#Entrecanos–  Bolsa de trabajo para personas mayores

Les compartimos un poco de ENTRECANOS  

Es una iniciativa bastante novedosa que inició en el año 2017, en donde las personas mayores pueden acceder a una bolsa de trabajo para gente mayor tanto en México como en el Perú. Pueden ver la bolsa de trabajo aquí.

 

Esta iniciativa tan pertinente y novedosa es desarrollada por  Luis Garza Hoth, quien en conjunto con algunos aliados están aportando a la población mayor oportunidades para seguir participando en el mercado laboral.

 

Pueden leer más sobre entrecanos aquí: Así nació Entrecanos – Entrecanos

Anuncios

Los retos del envejecimiento poblacional, de los que nadie habla.

photo of man riding motorcycle

Photo by julie aagaard on Pexels.com

Claro está que el envejecimiento y la vejez son temas  importantes que  hay tratar, temas como los derechos humanos, inclusión, accesibilidad son un deber de difundir y compartir por redes sociales. Pero creo que nos está  fallando algo elemental: El aspecto cotidiano.

El aspecto de la convivencia con personas mayores, es un tema que quizá queda obviado, Es un tema, que llegamos a veces a posponer y ya no querer profundizar. Sin el afán de dañar o agredir, creo que nos falta mucho cómo sociedad para poder tener una verdadera convivencia entre personas mayores jóvenes y niños.

No basta con llevar a los niños a los asilos o centros de día. No basta con hacer campañas publicitarias para hablar de la inclusión del gente mayor. Lo que debemos de tratar es qué hacer en lo cotidiano, que hacer al momento de interactuar con personas mayores que cada día son más dentro de nuestras comunidades. Muchas veces los jóvenes ( o  incluso los niños) no sabemos cómo interactuar, como relacionarnos con estas personas, y creo que también las personas mayores requieren de cierto Conocimiento para poderse relacionar como grupo con otros grupos etarios.

Ejemplos.

Nos topamos con una persona mayor que está conduciendo su automóvil. Quizá es una persona de 70 o más años, y por razones lógicas y biológicas su velocidad de reacción es menor a la que tenía hace 30 años. Esto no es discriminar simplemente es hablar de aspectos funcionales reales, claro está que hay personas mayores que conducen muchísimo mejor que yo.  Hace décadas esto no era un problema porque la mayoría de la gente mayor  fallecía o dejaba de conducir su automóvil, pero  hoy nos enfrentamos a una realidad de una ciudad con un alto porcentaje de personas mayores que hacen uso de su propio medio de transporte. Es cada día más común leer notas de accidentes en donde adultos mayores están involucrados. Como sociedad no estamos preparados para esto. En primer lugar es necesario un rediseño automotriz, algo que está ocurriendo, que se está dando en muchas empresas automotrices e incluso existen propuestas de rediseño desde universidades de prestigio como el MIT.  Pero, al día de hoy, ya estamos experimentando estas complicaciones que se generan por automóviles que no están pensados para un sector envejecido, ni ciudades que lo estén.

Que quede claro que no hablo de prohibir a las personas mayores manejar. Habló de que los objetos como en este caso son los automóviles no están diseñados para que la gente mayor continúe manejando, la traza urbana tampoco lo está, existen proyectos que se desarrollan pensando en esta accesibilidad, pero hoy no son realidad. Además del automóvil, la gente que rodea a las personas mayores que están al volante, carecen de conocimientos básicos respecto a las características funcionales  de una persona mayor, que goza de buena salud, pero es mayor. Al conocer  que  algunas capacidades funcionales de un adulto mayor van a cambiar, que su velocidad de reacción es menor a la mía, puedo ser empático y adelantarme a una situación evitándola, evitando un excelente.

