DISEÑO PARA PERSONAS DE LA TERCERA EDAD. UNA INVESTIGACIÓN SOBRE LA EXPERIENCIA CON PRODUCTOS TECNOLÓGICOS

close up photo of keyboard

Photo by Hitarth Jadhav on Pexels.com

El diseño para la vejez o gerontodiseño ha tomado importancia en los últimos tiempos, durante las próximas publicaciones estaremos hablando de este tema, que para muchos aún es desconocido. La profesión del diseñador va más allá de la creación estética, es un trabajo de pensamiento, de resolución de problemas, y en este caso el problema a resolver o mejor dicho la pregunta a contestar es ¿Cómo mejorar la calidad de vida del ser humano envejecido? … hay muchas preguntas que contestar.

Hoy les traemos este trabajo de investigación titulado ” Diseño para personas de la tercera edad. Una investigación sobre la experiencia con productos tecnológicos”.

El diseño de productos tecnológicos para personas de la tercera edad requiere no sólo del análisis de habilidades físicas y cognitivas de este sector para definir soluciones materiales (productos), sino también de las implicaciones emocionales ligadas al cumplimiento de las actividades como un todo (experiencia). Esta investigación es un acercamiento desde la perspectiva empática para determinar los requerimientos mínimos de diseño en productos tecnológicos usados en la vida cotidiana, teniendo como punto de partida la percepción y la experiencia de personas de la tercera edad, de un nivel socioeconómico medio, residentes de la zona metropolitana del Valle de México.

[…]

Diseño, empatía y experiencia El nuevo paradigma de diseño, Design Thinking, desarrollado a finales de la década de los noventa, ubica al diseño como un medio para entender la naturaleza de los problemas desde la percepción de los actores involucrados (Mattelmäki, Vaajakallio, & Koskinen, 2014). Desde esta perspectiva fenomenológica, las personas cobran mayor importancia y se colocan como elemento central del proceso, por lo que el primer paso del diseñador para establecer un óptimo canal de comunicación es lograr la empatía con ellas.

[…]

Algunos de los resultados de esta investigación fueron:

-En su mayoría, las personas del grupo en cuestión aprendieron a usar los productos con la ayuda de otras personas, y pocas, por el manual, o intuitivamente por la interfaz. Muchas de ellas requirieron de varias sesiones para aprender las funciones básicas, y pocos se atreven a investigar por su cuenta nuevas funciones. -Utilizar nuevas funciones o enfrentarse.

-Los productos tecnológicos se perciben como frágiles y caros, elementos que contribuyen al temor de usarlos.

-El uso de todas las funciones está limitado por la fragilidad con la que perciben el producto, el miedo a descomponerlo, el desconocimiento de otro idioma y no por el desinterés a conocer las funciones. Esta percepción fue recurrente en todos los usuarios sin experiencia previa.

Este artículo académico puede leerse en su totalidad aquí  es un muy buen ejemplo del diseño para la vejez o gerontodiseño, aunque hubiera sido mejor eliminar el concepto de tercera edad y cambiarlo por personas mayores, ya que como sabemos la tercera edad abarca un periodo de tiempo delimitado, para algunos de los 60 a los 75 años, y en esta investigación algunos sujetos de estudio rebasaron los 75 años.

¿Y que opinan los mayores de hoy? ¿Que herramienta tecnológica se les hace más fácil de utilizar? ¿Cuál es con la que siempre se pelean? ¿Será el DVD? ¿Las SMART Tvs? 

 

 

Fuente:   Hernández Romero, Hernández Romero y  Galindo Sosa (2017). Diseño para personas de la tercera edad. Una investigación sobre la experiencia con productos tecnológicos. En Ciencia desde el Occidente . Vol. 4. Núm. 1. pp. 30-40 ISSN: 2007-9575.

Disponible en:  http://www.udo.mx/sitio/images/archivos/cienciadesdeeloccidente/2017/Vol4Num1/3.%20Dise%C3%B1o.pdf

Anuncios

La moda en Dubai: diseño centrado en las personas mayores

En Noviembre de 2018, en Dubai, tuvo lugar la semana de diseño de Dubai (Dubai Design Week), en donde existió un panel de exhibición de estudiantes de diseño, pertenecientes al último año de estudios de esta bella carrera. Más de 150 prototipos fueron exhibidos y lo que más llamó la atención es que la mayoría eran productos pensados para los mayores de hoy, ya sea con dependencia o sin dependencia.

