¡Hey! ¡Esa persona de al lado es un mayor de hoy!

Los mayores de hoy están todas partes. Pero algunas veces los buscamos en todos lados, que están lejos de nosotros. Es algo contradictorio. Es como si supiéramos que existen, pero no tenemos la capacidad de verlos junto a nosotros, aún incluso si somos nosotros mismos los mayores de hoy. Esto quizá tenga que ver con una cuestión de idiosincrasia, de mitos, de costumbres, de  formas aprendidas de vida, es una cuestión compleja que requieren reflexionar, lo que generaciones pasadas nos inculcaron.

 

Compartimos videos virales en redes sociales, compartimos imágenes y mensajes que hablan de la vejez. Pero nos cuesta trabajo ver, que en nuestra comunidad existen, existen los mayores de hoy. Los maravillados viendo personas que hacen ejercicio teniendo 80 años, pero al momento de convivir con personas activas de nuestras redes sociales personales no nos asombramos de la misma manera. Todo cambia si la persona es famosa o  graciosa,  a sí la personas nuestro vecino.

AB0.jpg

Melquiades, 92 años. Un mayor de hoy viral.

Y es que tenemos un problema como sociedad, pues aplaudimos los videos virales de gente mayor, pero al hablar de nosotros mismos o de los mayores que nos rodean parecemos otros. No nos expresamos igual, y esto lo digo con base en experiencias que he observado a lo largo de estos años, en los que me he internado en el mundo de la vejez y el envejecimiento.

El Edaísmo o edadismo o viejismo (como quieran nombrarle) es un ejemplo claro, en ocasiones son los propios mayores de hoy quienes se expresan de sí mismos y de sus contemporáneos con expresiones edaístas, es algo muy arraigado. ¡

Luzco genial para mi edad ¿cierto?! 

A mi edad y haciendo estas cosas…

Mi compañera de generación se ve amolada, ya son los años

En fin, expresiones sobran. Pero habrá que reflexionar sobre como estamos construyendo esta nueva forma de envejecer, quizá aceptando que nuestros vecinos, que quizá nosotros mismos, nuestros padres y amigos son mayores de hoy es el paso inicial. Darnos cuenta que en lo cotidiano estamos rodeados de gente mayor, no solo darnos cuenta cuando “nos conviene” el taxista, el empacador del super mercado, el cliente de nuestro negocio, el tendero de la tiendita, la señora de las tortillas… ¡Cuantos mayores de hoy! Siendo conscientes de eso podemos iniciar una reflexión que nos lleve a como estamos diseñando el mundo de hoy y del futuro…

 

 

 

Anuncios

Los obstáculos para [aprender a] diseñar para personas mayores.

Observando a los alumnos, pienso en lo que ha hecho que sean “exitosos” en un proyecto de diseño sostenible enfocado en personas mayores. Los alumnos que tienen un mayor avance son quienes tienen mayor apertura al tema, quienes abrieron los oídos y la perspectiva, dejando de pensar en las soluciones ordinarias que se le otorgan a los “problemas” de las personas envejecidas.

business money innovation icon

Photo by Pixabay on Pexels.com

Quienes siguen “atorados” son los que no se acercaron a la vida cotidiana de las personas mayores, quienes no hicieron su tarea (de manera literal), tarea que involucraba interactuar con la persona mayor. Son los que siguen hablando de cuestiones de accesibilidad y se han quedado relegados en sus proyectos pensando que la gente mayor solo necesita accesibilidad. Ya hemos dicho aquí, que ¡por supuesto que las rampas y los barandales son importantes!, pero no lo son todo. Es como reducir al ser humano a solo un ser biológico y funcional.

La accesibilidad es parte fundamental del diseño universal, del diseño incluyente. Y sabemos que el diseño inclusivo es, en cierta forma, hijo del diseño sostenible, por que la sostenibilidad no puede alcanzarse aislado a la gente.  Así pues, el diseño sostenible tiene como pilar a la inclusión.  Pero esta inclusión se da de una manera más profunda (en relación con la que usualmente se piensa) con la ayuda del diseño optimo del ambiente y del producto. Esa manera “óptima” incluye aspecto psicológicos, sociales y emocionales de la gente mayor. Inicia con una rampa, pero la rampa conduce a un mundo incluyente ¿Para qué quiero una rampa que me lleve a un sitio en dónde no tendré un lugar?

adult beanie crisis despair

Photo by Pixabay on Pexels.com

El gerontodiseño está cercano al diseño inclusivo, no puede existir sin este. Pero toma como centro al ser humano mayor, a sus necesidades y su forma de vida, promoviendo un desarrollo humano a lo largo de su vejez. Promueve la reflexión personal, soporta los duelos y los cambios, da a la gente mayor libertad de elección, piensa en su sexualidad, en sus gustos personales, sus usos y costumbres. No es una invención salida de la nada. Sale de la investigación vivencial y documental enfocada en la persona.

