¡Comprobado, la edad es solo un número!

La edad es sólo un número

Se solía pensar, y aún muchos (erróneamente) lo piensan, que tener 60 años es sinónimo de estar “viejo”, pero recientemente investigadores provenientes de España, Estados Unidos y Noruega han propuesto una manera diferente para medir el envejecimiento de la población, algo más allá de la edad cronológica.

Los investigadores dicen:

“La nueva métrica facilita el cambio de pensar no solo en la edad cronológica sino también en el estado de salud y severidad de la enfermedad del envejecimiento de las poblaciones. Nuestros hallazgos podrían proporcionar aportes a la formulación de políticas al identificar claves impulsores de la variación en la carga de envejecimiento y los recursos necesarios para abordar la carga”.

Chang, Skirbekk, Tyrovolas, Kassebaum y Dieleman afirman que al utilizar el Estudio de la carga mundial de enfermedades, lesiones y factores de riesgo 2017, desarrollaron una métrica que refleja la morbilidad y mortalidad relacionada con la edad a nivel de la población. Analizaron 92 enfermedades que incrementan notoriamente con la edad cronológica.

En primer lugar, identificamos un conjunto de enfermedades relacionadas con la edad, definidas como enfermedades con tasas de incidencia entre la población adulta que aumentan de forma cuadrática con la edad, y medidas su carga relacionada con la edad, definida como la suma de años de vida ajustados por discapacidad (AVAD) de estas enfermedades en adultos.
En segundo lugar, estimamos la carga de salud relacionada con la edad estandarizada por edad en 195 países entre 1990 y 2017. Utilizando el promedio mundial de personas de 65 años como población de referencia, calculamos la edad equivalente en términos de la carga de enfermedad relacionada con la enfermedad para todos los países.

En tercer lugar, analizamos cómo los cambios en la carga relacionada con la edad durante el periodo de estudio se relacionan con diferentes factores con un análisis de descomposición.

Finalmente, describimos cómo países con niveles similares de la carga global relacionada con la edad experimentan diferentes inicios del envejecimiento.

En la siguiente gráfica podemos apreciar que en México se tienen las enfermedades al rededor de los 70 años que alguien de India puede padecer antes de los 60 años, mientras que una persona japonesa las experimenta cerca de los 80 años.

Así que, la edad es solo un número, y sus padecimientos son relativos al país en dónde se encuentren, así como a otros factores… Tener 60 años en México no es igual a tener 60 años en Afganistan y eso debe de quedar claro al hablar sobre envejecimiento y vejez.

The Lancet 2019 estudio envejecimiento

Y claro está que envejecer en cada región de cada país, también cambia las cosas…

 

Fuentes:

Chang, A. Y., Skirbekk, V. F., Tyrovolas, S., Kassebaum, N. J., y Dieleman, J. L. (2019). Measuring population ageing: an analysis of the Global Burden of Disease Study 2017. The Lancet Public Health4(3), e159-e167. Disponible en: https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S2468-2667%2819%2930019-2

 

Anuncios

Pasos para erradicar el edaísmo

abstract blackboard bulb chalk

Photo by Pixabay on Pexels.com

Ayer le pregunté a un grupo de jóvenes de licenciatura ¿Qué es lo que pasa cuando una persona envejece? ¿Qué rodea al envejecimiento?…

Ellos me dijeron:

  • Pierden habilidades
  • Son más débiles
  • Pierden fuerza
  • Se les olvidan las cosas
  • Se enferman más seguido
  • Su ocupación o trabajo cambia

Yo les dije ¿Alguien me puede decir algo más positivo?

Una persona me dijo: Son jefes de familia.

Los jóvenes no podían referirse a la vejez o al proceso de envejecer con adjetivos positivos… les dije: ¿Ven esto? Esto se llama viejismo o edaísmo. Exclamaron diferentes cosas pero se sorprendieron. Continúe. Sí, eso es discriminación por edad, es como el racismo, el sexismo… estamos hechos así, siempre pensando que ser mayor es sinónimo de todo lo que me acaban de decir. Pero bueno, el primer paso es darnos cuenta de que así pensamos.

Así inició la primer clase de sostenibilidad enfocada en tratar al envejecimiento poblacional desde esta mirada. Les iré contando como nos va.

 

 

 

 

Un capítulo sobre el Edaísmo: Grace & Frankie

Grace y Frankie cruce peatonal

Si alguien no ha entendido que es la discriminación por edad en la temporada 5 episodio 4 de Grace & Frankie queda bastante claro. La verdad este tipo de series es lo que se requiere para crear una cultura en pro de un envejecimiento exitoso, saludable y libre de discriminación.

El capítulo trata dos temas relacionados con la discriminación por edad, el primero y quizá más visible es la falta de empatía que la sociedad tiene con las personas mayores, que pueden o no tener algún tipo de dependencia funcional. Cruzar una calle puede ser todo un reto y en México y países de América Latina podemos hablar de esto, pues en muchos no existe este sistema de apretar un botón para poder pasar la calle, de ello en muchas ciudades y pueblos de América no existen calles caminables…

cdn-3.expansion.jpg

Caminar por las calles no es tarea fácil siendo alguien que usa un bastón, o silla de ruedas o simplemente camina un poco más lento que el promedio de la gente. Vale la pena el discurso de Grace & Frankie, una serie que a lo largo de sus 5 temporadas ha dado de que hablar.

Otro aspecto del edaismo es el retratado por “Grace” (Jane Fonda) quien en la serie cumple 80 años. Al momento de que todos saben su edad, la tratan distinto, la minimizan e infantilizan.

Grace and Frankie

Y es que así solemos ser con los mayores… tristemente nos enfrascamos en un número y creemos que ese número significa muchas cosas. Jane Fonda nació en diciembre de 1937, si, ella tiene 81 años…en verdad los tiene. Mal dicho diríamos “No luce de 80” “Se ve muy bien para su edad”, es mucho mejor decir simplemente (si tenemos que decirlo) “Se ve muy bien”. unnamed.jpg

El como luce Jane Fonda, no es casualidad, es resultado de una vida. Un envejecimiento saludable. Fue pionera en programas de ejercicios, promoviendo una vida sana y activa desde su juventud, además de tener una actitud nada derrotista.

Tener 80 años era sinónimo de estar en cama, silla de ruedas o incluso estar muerto. Pero ahora con el aumento de la esperanza de vida las cosas poco a poco van cambiando, claro que no para todos. Hoy en día también hay muchos mayores de hoy con dependencia que aún no tienen 80.

3222860-2-650-1466358898-2.jpg

Ella también tiene 80 años

Así que tener 80 es subjetivo y depende mucho de cada quien. Si nos la pasamos fumando, con vicios toda la vida, con una mala alimentación, con enfermedades desde edad temprana, con un entorno nada saludable entonces no podemos esperar a llegar a los 80 como las mujeres de las imágenes de arriba. Todo inicia desde edades tempranas, desde el vientre materno, de hecho, la buena salud y alimentación sana son la base para una vejez disfrutable. Y si por alguna razón, un accidente o problema externo a nosotros no llegamos a esa vejez plena, por lo menos podremos decir que lo intentamos.

Por lo pronto hablar sobre la discriminación por edad es un gran inicio, eliminemos ideas preconcebidas de la vejez pero al mismo tiempo diseñemos un mundo incluyente para que quienes tienen problemas de movilidad o cognitivos puedan convivir sin barreras.