man standing near car

Photo by Sankalpa Joshi on Pexels.com

Este artículo puede sonar quizá un poco duro, pero creo que es algo que tiene que hablarse. De repente nos hemos volcado los adultos mayores fantásticos llenos de energía que rompen paradigmas, ¡por su puesto que existen y que son muchos!. Pero dejamos de lado el aspecto cotidiano por ejemplo hablando de los empacadores voluntarios en los super mercados (en México son muchos). Algo que siempre he juzgado como el ejemplo perfecto de la falta de conocimiento de las aptitudes que necesito una persona para desempeñar un trabajo. Una persona mayor es útil a la sociedad de muchas formas, pues cuenta con  una trayectoria llena de experiencias buenas o malas, sin importar su conocimiento académico. El hecho de volverse empacador voluntario y hacer uso de herramientas como su propio  cuerpo, cargando objetos pesados, estando mucho tiempo de pie, inclinarse hacia enfrente, haciendo uso de la motricidad gruesa y fina,  entre muchas otras características que su antropometría no permite ejecutar con destreza. Eso hace que la persona mayor se vea subutilizada, pues puede que ejecute bien su trabajo, pero a un alto costo, haciendo uso de su cuerpo que es lo que sin dar marcha atrás refleja los años pasados, los accidentes y las enfermedades. Quizá la señora empacadora pudiera orientarme sobre la crianza de los hijos o sobre como desempeñarme en una función nueva para mi, como atender al cliente, como vender. Pero no. Ella se dedica a empacar. Un trabajo digno, pero a mi gusto pudiera dar más desempeñándose en otra actividad que le exija menos esfuerzo físico.

man and woman standing beside pedestrian lane

Photo by Jimmy Chan on Pexels.com

Nos enfrentamos a una generación de adultos mayores que exigen sus derechos que no se quedan callados y que continúan queriendo ser activos en la sociedad. Es una generación que cambia paradigmas como siempre lo han hecho, desde los años 60s o 70s. Es una generación que se encuentra en una pelea interna (quizá) entre exigir sus derechos para seguir siendo útiles a la sociedad y al mismo tiempo  están en espera de una jubilación o pensión prometida por el sistema en el que vivieron toda su juventud.

Es un tema realmente muy complejo y muy profundo para analizar. Existen como en todo, aspectos positivos y negativos ante la interacción de los jóvenes  (generación X, milenials )  con los mayores de hoy. Éstos aspectos son los que debemos de tomar en cuenta al momento de hablar de la vejez y del envejecimiento en este presente. Lo que ocurre es que anteriormente  las personas mayores se relegaban,  se quitaban del camino, por así decirlo, de los jóvenes que continuaban. Ahora no pasa lo mismo.

Dejo estas ideas simplemente para reflexionar y poner sobre la mesa que tenemos que hablar de más allá de temas populares, temas que si son interesantes pero que pareciera que les damos vueltas solamente. Empoderar a la gente mayor es una parte importante de estos nuevos cambios poblacionales, pero también brindar las herramientas a toda la sociedad para poder relacionarse de manera eficaz y asertiva con la gente mayor que los rodea.  Sumerjámonos en las relaciones intergeneracionales,  en las tangentes del envejecimiento poblacional y en cómo desde muchas áreas podemos proponer soluciones a los diversos retos que este conlleva.…

 

 

Envejecimiento en áreas urbanas marginadas de México: Condiciones mixtas de privilegio y desventaja. REBECA WONG

México, como muchos de los países de América Latina, tendrá un crecimiento en la población de adultos mayores sin precedente, puesto que por primera vez se alcanzan tan altas esperanzas de vida al nacer en la región. Además, la velocidad de dicho crecimiento se dará en forma ‘acelerada’ si se le compara con la velocidad con la que envejecieron los países desarrollados. El tiempo que le tomará a un país típico de la región para alcanzar una fracción de alrededor de 15% de población con 60 o más años de edad, de un nivel actual de 8%, será de menos de dos quintas partes de lo que le tomó a Estados Unidos de América (EUA).

[…]

La población que vive en áreas urbanas marginadas, es decir, aquella que por definición no alcanza los beneficios de la mayoría en cuanto a servicios básicos, la residencia urbana puede representar una desventaja, ya que esta población tendría que enfrentar sus necesidades básicas sin contar con el apoyo institucional, en zonas con alto costo de la vida, y con poblaciones de alta densidad poblacional. Lo anterior implica peores condiciones higiénicas en lo relacionado con el manejo de las basuras y el procesamiento de los alimentos , comparado con las que se pueden encontrar en zonas rurales […] Entre los principales estilos de vida que se asocian con la residencia urbana, en contraste con la rural, se encuentran la dieta de alimentos procesados, con un relativamente alto contenido de grasa y de carbohidratos refinados, y la falta de ejercicio físico y, por lo tanto, la presencia de un factor de riesgo importante para enfermedades crónico degenerativas, y para la obesidad.

