Las lecciones de tres adultos mayores que trabajan en Starbucks

Hace dos o tres años empecé a leer sobre la zona de confort y sé que está bien para algunas personas, pero a mí me hacen daño la rutinas. A mí me gusta darle novedad a las situaciones y por eso hacer algo que no había hecho, para mí fue muy importante. Algo contrastante, que cuando parece que no es lo tuyo, entonces dices, pues sí va a ser lo mío”.El pasado 28 de agosto, la empresa abrió su primera tienda atendida por personas de la tercera edad.

Origen: Las lecciones de tres adultos mayores que trabajan en Starbucks

Anuncios

Vive pensando en el mañana. Sí, sí no al revés…

prospectiva y vejez

Algunas veces, o quizá a muchas, debido a la cultura que ensalza a la juventud (No quiere decir que la juventud sea mala, pero si reflexionemos un poco es uno de los momentos en los que el ser humano está indeciso sobre su existencia y está buscando qué hacer con su vida, así que poner la juventud como el centro “del ser humano” quizá no es lo correcto) solemos pensar que tenemos que vivir nuestros días como si no hubiera un mañana.

En nuestros veintes vivimos en un mundo como si no importara nada más que presente, En los treintas entramos en un periodo más reflexivo en donde se nos ve más cerca la vejez y más lejos la juventud. Y es entrando en los 40 cuando muchos inician el proceso “del hubiera”… Hubiera comido mas sano, hubiera tenido hijos, hubiera estudiado, me hubiera casado, no me hubiera casado, hubiera dejado de fumar, hubiera hecho ejercicio, Etc. etc. etcétera.

Y es que al ver la televisión, escuchar la radio y sobretodo vivir con un teléfono celular en la mano todos los días, nos mantenemos viviendo en un mundo donde el consumismo o la moda nos llevan por un camino rápido e incierto. Cuando menos nos damos cuenta somos fans de la Coca-Cola, no podemos vivir sin una APP y  si nuestras preferencias de Internet no están muy ocultas y privadas, YouTube o el buscador que utilicemos No se estará reflejando como un espejo. En el caso de las mujeres podemos hablar Te como durante nuestro día a día, se nos incita a consumir productos para lucir más jóvenes para lucir más delgadas y continúa en esta eterna juventud, a los hombres de la misma manera se les motiva a no envejecer, a oler bien todo el tiempo, tener una barra impecable o una piel muy suave. Las bebidas alcohólicas promocionadas para hombres, los colocan como seres jóvenes, quizá maduros pero nunca ancianos… Las cremas antiarrugas para mujeres nos muestran personas maduras, que no lucen como una típica persona mayor, claro es que la palabra típico no es la más aquí nada, pero pensemos que las modelos de las cremas anti arrugas no son como la vecina ni son como la abuelita que tenemos en casa…

Así pues, vivimos aún en un mundo que premia la juventud, pero una juventud idealizada, inexistente, una juventud que sirve para un sistema capitalista, pero no para un desarrollo humano. Por ello creo que es importante vivir pensando en el mañana, No significa eliminar a la filosofía zen, de hecho eso es algo muy bueno estar en el presente, sólo estar. Pero una cosa es estar, ser y vivir el ahora, y otra muy diferente es pensar que el ahora siempre será eterno, peor aún, pensar que nuestro ahora es muy parecido a algún comercial que vemos en una lista de reproducción de YouTube.

Es importante pensar en el mañana para poder alcanzarlo, para poder planearlo y  no sufrirlo. Prospectiva, vejez, envejecimiento… Hoy en día es muy difícil ahorrar, sobretodo cuando el salario mínimo es muy bajo o no hay tantas oportunidades laborales, pero eso nos lo que nos hace difícil el conseguir un ahorro, créanme para mí es complicado, creo que lo que nos hace difícil ahorrar es no pensar en ese futuro, creer que seguiremos eternamente jóvenes y  que el gobierno tiene que solucionarnos la vida dándonos algún apoyo económico. Pensar en nuestro futuro, pensar en nuestro mañana, nos ayudará a poder llegar al día en el que pensemos que bueno que pensé en mi futuro. No solo el ahorro, también implican otras cosas muy importantes como una casa adecuada mis necesidades, vemos como las familias el día de hoy construyen dos o tres pisos en las casas de interés social, agrandando habitaciones, eliminando la luz del sol, sacrificando un terreno por toda la construcción, quizá porque quieren que todos tengan una habitación para dormir… ¿Pero qué pasará en un futuro? Tendremos muchas casas pequeñas con dos o tres pisos hacia arriba habitadas por dos personas (probablemente), quienes también de manera muy probable tenga un estado de salud bastante lamentable por el hecho de no pensar en el futuro.

