diseño ambiental

Disponer de entornos de alta calidad que posibiliten un envejecimiento positivo es el objetivo de todas las sociedades que valoran a sus mayores. El diseño ambiental para las personas con demencia se ha comprometido en alcanzar un subobjetivo, dar a la gente con demencia las mismas oportunidades de envejecer de manera satisfactoria, tal y como lo haría un coetáneo no afectado por la demencia.

Photo by Jeffrey Czum on Pexels.com

El diseño ambiental para las personas con demencia no debe entenderse como una disciplina encargada del diseño de instalaciones sanitarias, sino como una disciplina cuyo enfoque general sea proporcionar entornos que permitan a sus usuarios satisfacer sus necesidades humanas y alcanzar sus derechos humanos de dignidad, independencia dentro de sus posibilidades, atención en todos sus sentidos, auto-realización y participación social.

El término Diseño Ambiental se puede comprender de la siguiente manera:

• Más allá de la demencia—para todos los ancianos y todas aquellas personas relacionados con el movimiento de diseño universal


• Su propósito es proporcionar un envejecimiento saludable y no un modelo de ayuda para la discapacidad, como ocurre en gran parte del diseño pensado para los cuidados sanitarios

• Una herramienta para satisfacer los derechos y las necesidades humanas.

La aplicación del diseño ambiental siguiendo esta filosofía dará lugar a la reducción de los síntomas normalmente atribuidos a la demencia. Para lograr este resultado, el diseño ambiental debe considerarse una intervención no farmacológica.

Todas las cuestiones relativas al diseño deberían mirase a la luz del, quizá más importante hasta la fecha, modelo teórico para el estudio del entorno y el comportamiento: El Modelo de Presión Ambiental de M. Powell Lawton. En este modelo que describe la interrelación existente entre las competencias individuales y la presión social y física que ejerce el entorno, el individuo y el entorno están considerados sistemas interdependientes donde ambas variables afectan a las características internas de la otra. De acuerdo con este modelo, los comportamientos adaptativos se producen cuando las características individuales y las ambientales son congruentes entre sí. Por otra parte, cuando las características ambientales no encajan con las competencias individuales, no hay comportamientos adaptativos y surgen emociones negativas. Aunque este modelo simplificado fue desarrollado originalmente para describir la relación entre los ancianos y su entorno, su aplicación en el campo del diseño para la demencia pone de manifiesto la importancia de las capacidades conductuales, cognitivas, connacionales y emocionales.

1
Lawton, M.P. (1994). Quality of life in Alzheimer’s disease. Alzheimer’s Disease and Associated Disorders, 8 (3), 138-150, and Lawton, M. Powell Environment and aging – Monterey, CA Brooks/Cole Pub. Co. c1980.

Fuente:

Diseño Ambiental y Demencia (2011). Documento de Debate: Madrid 2011, Wisdem. Documento completo aquí

AGE LAB MIT

Sitio: http://agelab.mit.edu/

Fue creado en 1999 para inventar nuevas ideas y traducir creativamente las tecnologías en soluciones prácticas que mejoren la salud de las personas y les permitan “hacer cosas” a lo largo de la vida. Es un programa de investigación multidisciplinario que trabaja con empresas, gobiernos y ONG para mejorar la calidad de vida de las personas mayores y de quienes las cuidan.

Dentro de sus líneas de investigación se encuentran:

  1. Cuidado y Bienestar
  2. Servicios del hogar y logística
  3. Retiro y planeación de la longevidad
  4. Transporte y comunidades habitables

¿Que herramientas y métodos utilizan para investigar sobre envejecimiento y vejez?

Data Studio

Gestiona datos originales de campo, laboratorio, en línea y encuestas que incluyen conducción en carretera, actitudes financieras en varios países, uso y adopción de tecnología, cuidado, confianza y tecnología, servicios de vivienda y hogar, y comportamientos de salud y bienestar .

Delayed Digit Recall (n-back) Task

Es un método de calibración desarrollado por el MIT AgeLab que aumenta sistemáticamente la demanda cognitiva impuesta a un individuo. El laboratorio ha utilizado esta tarea en una serie de carga de trabajo del conductor y estudios de distracción.

Prestar atención a la carretera no es una operación binaria; los conductores pueden prestar diversos grados de atención a la tarea en cuestión. Para simular esto, las tareas de contar 0, 1 y 2 de vuelta modelan niveles crecientes de carga cognitiva, que a su vez reducen la atención al escanear el camino. Esto tiene como objetivo modelar de manera objetiva lo que un individuo puede experimentar mientras, por ejemplo, tiene una conversación telefónica, incluso si la llamada telefónica es con manos libres.

Esta herramienta de investigación se está utilizando actualmente en el proyecto TC22 / SC13 / WG 8 de la Organización Internacional de Normalización (ISO), Estudios coordinados sobre la tarea de respuesta de detección (DRT), como un sustituto de la demanda cognitiva. Se están realizando estudios en Alemania, Francia, Suecia, Canadá, China y los Estados Unidos. Se ha desarrollado una prueba para medir el potencial de distracción de las tareas.