Ha sido un obstáculo enorme la manera de pensar que muchos jóvenes tienen sobre la vejez. Para enseñar como diseñar para gente mayor es entonces necesario PRIMERO cambiar la perspectiva que la gente joven tiene sobre ser viejo o mayor. Eliminar la discriminación por edad (Ageism) y para eliminar este tipo de discriminación debe de iniciarse con reconocer su existencia, tanto en nuestro lenguaje cotidiano  y pensamientos relacionados con lo que es envejecer y ser una persona mayor. Hay mucho trabajo por hacer, por suerte organizaciones internacionales como HelpAge y campañas globales como #AgeingEqual están trabajando para hacer conciencia sobre el tema. Pero desde cada uno de nuestros sitios, desde cada núcleo familiar hay que trabajar con la misma determinación, para eliminar esta y otras barreras que nos impiden ver al proceso del envejecimiento humano y la vejez con otras miradas, muy lejanas a las actuales.

 

 

Infografía sobre los estereotipos de la vejez y la percepción en los transeúntes de 20 a 35 años de la Plaza San Martín, Lima, 2018

 Jackeline Kelly Flores Rosales, presentó como trabajo de tesis para obtener el título profesional de Licenciada en Arte y diseño gráfico empresarial, el proyecto nombrado ” Infografía sobre los estereotipos de la vejez y la percepción en los transeúntes de 20 a 35 años de la Plaza San Martín, Lima, 2018″.
Vale la pena colocarlo por aquí, pues el trabajo es muy bueno, se los dejamos:

Para el desarrollo de esta propuesta, se realizó una infografía interactiva y dinámica, que permite a la población una mejor comprensión del tema, impulsando al uso de la percepción, por medio de la aplicación unas capas transparentes que permiten apreciar el proceso físico del envejecimiento. Beneficiándolos con un recurso visual que contiene un estudio completo, atractivo, que impone el uso del lenguaje visual, para producir un recurso de enseñanza actualizada.

Ilustración central de la infografía, la cual representa a una adulta joven en el que las personas podrán quitarle la primera capa transparente que contiene la impresión del cabello de la mujer, para luego pasar las siguientes capas que permitirán ver como surgen los cambios físicos hasta lograr convertirse en una adulta mayor.

 

En palabras de la autora:

La infografía pretende mostrar los estereotipos sobre la vejez, el cual le permite al público obtener, comprender fácilmente de una forma interactiva el tema expuesto. La infografía, muestra por medio de capas transparentes, el proceso de envejecimiento de una joven adulta hasta llegara a convertirse en una adulta mayor.

 

Infografía sobre los estereotipos de la vejez y la percepción en los transeúntes de 20 a 35 años de la Plaza San Martín, Lima, 2018

Infografía sobre los estereotipos de la vejez y la percepción en los transeúntes de 20 a 35 años de la Plaza San Martín, Lima, 2018

Infografía sobre los estereotipos de la vejez y la percepción en los transeúntes de 20 a 35 años de la Plaza San Martín, Lima, 2018 2

Infografía sobre los estereotipos de la vejez y la percepción en los transeúntes de 20 a 35 años de la Plaza San Martín, Lima, 2018 2

 

Rosales Flores, al realizar la exposición de su infografía, encontró que:

La mayoría no aceptan la vejez como una etapa más en la vida del ser humano, veneran la imagen joven y la belleza, generando interpretaciones discriminatorias y viendo el proceso de envejecimiento como una etapa de retroceso y deterioro.

[…] nos enfrentamos a una sociedad que tiene percepciones exageradas de la vejez, en donde clasifican a las personas partiendo de sus edades, deteriorando sus capacidades y generalizándolos

 

Fuente:

Rosales-Flores, Kelly, J. (2018). Infografía sobre los estereotipos de la vejez y la percepción en los transeúntes de 20 a 35 años de la Plaza San Martín, Lima, 2018.