Envejecimiento en el lugar – Aging in place– en los EUA

La Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (NAHB), en colaboración con AARP y otros expertos, ha desarrollado la designación de Especialista Certificado en Envejecimiento en el Lugar (CAPS), que se obtiene mediante la capacitación y las pruebas durante un programa educativo de varios cursos. Los profesionales de CAPS se enfocan en las necesidades únicas de la población adulta mayor, examinando barreras comunes y las modificaciones apropiadas en el hogar para envejecer en el lugar para resolverlas.

Según NAHB, un profesional de CAPS puede:

  • Recomendar actualizaciones que ayudarán a una persona a vivir independientemente en su propia casa.
  • Trabajar con un terapeuta ocupacional para desarrollar una modificación en el hogar o un plan de construcción basado en la seguridad y las necesidades funcionales de un individuo u hogar.
  • Colaborar con un contratista con licencia o diseñador de interiores sobre estrategias y técnicas de construcción y diseño para crear espacios de vida atractivos y sin barreras.
  • Proporcionar información sobre códigos y estándares de construcción, productos y recursos útiles,  los costos y el tiempo necesarios para proyectos comunes de remodelación.

Los remodeladores de CAPS y los profesionales de diseño y construcción no son profesionales médicos y generalmente consultan cobrando una tarifa por hora o plana. Para encontrar un profesional de CAPS en los Estados Unidos visite la página del directorio de NAHB .

De acuerdo con el arquitecto John Sylbestre  se recomienda que  haya un baño completo en el primer piso, un posible dormitorio y una lavandería. 

El baño es otra área crítica. Debe ser capaz de acomodar ayudas de movilidad, como bastones, andadores o sillas de ruedas. Las opciones incluyen ensanchar puertas, reemplazar las bañeras con duchas, invertir en inodoros suspendidos con alturas ajustables, colocar los controles de la ducha en una ubicación práctica y eliminar bordillos o escalones en las duchas, lo que también crea un aspecto más moderno.

Interior of large walk-in and roll-in shower that is handicapped accessible

Sylvestre Remodeling & Design

Las cocinas son otra frontera esencial para la movilidad. El arquitecto, especializado en esta temática, Sylvestre sugiere “echar un vistazo a los gabinetes, las puertas y las islas, asegurando un espacio adecuado para las tareas”. Las personas totalmente móviles dan por sentado el espacio libre necesario para abrir puertas y cajones, pero se verían muy afectados al usar una ayuda de movilidad como un andador o una silla de ruedas.

Lista de preguntas

Hay muchos recursos para las personas que contemplan una remodelación adaptable de envejecimiento en el lugar. Una de las más populares es la “Guía de HomeFit” de AARP, que comienza con una lista de verificación de preguntas diseñadas para ayudar a las personas mayores a pensar sabiamente sobre cómo vivir independientemente por más tiempo. Aquí hay una docena de sus consideraciones:

  1. ¿Hay una entrada sin escalones a su hogar?
  2. ¿Hay un dormitorio, un baño completo o una cocina en el nivel principal?
  3. ¿Son las puertas interiores de al menos 36 pulgadas de ancho?
  4. ¿La cocina tiene una superficie de trabajo que puede usar mientras está sentado?
  5. ¿Son fáciles de alcanzar los gabinetes y estantes de la cocina?
  6. ¿Están bien iluminadas sus entradas y pasillos exteriores?
  7. ¿Todas sus alfombras tienen agarres antideslizantes para evitar tropiezos o resbalones?
  8. ¿Las lámparas de las escaleras están ubicadas en la parte superior e inferior de las escaleras?
  9. ¿La ducha tiene una entrada sin escalones?
  10. ¿Son fáciles de alcanzar los gabinetes y estantes del baño?
  11. ¿Tiene su baño un grifo estilo palanca, táctil o sensor?
  12. ¿Hay tiras antideslizantes o alfombrillas antideslizantes en la bañera y / o la ducha?

Fuente:

https://www.southwestjournal.com/focus/homes/2019/09/aging-in-place/

 

Anuncios

5 Recomendaciones para fomentar un entorno terapéutico y de apoyo centrado en la persona con Alzheimer

Margaret P. Calkins obtuvo su licenciatura en Kenyon College en psicología. En Kenyon, un curso de psicología de la estética despertó su interés por diseñar entornos. Tomó cursos en la Escuela de Graduados de Diseño de Harvard. 

La Dra. Margaret P.Calkins es presidente de IDEAS: Diseños innovadores en entornos para una sociedad que envejece, una firma de consultoría dedicada a explorar el potencial terapéutico del medio ambiente, social y organizacional, así como físico, particularmente en lo que se refiere a adultos mayores frágiles y discapacitados. También es Presidenta de la Junta del Instituto IDEAS, que se centra en la investigación y la educación en la misma área. Miembro de varias organizaciones y paneles nacionales que se enfocan en temas de atención para adultos mayores con deterioro cognitivo.