Es que pensamos en un futuro cercano pensamos en los niños en las escuelas en las universidades, pero nos olvidamos de nuestra vejez. Pensamos que eso nunca va llegar que no nos va a pasar pero al mismo tiempo queremos todos vivir muchos años. Es irónico. Prepararnos para la vejez no significa solamente ahorrar y tampoco implica solamente tener una casa que sea diseñada para nuestras necesidades futuras. Preparar nuestra vida para un envejecimiento sano, exitoso y sostenible Implica a hablar de cuestiones cotidianas como dejar de fumar como dejar de tomar, hacer ejercicio, estudiar… Etc. etc. etcétera…

Así que primer primer paso sería pensar en no vivir enteramente el presente sino pensar un poco más en el futuro en el futuro lejano que se va acercarTarde temprano llegara. Para que llegue de la mejor manera hay que pensar en el. Un poco todos los días un poco una vez al mes quizá reflexionar una vez al año pero pensar en él.

 

¿Adultos mayores sorprendentes?

Uff! que tema. Cuándo inició mayores de hoy me avoqué a hablar de mayores que cambian la manera en como se ve a la vejez, en mayores sorprendentes, gente grande que luce excelente, personas viejas que hacen “cosas de jóvenes” y eso fue hace 6 años atrás, conforme pasó el tiempo empecé a sentir que algo no andaba bien con este tipo de imagenes virales de personas mayores que hacen cosas “””sorprendentes””” … empecé a pensar que los mayores de hoy sí, claro, son eso, pero eso no es todo.

adulto mayor patinando

Claro que motiva ver a una persona que rebasa los 60 años haciendo cosas “de jovenes” pero creo que también es mucho el morbo de la gente, que quiere ver cosas “raras” o (nuevamente) “sorprendentes”. En lo personal, creo que motiva y ayuda a muchas personas (no sólo mayores de hoy) a ver que la vejez puede ser diferente, por ello muchos hablan de la llamada “Nueva Longevidad”, pero también creo que con el paso de los años esto ya no es pertinente.

adulto mayor yoga

¿Por qué ya no es pertinente hablar de adultos mayores sorprendentes?

Pues creo que, si bien hace un tiempo ayudó a poner en perspectiva como  la vejez no es lo que siempre se piensa que es, ahora podemos caer nuevamente en una especie de cliché muy similar a las palabras: edad de oro, años dorados, etcétera ¿me explico?. Creo que como sociedad necesitamos aprender a decir las cosas como son, apreciar a esas personas adultas mayores del día a día, a las que estan sentadas junto a nostros en el transporte público, a los que venden cosas en las calles, a quienes van a clases de yoga y danza y a los que están sentados en su casa en este instante. Por qué no hace falta exagerar para decir que la gente grande no es lo que era antes, no hace falta hablar de personas mayores que pueden ir al gimnasio y hacer pesas o correr maratones ¿por qué? pues en primer lugar si prestamos atención veremos que hay mayores en nuestra comunidad que van al gimnasio y corren maratones… gente común y corriente que sigue su vida sin tanta fotografía. Por qué decir que es un logro es como decir que son anormales y al ensalsar a este tipo de mayores al mismo tiempo les restamos a ellos mismos y a la comunidad de gente mayor que simplemente vive su día a día, sin pensar si son sorprendentes.

abuelo sorprendente

¿Hacen falta estas imagenes para afirmar la nueva longevidad? ¿Hace falta ver a gente mayor hacer cosas “extrañas” para su edad? …. Creo que puede ser contraproducente a cierto punto decir que hay adultos mayores que hacen cosas que nos impactan, por que es muy similar a decir que lucen “jovenes” y eso nos lleva a la corriente anti edad o anti aging que nos coloca en ese lado del Edaísmo o Ageism ¿irónico cierto?.  Por ello creo que hace falta reflexionar a profunidad al respecto, estamos aprendiendo por que somos los primeros seres humanos que pueden hablar de vivir más de 100 años, por qué realmente no sabemos como afrontar todo esto que carga la nueva longevidad y el envejecimiento poblacional, tenemos que tener mucho cuidado.

¿Qué hacer?¿Qué decir?

Pues creo que hay que hablar de la diversidad, así de sencillo, así de complejo. De retratar a la vejez con todas sus caras, de no caer en el estigma, de no caer en habla de “los otros”, tener un discurso incluyente, realista y motivante. Reconocer que hay mayores sorprendentes que salen en revistas y en la web, pero que también los hay vendiendo helados en las calles, manejando autobuses o trabajando el campo. Tenemos que reconocer que la diversidad incluye a los mayores dependientes, a gente que usa sillas de ruedas y andadores, personas mayores que no saben leer, personas que olvidan y padecen un sín número de enfermedades. Hablar de los mayores de hoy es eso, hablar de la diversidad, no de clichés.  Trabajemos para hacer comprender a la sociedad que como dijo la periodista Patricia Kelly : “las personas mayores son el grupo más diverso que hay…” más claro ni el agua.