La importancia de que aprendas sobre vejez y envejecimiento

Como estudiante universitario (e incluso de niveles básicos) existen varias razones por las cuales tu debieras de aprender un poco (o mucho) sobre dos temas que se relacionan entre sí: Vejez y envejecimiento.

La vejez es una etapa de la vida tanto humana como no. El envejecimiento es el proceso que, para algunos, sucede desde que nacemos.

¿Por qué debes de saber sobre envejecimiento?

Tu mismo envejeces todos los días, cada día cambia tu cuerpo, tu mente y tu forma de ver la vida, pero es cuando estas cerca de los 30s o 40s que empiezas a notar esos cambios de manera más visible. A los cuarenta años te das cuenta que no ves tan bien como hace unos años, algunas personas empiezan a notar que a partir de sus treintas quieren dormir un poco más temprano y que las fiestas ya no les sientan tan bien.

Si desde antes de experimentar esos cambios notorios en tu vida tu supieras que hacer para envejecer sanamente, tu curso de vida  sería distinto, si tuvieras el conocimiento y sobre todo la conciencia de que hacer ejercicio no solo es para estar delgado o marcado de los músculos, sino para un sin fin de cosas que después valorarás mucho más que hoy, quizá empezarías a tener un hábito deportivo.

man wearing tank top jogging

Photo by RUN 4 FFWPU on Pexels.com

Y es que pareciera que con la juventud nada importa después, claro que hay que “vivir el momento”, disfrutar la vida, pero posiblemente muchas maneras de disfrutar la vida, maneras que se han aprendido generación tras generación no sean las mejores para que puedas vivir una vejez sana e independiente.

Saber sobre vejez es un tema que para quien tiene 20 años suena, quizá, lejano e inservible, un tema que no le toca conocer. Que equivocación pensar eso. Hoy en día los jóvenes conviven más con gente mayor que con niños pequeños, la sociedad actual, en la mayoría de los países del planeta está llena de dos grupos etarios importantes: los adultos jóvenes y los adultos mayores de 60 años.

Al conocer sobre vejez podemos ser empáticos con la situación del otro. Cambiar la manera en como vemos a la gente mayor, por qué al saber sencillos datos sobre este gran tema, nuestra cotidianidad será diferente. Como por ejemplo:

  • Si yo sé que la capacidad de que la retina de una persona arriba de 60 años se dilate, disminuye en referencia a la mía, podré prender la luz anticipándome a esa persona mayor que sé que la necesitará, correré las cortinas o persianas de mi oficina cuando el sol deslumbre un poco para mi, pero mucho para la gente mayor que ingresará a verme.
close up photo ofg light bulb

Photo by Rahul on Pexels.com

Conocer sobre vejez te vuelve más empático con la gente mayor y ese es el inicio de una buena convivencia, se puede comenzar por los aspectos biológicos para adentrarnos a aspectos sociales y / o culturales. Lo importante es SABER que vejez y envejecimiento son temas que debemos de conocer, por el simple hecho de vivir en el siglo XXI.

 

 

 

Anuncios

Envejecer bien en un mundo que envejece: El impacto de las condiciones materiales, la cultura y las interrupciones sociales

343296.jpg

Del sitio: elvigia.net

La población mundial está envejeciendo, pero la calidad de vida en la edad adulta está desigualmente distribuida. Investigadoras de la Facultad de Sociología, de la Universidad de Mississippi, muy recientemente publicaron un artículo (2019) en dónde  utilizaron las medidas de salud autoevaluada y bienestar subjetivo de la Onda 6 (2010–2014) de la Encuesta Mundial de Valores y examinron los factores individuales y sociales que dan forma a la edad adulta en 57 países.

Además de examinar las desigualdades en la salud y el bienestar de los adultos mayores entre países, examinaron las diferencias entre los adultos mayores (mayores de 50 años) y adultos más jóvenes (menores de 50 años) dentro de los países. Dicho por las investigadoras: Envejecer bien no es simplemente un hecho de la riqueza del país o el ingreso personal. Lindsey Peterson y Margaret Ralston llevaron a cabo análisis multinivel para determinar qué factores a nivel individual y qué factores a nivel de país afectan la salud y el bienestar, y cómo estos difieren según la edad.  Ellas consideron tres conjuntos de factores a nivel de país: condiciones materiales, cultura y trastornos sociales.

