diseño para la vejez

En este artículo el sitio homify.com  presenta buenos consejos de diseño en relación a nuestra casa para envejecer en ella, pero de acuerdo con las imágenes que se presentan hay áreas de oportunidad. Por ejemplo en la siguiente imagen lo positivo es la luz natural, lo negativo es la falta de cortinas para poder regularla de alguna manera , de igual forma lo positivo es el contraste de los muebles con el piso, pero lo negativo es la altura de esos sillones (deben de ser más altos).

En la siguiente imagen la luz natural está excelente, todo está en un nivel, pero abría que ver que el piso no fuera resbaloso y que los muebles no sean pesados, sobre todo las sillas.

A partir de una cierta edad, necesitamos adaptar nuestra casa para que podamos vivir en armonía. Los años no tienen que ser un peso y la funcionalidad de la casa una carga. Lo único en lo que debemos concentrar nuestras energías es en vivir en paz y hacer las cosas con amor . Teniendo en cuenta las dificultades que pueden surgir en la vida cotidiana, escribimos este libro de ideas, para reunir las sugerencias que nuestros expertos de homify nos recomiendan para poder disfrutar cada día.Se seleccionaron seis imágenes, a partir de seis subtemas que son de mayor interés para todos aquellos que están en esa etapa donde las energías deben ser cuidadas para gastarlas en las cosas que más te gustan hacer. Disfrutar de nuestro hogar no debe ser una tarea cansada, sino una actividad agradable, y si quieres que tu casa sea perfecta para eso, ¡sigue con nosotros!

Pueden leer el artículo completo aquí: 6 consejos para diseñar una casa para personas mayores

 

 

La idea del adulto mayor se refiere a personas por encima de los 65 años y con la edad el cuerpo comienza a presentar signos de desgaste natural. Algunas enfermedades se vuelven crónicas con el paso del tiempo, pero ser viejo no es sinónimo de estar enfermo. A los 40 años aparece el primer signo de vejez, cuando el cristalino disminuye sus habilidades de enfocar. Con el paso del tiempo las articulaciones del cuerpo comienzan a dar signos de desgaste. Para muchos, ya no se escucha tan bien como antes y necesitamos más luz para ver mejor. Son 56 años de vida desde esa primera señal de los ojos, hasta los 96 años que tiene mi abuela materna y la expectativa de vida es cada día mayor.

[…]

Desde finales de 2015 estamos trabajando en un proyecto con la empresa Nuverz, una compañía dedicada a entender los problemas de la edad (aging) y del diseño de productos para adultos mayores (elderly). Los primeros productos que hemos desarrollado en colaboración, que muy pronto podrán ver en el mercado, siguen algunas premisas muy poderosas. Queremos erradicar la estética del objeto médico y darle a la gente un producto bien hecho, una pieza sólida que haga el trabajo, pero que se funda en el paisaje del hogar. ¿Cómo se diseñan entonces productos para una población infinitamente diversa y heterogénea?. Esa es la pregunta que se hace la escritora y activista Ashton Applewhite, autora del libro This Chair Rocks: A Manifesto Against Ageism, quien dice: “… si hay niños, jóvenes y adultos, no deberíamos usar tantos eufemismos y llamar a la gente mayor Viejos”. Esta postura es definitivamente mucho más honesta que todas las etiquetas que se han creado para la gente de cierta edad”. Como si ser viejo tuviera algún tipo de problema

 

Origen: Envejecer: productos discretos para la gente mayor desde el diseño, en Pratt Institute | di-conexiones

close up photo of keyboard

Photo by Hitarth Jadhav on Pexels.com

El diseño para la vejez o gerontodiseño ha tomado importancia en los últimos tiempos, durante las próximas publicaciones estaremos hablando de este tema, que para muchos aún es desconocido. La profesión del diseñador va más allá de la creación estética, es un trabajo de pensamiento, de resolución de problemas, y en este caso el problema a resolver o mejor dicho la pregunta a contestar es ¿Cómo mejorar la calidad de vida del ser humano envejecido? … hay muchas preguntas que contestar.

Hoy les traemos este trabajo de investigación titulado ” Diseño para personas de la tercera edad. Una investigación sobre la experiencia con productos tecnológicos”.

El diseño de productos tecnológicos para personas de la tercera edad requiere no sólo del análisis de habilidades físicas y cognitivas de este sector para definir soluciones materiales (productos), sino también de las implicaciones emocionales ligadas al cumplimiento de las actividades como un todo (experiencia). Esta investigación es un acercamiento desde la perspectiva empática para determinar los requerimientos mínimos de diseño en productos tecnológicos usados en la vida cotidiana, teniendo como punto de partida la percepción y la experiencia de personas de la tercera edad, de un nivel socioeconómico medio, residentes de la zona metropolitana del Valle de México.

[…]

Diseño, empatía y experiencia El nuevo paradigma de diseño, Design Thinking, desarrollado a finales de la década de los noventa, ubica al diseño como un medio para entender la naturaleza de los problemas desde la percepción de los actores involucrados (Mattelmäki, Vaajakallio, & Koskinen, 2014). Desde esta perspectiva fenomenológica, las personas cobran mayor importancia y se colocan como elemento central del proceso, por lo que el primer paso del diseñador para establecer un óptimo canal de comunicación es lograr la empatía con ellas.

[…]

Algunos de los resultados de esta investigación fueron:

-En su mayoría, las personas del grupo en cuestión aprendieron a usar los productos con la ayuda de otras personas, y pocas, por el manual, o intuitivamente por la interfaz. Muchas de ellas requirieron de varias sesiones para aprender las funciones básicas, y pocos se atreven a investigar por su cuenta nuevas funciones. -Utilizar nuevas funciones o enfrentarse.

-Los productos tecnológicos se perciben como frágiles y caros, elementos que contribuyen al temor de usarlos.

-El uso de todas las funciones está limitado por la fragilidad con la que perciben el producto, el miedo a descomponerlo, el desconocimiento de otro idioma y no por el desinterés a conocer las funciones. Esta percepción fue recurrente en todos los usuarios sin experiencia previa.

Este artículo académico puede leerse en su totalidad aquí  es un muy buen ejemplo del diseño para la vejez o gerontodiseño, aunque hubiera sido mejor eliminar el concepto de tercera edad y cambiarlo por personas mayores, ya que como sabemos la tercera edad abarca un periodo de tiempo delimitado, para algunos de los 60 a los 75 años, y en esta investigación algunos sujetos de estudio rebasaron los 75 años.

¿Y que opinan los mayores de hoy? ¿Que herramienta tecnológica se les hace más fácil de utilizar? ¿Cuál es con la que siempre se pelean? ¿Será el DVD? ¿Las SMART Tvs? 

 

 

Fuente:   Hernández Romero, Hernández Romero y  Galindo Sosa (2017). Diseño para personas de la tercera edad. Una investigación sobre la experiencia con productos tecnológicos. En Ciencia desde el Occidente . Vol. 4. Núm. 1. pp. 30-40 ISSN: 2007-9575.

Disponible en:  http://www.udo.mx/sitio/images/archivos/cienciadesdeeloccidente/2017/Vol4Num1/3.%20Dise%C3%B1o.pdf