[…]

La situación del adulto mayor puede ser muy distinta si se encuentra
en un área urbana marginada porque migró de un área rural siendo ya
adulto mayor, o porque envejeció en ese sitio. Esta condición puede ser
un determinante importante del tamaño de su red social y familiar en su
sitio de residencia, y de la ayuda familiar que reciba.

[…]

A continuación se hace una serie de conjeturas acerca del adulto
mayor que vive en México bajo las condiciones mencionadas de
marginación y de acelerado cambio:
1) Los patrones de consumo de alimentos y de ejercicio físico en las
zonas urbanas, comparadas con las rurales, puede implicar una mayor
propensión al estilo de vida sedentario y a una dieta que coloca a los
adultos mayores en alto riesgo de obesidad, discapacidad, así como
de enfermedades crónico degenerativas.
2) El marco de la salud de los adultos mayores puede exhibir una mezcla
de condiciones crónico degenerativas y de enfermedades infecciosas
que impacten negativamente en el nivel de discapacidad y de limitación funcional que pudo presentarse entre los adultos mayores en zonas
urbanas marginadas.
3) La marginalidad implica que es probable que las condiciones
económicas del hogar no sean favorables, y sea necesaria la
participación laboral de los miembros del hogar, sobre todo de las
mujeres adultas jóvenes. Ello implica que los adultos mayores, sobre
todo las mujeres, tengan que realizar tareas domésticas y de cuidado
hacia menores de edad y a otros adultos mayores en el hogar.
4) Este rol social, extendido a lo largo de una mayor parte del ciclo de
vida, puede representar ventajas para las mujeres adultas mayores
respecto a los hombres, ya que les permite mantener, por más tiempo,
su rol de cuidadora y de contribuidora a la economía familiar.
5) El papel económico del adulto mayor, en particular el del hombre,
puede ser menor en el contexto urbano, comparado con el rural,
debido a la desventaja comparativa que el adulto mayor tiene en el
mercado laboral urbano, comparado con los jóvenes.
6) Por ello, es probable que una gran parte de los adultos mayores que
participan en el mercado laboral urbano para complementar o
solventar sus necesidades económicas, lo hagan en el sector informal
o apoyando negocios familiares.
7) Las condiciones de participación informal implican que no existen
prestaciones de apoyo institucional para los adultos mayores, a menos
que las tenga por haber participado en el mercado formal de trabajo,
o porque un miembro de su hogar extienda los beneficios al adulto
mayor.
8) Aunque el acceso a los servicios de salud y sociales es tradicionalmente
mayor en las zonas urbanas del país, comparado con las rurales, la
probabilidad de que la población que vive en zonas marginadas puede
carecer de dicho acceso es muy alta, debido a las condiciones de
marginalidad, al bajo nivel económico del hogar y a la falta de
participación laboral en el mercado formal.
9) Las condiciones de transporte, la separación de la residencia entre los
padres e hijos, y la densidad de población en zonas urbanas, pueden
representar mayor aislamiento para los adultos mayores, comparado
con los que viven en las zonas rurales, lo cual puede tener
implicaciones para su salud, sobre todo la mental. Asimismo, el
contacto con la red familiar y social puede verse disminuida, y las
oportunidades para recibir ayudas familiares pueden ser limitadas.
10) El papel social del adulto mayor dentro de la familia puede verse
desminuido en zonas urbanas. Posibles mecanismos para mantener
su posición de poder dentro del hogar, por ejemplo la tenencia de la
propiedad, se le dificulta más al adulto mayor en zonas urbanas que
en rurales.

 

Pueden leer el capítulo completo aquí.

 

Fuente:

Wong, R. (2018). “Envejecimiento en áreas urbanas marginadas de México: Condiciones mixtas de privilegio y desventaja” en : Envejecimiento, pobreza y salud en población urbana: un estudio en cuatro ciudades de México. Disponible en: http://envejecimiento.sociales.unam.mx/articulos/Prologo.pdf http://hdl.handle.net/20.500.12100/17542