¿Es seguro llevar a mi padre/madre mayor en el asiento de enfrente?

 

auto automobile automotive car

Photo by Pixabay on Pexels.com

Comúnmente se habla de las medidas de seguridad que tenemos que tener con los niños pequeños en los asientos del automóvil. Ya que de acuerdo con el sitio pruebaderuta.com una de las razones principales por la cual no es bueno llevar a los niños en el asiento delantero del auto es la bolsa de aire:

“En caso de una eventual colisión es factible que la bolsa, pueda convertirse en un elemento peligroso para el infante. En primer lugar si no viaja con el cinturón de seguridad la probabilidad de recibir lesiones por parte de la bolsa inflable. El puesto del pasajero tiene un alto grado de accidentalidad por reacción del mismo conductor, es el puesto que sale peor librado en los accidentes de tránsito”.

El sitio guiainfantil.com dice :

Para que un niño pueda viajar en el asiento delantero tendrá que tener más de 12 años o medir más de 135cm de altura o en caso contrario, se deberá utilizar un sistema de retención infantil (una sillita especializada).

¿Y por qué hablamos de niños si estamos hablando de personas mayores?

Esto no es un caso de infantilización, ni nada parecido. Es simplemente la cuestión antropométrica. Como sabemos, con la edad, las vértebras se comprimen, y muchas personas mayores experimentan una disminución en su estatura.

woman wearing brown overalls near brown tree

Photo by Edu Carvalho on Pexels.com

Es una cuestión natural.

Por ejemplo, si miramos las medidas antropométricas de la población adulta mayor mexicana nos daremos cuenta de algo importante: La estatura de las mujeres y hombres mayores se acerca al límite dado para ir en el asiento de enfrente.  De acuerdo con el libro: Dimensiones antropométricas de la población latinoamericana, publicado en el año 2007. Las mujeres mayores de entre 60 y 90 años en México rondan entre el 1.39 mt y 1.6 mts, mientras que los hombres se encuentran entre los 1.5 y 1.7 mts. 

Casi de manera obvia, por el hecho de que “el tiempo” va comprimiendo a las vértebras  de la espalda, la gente que más se acerca a los 90 años son quienes son de menor estatura. Todo esto lo escribo, además con conocimiento empírico, pues he observado, incluso en mi propia familia, como por pensar en la comodidad de la persona mayor, solemos colocarla en el asiento de enfrente, aunque al mirarla no pueda notarse dentro, debido a la baja estatura. Y no sólo es la estatura, sino a la pérdida de masa muscular.

Es un tema delicado, lo mismo es, adentrarnos en el debate de ¿hasta cuándo manejar un automóvil? y es que el diseño automotriz, pese a que está pensando en estos problemas y cómo solucionarlos aún en nuestro presente no ha dado una respuesta, el proceso de diseño y producción es largo. Investigadores del MIT han estado trabajando en el diseño automotríz pensando en gente mayor.

gettyimages-112139152-1024x1024.jpg

Por ahora, creo que debemos de estar conscientes de esta situación y pensar dos veces si lo mejor es que es nuestro familiar vaya en el asiento delantero, la comodidad para poder moverse enfrente es innegable, ¿pero la seguridad?. Quizá colocando un asiento de apoyo pudiera funcionar, pero habría que investigar más al respecto. Por lo pronto la pregunta queda ahí, para reflexionarla: ¿Es seguro llevar a mi padre/madre mayor en el asiento de enfrente?…

 

 

Anuncios

Diseña herramientas para cocinar, para personas invidentes

Cita

Esto, señoras y señores es DISEÑO.

 

Hey there, I learnt about this through ChannelNewsAsia’s Instagram account. While the title is self explanatory, it’s an interesting and inspiring video that gets people thinking about all the problems that could be solved by the talented individuals out there, if only we knew how to bring the two together. One comment on the video […] […]

a través de Young Designer Creates Cooking Tools For The Blind — DESIGN RESEARCH PORTAL – DRP

¿Profesionistas preparados en vejez y envejecimiento…?

En los últimos días escribir en mayoresdehoy.com me ha sido complicado, la razón nace en que por primera ocasión tengo la fortuna de enseñar un poquito sobre gerontodiseño y sus derivados a un grupo de jóvenes  universitarios. Quisiera compartirles algunas reflexiones al respecto con el fin de poner en perspectiva lo que de acuerdo con mi experiencia veo en relación con la preparación de los actuales profesionistas en el campo de envejecimiento y vejez.

¿Viejismo? ¿Qué es eso? 

¿que es el viejismo?

Photo by Alexander Krivitskiy from Pexels

 

Los jóvenes pueden hablar de racismo, sexismo… pero ¿viejismo? ¿edaismo? esas palabras no están en su vocabulario, no es algo común para ellos.

¿Sabían que en México hay más personas mayores de 60 años que niños menores de 5 ?

La respuesta: No.  ¿Entonces para quienes diseñan? (son alumnos de arquitectura, diseño industrial, diseño gráfico y administración/planeación de la obra urbana) ….¿Siguen pensando que el mercado de los niños pequeños es el que tiene más futuro? …

En este mes que llevo como docente universitaria me he dado cuenta que los chicos necesitan urgentemente una “zambullida” gerontológica. Necesitan que desde el inicio de la carrera se les hable del envejecimiento poblacional y esa “geronto-geriatri- (como gusten llamarle) zación” del nuestro mundo. Por qué aún creen que diseñar para la gente mayor es diseñar para las minorías, o diseñar para gente con problemas funcionales o mentales. Claro que algunos mayores tienen problemas funcionales y mentales, pero no todos. Aún muchos alumnos universitarios cercanos a ser llamados profesionistas creen que “adulto mayor” es sinónimo de abuelito o que ese concepto es general y que al llegar a cierta edad ¡¡Pum!! te conviertes en solo “un tipo de persona”. Olvidan la diversidad.

Por suerte estamos cambiando eso, hablando cada clase un poco más de lo que es el envejecimiento poblacional y sus implicaciones, esto desde la óptica del diseñador. Y da mucho gusto hacerlo. No va a ser sencillo …pero, ¡ah! como me apasiona el tema.

En futuras publicaciones por este medio y por redes sociales les estaré compartiendo los avances de estos futuros diseñadores industriales, diseñadores gráficos, arquitectos y urbanistas, pues de manera multidisciplinaria estarán trabajando un proyecto enfocado a la mejora de la calidad de vida en la vejez y a la promoción de un envejecimiento sostenible.