Aquí les mostramos algunos de ellos:

“Gotas de gelatina” Diseñado para las personas mayores con dependencia, problemas cognitvos que suelen exponerlos a la deshidratación

“Acolchada” Es una silla inflable para servicio de limpieza de personas mayores con dependencia

 

Un reproductor de música que promueve la reminiscencia en personas con demencia

El dispositivo funciona de manera similar a una radio FM, pero en lugar de estaciones de radio públicas, los usuarios se desplazan a través de sus contactos sociales y escuchan su música en tiempo real, uniéndolos en una experiencia musical. Del mismo modo, si decide escuchar su propia música, los amigos y la familia pueden escucharla, sin importar dónde se encuentren.

De este modo, teniendo lo más novedoso en el área del diseño de productos, podemos hablar de como los objetos pueden cambiar vidas y como la profesión del diseñador va mucho más allá de la carcasa… se trata de generar conceptos y resolver problemas.

Origen: Dubai Global Grad Show 2018 Trend: Human-Centered Designs for the Elderly – Core77

Más información sobre estos proyectos:

http://www.globalgradshow.com/projects

 

Los diseñadores y el envejecimiento

Existe un problema. Digamos… ¡Caída de una persona mayor!

El pensamiento del diseñador, digamos, su manera de ver las cosas puede arrojar un sin número de soluciones ante esta problemática. Uno de los problemas más comunes en personas mayores con cierta fragilidad.

 

El design thinking nos propone una perspectiva abierta a pruebas, a idear la mejor manera de resolver un problema. Hay propuestas que como en el video superior se enfocan en prevenir una fractura de cadera, otras ideas como la de la imagen superior se enfocan en prevenir la caída de acuerdo a los datos que puedan captarse del organismo, pues al sentir que la persona camina de alguna manera inestable envía un mensaje al centro de salud para que la persona sea atendida.

Tina para prevenir caídas

Otras ideas atienden a evitar situaciones que provoquen caídas, así que el design thinking no se ciñe a una parte del problema, sino que ve un todo y de ese todo se puede derivar en muchas acciones o para algunos intervenciones en la vida de una persona adulta mayor. Hay acciones desde esta manera de resolver problemas que no se traducen en un objeto o algo plenamente tangible, sino en una estrategia.

material-didactico-144-r3-no-edit_page_0.jpg

Es por ello que esta manera de resolver problemas, esta forma de pensar, ha sido considerada como una alternativa viable para innovar dentro de las empresas y gobiernos, no se trata de resolver todo con objetos, sino de la mejor manera posible.

Claro que si nos introducimos en el DISEÑO como tal, podremos darnos cuenta que esa manera de resolver las cosas, manera que los diseñadores aprendemos desde el día uno en la Universidad, puede sesgarse hacia ciertas soluciones.

Un arquitecto pensará en un espacio, en elementos ambientales y en como estos inciden en las caídas de una persona mayor. Un ingeniero podrá proponer algo similar a las bolsas de aire que se inflan al sentir que la persona cae y dentro de la Ingeniería tenemos especialistas en biomédica que seguramente tendrán grandes aportaciones al problema. Un diseñador textil pensará en textiles inteligentes y si se está inclinado a la moda podrá pensar en la ropa que evite caídas, fácil de poner… Un diseñador industrial ofrecerá el mobiliario correcto y trabajará de cerca con un Ing. Biomédico para proponer elementos como  las ayudas técnicas.

Pero de hecho tanto un arquitecto, como un ingeniero y un diseñador pueden pensar en diversas soluciones que quizá no están dentro de su “”rango””” o que en teoría no abarcan, pues todos utilizan esta forma de resolver problemas.

DesignThinking.png

Lo que los une es esa manera de pensar. Así que incluir a un “diseñador” (Arquitecto, Ingeniero o diseñador) en la resolución de los problemas que pueden estar presentes en el envejecimiento humano, es una idea excelente, pues además de tener al llamado “design thinking” como eje al resolver una problemática, también fungen como eslabones en la cadena de conocimiento, digamos que pueden unir esas ideas que provienen de las ciencias médicas y las ciencias sociales, pues para los diseñadores no se trata de A o B, se trata sencillamente de resolver problemas.