Aquí el audio de este ejercicio cognitivo (inglés)

Innovation Studio

AgeLab ha desarrollado un método único para realizar talleres interactivos y sesiones de lluvia de ideas con proveedores de servicios empresariales, gubernamentales y de envejecimiento. Los estudios de innovación generalmente involucran al personal de investigación de AgeLab seleccionado y a miembros de una o más organizaciones que buscan comprender mejor el impacto del envejecimiento en sus negocios o desarrollar nuevas ideas de productos / políticas.

Miss Daisy (High-Fidelity Vehicle Simulator)

Es un simulador de conducción de alta fidelidad utilizado para evaluar la tecnología en el vehículo, la distracción cognitiva, la automatización, los efectos de enfermedades y medicamentos, y la validez del simulador.

Miss Daisy

AGNES

AGNES

Base de datos de voluntarios

El Agelab lleva a cabo una extensa agenda de investigación original que se basa en voluntarios de todas las edades para participar en experimentos, brindar sus opiniones, participar en encuestas y actuar como sujetos en otros estudios.


Algunas de sus más recientes publicaciones son:

König, K., Raue, M., D’Ambrosio, L. A., & Coughlin, J. F., (2019). Physical and Emotional Support of the Neighborhood for Older Adults: A Comparison of the United States and Germany. Journal of Environmental Psychology. doi: 10.1016/j.jenvp.2019.01.008

Lee, C., Ward, C., Miller., J., D’Ambrosio, L.A., and Coughlin, J.F. (2019). Transportation and the Oldest Old: Strategies and Technologies for Adapting to Changing NeedsTransportation Research Board 98th Annual Meeting. January 13-17, Washington, D.C

Brady, S., D’Ambrosio, L. A., Felts, A., Rula, E. Y., Kell, K. P., & Coughlin, J. F. (2018). Reducing isolation and loneliness through membership in a fitness program for older adults: Implications for health. Journal of Applied Gerontology, 1(21), doi: 10.1177/0733464818807820

Sin duda alguna, el agelab es un ejemplo a seguir por parte de todos los que nos involucramos en la investigación sobre envejecimiento y vejez, desde el diseño.

Por supuesto que cuando se habla de accesibilidad, en cuanto a motricidad se refiere, se piensa en la eliminación de las escaleras. Pensando en nuestro futuro incierto (parafraseando a mi padre) es que decidimos re diseñar nuestro hogar, para evitar pasar por situaciones bochornosas (para unos) y deprimentes (para otros), situaciones que si no tenemos una visión amplia no podremos ver. Por más cremas antiarrugas que nos coloquemos, por más ejercicio que realicemos, siempre está la posibilidad de ser dependientes en alguna ocasión, de ver mermadas algunas de nuestras capacidades mientras envejecemos. La existencia de esa p o s i b i l i d a d es la que me motiva a escribir en mayoresdehoy.com desde hace años. Esa posibilidad me impulsa a repensar la configuración de mi hogar y de mi trabajo.

Photo by Christa Grover on Pexels.com

Eliminar las escaleras es uno de los pasos obvios que todos solemos notar, un paso que puede implicar demolición, puede implicar un gasto enorme, un elevador, puede implicar un cambio muy significativo en la vida de una persona, puesto que a veces al no poder eliminarlas lo que se hace es olvidarnos de que existe un segundo piso y vivir en la planta baja. Recuerdo a una tía que planeo eso con antelación (quizá ustedes conozcan a alguien así) ella compró una cama de hospital, la colocó en un cuarto del primer piso y ahí pasó sus últimos días. Pero…¿es esa la solución? quizá si ya tenemos nuestra casa de toooda la vida esa sea la mejor solución, pues no nos mudaremos y posiblemente derrumbar o adquirir un elevador no sea lo más viable. Pero ¿qué pasa cuando recién estamos planeando nuestra casa? ¿qué pasa cuándo vamos a adquirir una vivienda? Si estuviéramos conscientes de nuestra esperanza de vida, de las posibilidades futuras, seguramente desde el inicio diseñaríamos nuestros espacios de manera diferente o ahorraríamos para ese elevador.

Photo by Jimmy Chan on Pexels.com

Pero, debo decirlo, eliminar las escaleras es lo más visible, lo que todo mundo sabe (o por lo menos la mayoría), pero otros datos más específicos son obviados, aspectos pequeños que parecen no tener importancia, pero ¡sí que la tienen!, por qué un pequeño resbalón en el baño puede derivar en una fractura de cadera, que puede traducirse a muchos años de movilidad reducida, depresión y ansiedad… dependencia. Un sencillo consejo de diseño de ambientes para nuestra vejez puede cambiar nuestro futuro, puede ser la diferencia entre un envejecimiento patológico y un envejecimiento sostenible y activo, aunque claro está que hay muchas enfermedades que no podemos evitar con el diseño de ambientes, pero existen otras que podemos atenuar como en el caso de las demencias (de eso hablaremos después). Así que el diseño de ambientes no es una trivialidad, ni una necesidad creada o de poca importancia, pensemos que vamos en lo correcto al eliminar las escaleras , pero que el camino es más largo que solo esa acción.

Si quieres mejorar un vivienda y no sabes por dónde empezar, si cuidas a una persona mayor con demencia o con dependencia funcional puedes contactarme .