Las investigadoras estadounidenses, encontraron  que los adultos mayores se sienten menos saludables que los adultos más jóvenes, pero los adultos mayores en países que han experimentado una transición a la independencia durante su edad adulta se sienten mucho menos saludables que sus contrapartes menores de 50 años. Lo mismo para la satisfacción con la vida. Aunque los adultos mayores no necesariamente se sienten más insatisfechos con sus vidas que los adultos más jóvenes, están mucho más insatisfechos en los países que hicieron la transición.

Peterson y Ralston concluyen con una discusión de las implicaciones de cómo las expectativas de vida alteradas afectan el envejecimiento, diciendo que el contexto en el que se produce el envejecimiento es importante para el grado de envejecimiento. Los países que han atravesado, y atravesarán, las transiciones sociales a gran escala, como la independencia, no proporcionan un contexto en el que se produzca un envejecimiento saludable. Es probable que haya otras “sacudidas sociales” como la independencia que tienen un efecto perjudicial importante en la salud y el bienestar de las personas, especialmente a medida que envejecen. Las investigaciones futuras deben considerar otros tipos de transiciones que atraviesan los países y hacer recomendaciones para las políticas.

Vale la pena repensar este artículo, sobre todo poniéndolo en el contexto Latinoamericano, como en el caso de Venezuela y otros países que están experimentando cambios sociales fuertes en conjunto con un envejecimiento acelerado.

¿Qué hacer?

escasez.jpg

Del sitio elcorreodelorinoco.com

Para leer el documento entero (en inglés) pueden dar click aquí.

 

Fuente:

Peterson, L., y Ralston, M. (2019). Aging well in an aging world: The impact of material conditions, culture, and societal disruptions. Social Science & Medicine, 220, 245-253.

¡Comprobado, la edad es solo un número!

La edad es sólo un número

Se solía pensar, y aún muchos (erróneamente) lo piensan, que tener 60 años es sinónimo de estar “viejo”, pero recientemente investigadores provenientes de España, Estados Unidos y Noruega han propuesto una manera diferente para medir el envejecimiento de la población, algo más allá de la edad cronológica.

Los investigadores dicen:

“La nueva métrica facilita el cambio de pensar no solo en la edad cronológica sino también en el estado de salud y severidad de la enfermedad del envejecimiento de las poblaciones. Nuestros hallazgos podrían proporcionar aportes a la formulación de políticas al identificar claves impulsores de la variación en la carga de envejecimiento y los recursos necesarios para abordar la carga”.

Chang, Skirbekk, Tyrovolas, Kassebaum y Dieleman afirman que al utilizar el Estudio de la carga mundial de enfermedades, lesiones y factores de riesgo 2017, desarrollaron una métrica que refleja la morbilidad y mortalidad relacionada con la edad a nivel de la población. Analizaron 92 enfermedades que incrementan notoriamente con la edad cronológica.

En primer lugar, identificamos un conjunto de enfermedades relacionadas con la edad, definidas como enfermedades con tasas de incidencia entre la población adulta que aumentan de forma cuadrática con la edad, y medidas su carga relacionada con la edad, definida como la suma de años de vida ajustados por discapacidad (AVAD) de estas enfermedades en adultos.
En segundo lugar, estimamos la carga de salud relacionada con la edad estandarizada por edad en 195 países entre 1990 y 2017. Utilizando el promedio mundial de personas de 65 años como población de referencia, calculamos la edad equivalente en términos de la carga de enfermedad relacionada con la enfermedad para todos los países.

En tercer lugar, analizamos cómo los cambios en la carga relacionada con la edad durante el periodo de estudio se relacionan con diferentes factores con un análisis de descomposición.

Finalmente, describimos cómo países con niveles similares de la carga global relacionada con la edad experimentan diferentes inicios del envejecimiento.

En la siguiente gráfica podemos apreciar que en México se tienen las enfermedades al rededor de los 70 años que alguien de India puede padecer antes de los 60 años, mientras que una persona japonesa las experimenta cerca de los 80 años.

Así que, la edad es solo un número, y sus padecimientos son relativos al país en dónde se encuentren, así como a otros factores… Tener 60 años en México no es igual a tener 60 años en Afganistan y eso debe de quedar claro al hablar sobre envejecimiento y vejez.

The Lancet 2019 estudio envejecimiento

Y claro está que envejecer en cada región de cada país, también cambia las cosas…

 

Fuentes:

Chang, A. Y., Skirbekk, V. F., Tyrovolas, S., Kassebaum, N. J., y Dieleman, J. L. (2019). Measuring population ageing: an analysis of the Global Burden of Disease Study 2017. The Lancet Public Health4(3), e159-e167. Disponible en: https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S2468-2667%2819%2930019-2