ANTONIANOS 1

COLONIA CAMPANARIO

TEL 6622 56 57 22

La alzheimerización de la vejez. Aportes de una etnografía de los cuidados

Les compartimos este artículo muy interesante, recientemente publicado en la revista académica ” Desacatos. Revista de Ciencias Sociales” :

 

Alzhe

En las sociedades occidentales modernas, envejecer se asocia a degeneración y a la cercanía de la muerte. En muchos países, las enfermedades degenerativas se consideran un problema grave de salud pública y las personas que las padecen constituyen un peso para la familia y la sociedad. En la antropología analizamos cómo la vejez dejó de ser una etapa de la vida para transformarse en un problema médico por medio de la construcción de la categoría diagnóstica de enfermedad de Alzheimer”.

[…]

El individuo desviado, en este caso el viejo enfermo, representado hoy por el enfermo de Alzheimer, es alejado y marginado. Su cuerpo se relega a las fronteras de la humanidad.

[…]

Si bien la alzheimerización de la vejez es un proceso que ocurre en el ámbito médico, también ha de analizarse en su amplitud como proceso social. Al alzheimerizar la vejez, la biomedicina introdujo una serie de normas y valores morales socialmente compartidos.

[…]

Presentamos resultados parciales de una investigación etnográfica efectuada entre 2011 y 2013, en Francia e Italia, con seis mujeres diagnosticadas con Alzheimer, con el propósito de explorar la experiencia de vivir con esta enfermedad y la importancia de los cuidados.

[…]

En nuestra investigación, la perspectiva etnográfica permitió ir más allá de la consideración de cuerpos y mentes de individuos enfermos y su deterioro inevitable para colocar la mirada sobre el proceso material, simbólico y afectivo del acompañamiento y los cuidados. En este marco, nos aproximamos a lo que implica para una persona transformarse a medida que la enfermedad avanza, y cómo, a lo largo de esta transformación, el otro que comparte la vida se vuelve siempre más íntimo y cercano […]

 

Para leerlo completo y descargarlo pueden dar click aquí 

Fuente:

Cesanelli, V., y Margulies, S. (2019). La alzheimerización de la vejez. Aportes de una etnografía de los cuidados. Desacatos. Revista de Ciencias Sociales, (59), 130-147. Disponible en: http://desacatos.ciesas.edu.mx/index.php/Desacatos/article/view/2054/1458