 

  1. Crear un sentido de comunidad dentro del entorno de atención.

    La comunidad de atención incluye a la persona que recibe la atención, su familia y otros socios de atención elegidos, y los proveedores de atención profesional. El entorno debe apoyar la construcción de relaciones con los demás como resultado de compartir actitudes, intereses y objetivos comunes de las personas que viven con demencia, sus cuidadores y otros proveedores de atención.

    pexels-photo-209728.jpeg

    Photo by Pixabay on Pexels.com

  2. Mejore la comodidad y la dignidad de todos en la comunidad de cuidados.

    Es importante que los miembros de la comunidad de atención puedan vivir y trabajar en un estado de comodidad física y mental sin dolor ni restricción. Los entornos están diseñados para mantener la continuidad de uno mismo y la identidad a través de espacios familiares que apoyan la orientación al lugar, el tiempo y la actividad.

    photo of an old woman

    Photo by Victor L. on Pexels.com

  3. Apoye la cortesía, la preocupación y la seguridad dentro de la comunidad de atención.

    Los miembros de la comunidad de atención deben mostrar cortesía y respeto en sus actitudes y comportamientos mutuos. Hacerlo incluye crear un entorno de apoyo que no imponga restricciones innecesarias a las personas y las ayude a sentirse cómodas y seguras, al tiempo que garantiza su seguridad. El entorno compensa los cambios físicos y cognitivos maximizando las habilidades restantes y apoyando las actividades de cuidado.

    white and gray floral chair

    Photo by Madison Inouye on Pexels.com

  4. Brindar oportunidades de elección para todas las personas en la comunidad de atención.

    La cultura de la comunidad asistencial respalda una variedad de oportunidades para que todas las personas tomen decisiones sobre su vida personal y profesional, así como sobre su salud y bienestar. El entorno puede proporcionar oportunidades para la autoexpresión y la autodeterminación, reforzando el derecho continuo del individuo a tomar decisiones por sí mismo.

    man wearing blue hurley shirt

    Photo by Thgusstavo Santana on Pexels.com

  5. Ofrecer oportunidades de compromiso significativo a los miembros de la comunidad de atención.

    Las relaciones se basan en conocer a la persona, que se basa en hacer cosas juntas. Un entorno que brinda oportunidades múltiples y de fácil acceso para participar en actividades con otros respalda un conocimiento más profundo y el desarrollo o mantenimiento de relaciones significativas.

    grayscale photography of two laughing women

    Photo by Willian Oliveira on Pexels.com

Fuentes:

Margaret P Calkins, De la investigación a la aplicación: entornos de apoyo y terapéuticos para personas que viven con demencia, The Gerontologist , Volume 58, Issue suppl_1, febrero de 2018, páginas S114 – S128, https://doi.org/10.1093/geront/gnx146

https://www.kent.edu/research/margaret-calkins

https://www.commonwealthfund.org/person/margaret-p-calkins

Los obstáculos para [aprender a] diseñar para personas mayores.

Observando a los alumnos, pienso en lo que ha hecho que sean “exitosos” en un proyecto de diseño sostenible enfocado en personas mayores. Los alumnos que tienen un mayor avance son quienes tienen mayor apertura al tema, quienes abrieron los oídos y la perspectiva, dejando de pensar en las soluciones ordinarias que se le otorgan a los “problemas” de las personas envejecidas.

business money innovation icon

Photo by Pixabay on Pexels.com

Quienes siguen “atorados” son los que no se acercaron a la vida cotidiana de las personas mayores, quienes no hicieron su tarea (de manera literal), tarea que involucraba interactuar con la persona mayor. Son los que siguen hablando de cuestiones de accesibilidad y se han quedado relegados en sus proyectos pensando que la gente mayor solo necesita accesibilidad. Ya hemos dicho aquí, que ¡por supuesto que las rampas y los barandales son importantes!, pero no lo son todo. Es como reducir al ser humano a solo un ser biológico y funcional.

La accesibilidad es parte fundamental del diseño universal, del diseño incluyente. Y sabemos que el diseño inclusivo es, en cierta forma, hijo del diseño sostenible, por que la sostenibilidad no puede alcanzarse aislado a la gente.  Así pues, el diseño sostenible tiene como pilar a la inclusión.  Pero esta inclusión se da de una manera más profunda (en relación con la que usualmente se piensa) con la ayuda del diseño optimo del ambiente y del producto. Esa manera “óptima” incluye aspecto psicológicos, sociales y emocionales de la gente mayor. Inicia con una rampa, pero la rampa conduce a un mundo incluyente ¿Para qué quiero una rampa que me lleve a un sitio en dónde no tendré un lugar?

adult beanie crisis despair

Photo by Pixabay on Pexels.com

El gerontodiseño está cercano al diseño inclusivo, no puede existir sin este. Pero toma como centro al ser humano mayor, a sus necesidades y su forma de vida, promoviendo un desarrollo humano a lo largo de su vejez. Promueve la reflexión personal, soporta los duelos y los cambios, da a la gente mayor libertad de elección, piensa en su sexualidad, en sus gustos personales, sus usos y costumbres. No es una invención salida de la nada. Sale de la investigación vivencial y documental enfocada en la persona.

Ha sido un obstáculo enorme la manera de pensar que muchos jóvenes tienen sobre la vejez. Para enseñar como diseñar para gente mayor es entonces necesario PRIMERO cambiar la perspectiva que la gente joven tiene sobre ser viejo o mayor. Eliminar la discriminación por edad (Ageism) y para eliminar este tipo de discriminación debe de iniciarse con reconocer su existencia, tanto en nuestro lenguaje cotidiano  y pensamientos relacionados con lo que es envejecer y ser una persona mayor. Hay mucho trabajo por hacer, por suerte organizaciones internacionales como HelpAge y campañas globales como #AgeingEqual están trabajando para hacer conciencia sobre el tema. Pero desde cada uno de nuestros sitios, desde cada núcleo familiar hay que trabajar con la misma determinación, para eliminar esta y otras barreras que nos impiden ver al proceso del envejecimiento humano y la vejez con otras miradas, muy lejanas a las actuales.