ergonomía

La antropometría consiste en una serie de mediciones técnicas sistematizadas que expresan, cuantitativamente, las dimensiones del cuerpo humano. La obtención de medidas antropométricas es uno de los objetos de estudio de la ergonomía física cuya importancia es trascendental en el dimensionamiento de productos de todo tipo de acuerdo con el perfil de usuario en cuestión. Todos los seres humanos presentan medidas corporales distintas a las de otros como resultado de la amplia variabilidad que les caracteriza. Estas medidas varían de una población a otra, de acuerdo con factores como la edad, la herencia genética, el sexo, el grupo racial, la nutrición, las condiciones socioeconómicas, el estado de salud, la actividad profesional desempeñada, entre otras (Lavalle-Herrera,2014).

Si bien las dimensiones del cuerpo humano constituyen el punto de partida para un adecuado diseño ergonómico, los datos ergonométricos referentes a personas de edad son todavía hoy poco abundantes. La información relativa a la población civil resulta ser limitada y, en la mayoría de los casos, se centra en el estudio de varones jóvenes. Se podría obtener, no obstante, una serie de conclusiones básicas de la revisión de diversos estudios que, a día de hoy, convendría actualizar. Tales estudios se referirían a los datos relativos a la «Antropometría funcional de los ancianos», elaborado por Damon y Stoudt (1963), y a la «Antropometría funcional de las ancianas», de D. F. Roberts (1960) (Carcelén, 2015).

El Instituto de Biomecánica de Valencia, consciente de esta situación, obtuvo medidas corporales significativas para el diseño de muebles y otros productos.
En líneas generales, lo que deriva de los estudios citados es que los ancianos, indistintamente de su sexo, tienden a tener menor tamaño corporal. Esto se debe no sólo al crecimiento secular de la población, sino también a los cambios morfológicos asociados a los problemas articulares y a la pérdida de fuerza muscular (Page et al., 1995
citado en Carcelén, 2015).

Así, las personas mayores son de estatura más baja que los adultos jóvenes y, del mismo modo, sus medidas de extensión son menores (Carcelén, 2015).

Cabe señalar que la extensión –especialmente la vertical para asir– puede verse afectada por la artritis y otras limitaciones en el movimiento de las articulaciones (Panero y Zelnik, 2013 citado en Carcelén, 2015).

¿Y si usa silla de ruedas o requiere alguna ayuda?

El ancho mínimo de paso para puertas es de 81 cm, siendo 90 cm el recomendable, mientras que el radio mínimo de giro es de 150 cm. La altura idónea para alcanzar objetos y accionar distintos dispositivos es de 85 cm y el alcance máximo y mínimo: 140 cm y 40 cm, respectivamente. Se recomienda que el pasamanosy/o barras de apoyo midan 4 cm de diámetro y se localicen a 4.5 cm de la pared y a 85 cm del suelo (Carcelén, 2015).

Los rangos de movimiento articular decrecen aproximadamente 25% en la tercera edad en relación con los establecidos como normales para adultos jóvenes. Aunque los nuevos rangos que pudieran establecerse no serían absolutos para toda la población de la tercera edad debido a la diversidad misma de las manifestaciones de envejecimiento en cada persona, se sugiere que el producto o servicio comprenda rangos de movilidad articular variables entre el mínimo y máximo recomendados a continuación:

Lavalle Herrera, (2014).

Fuentes:

Carcelén, M. V. Y. (2015). Aproximación al diseño interior adaptado a personas mayores: las viviendas tuteladas. Recuperado de: https://riunet.upv.es/bitstream/handle/10251/49812/Memoria.pdf?sequence= 1&isAllowed=y

Lavalle Herrera, Y. D. (2014). Diseño y ergonomía para la tercera edad. Aplicación al diseño de calzado. Recuperado de: https://www.posgrado.unam.mx/publicaciones/ant_col-posg/55_Ergonomia.pdf

AGE LAB MIT

Sitio: http://agelab.mit.edu/

Fue creado en 1999 para inventar nuevas ideas y traducir creativamente las tecnologías en soluciones prácticas que mejoren la salud de las personas y les permitan “hacer cosas” a lo largo de la vida. Es un programa de investigación multidisciplinario que trabaja con empresas, gobiernos y ONG para mejorar la calidad de vida de las personas mayores y de quienes las cuidan.

Dentro de sus líneas de investigación se encuentran:

  1. Cuidado y Bienestar
  2. Servicios del hogar y logística
  3. Retiro y planeación de la longevidad
  4. Transporte y comunidades habitables

¿Que herramientas y métodos utilizan para investigar sobre envejecimiento y vejez?

Data Studio

Gestiona datos originales de campo, laboratorio, en línea y encuestas que incluyen conducción en carretera, actitudes financieras en varios países, uso y adopción de tecnología, cuidado, confianza y tecnología, servicios de vivienda y hogar, y comportamientos de salud y bienestar .

Delayed Digit Recall (n-back) Task

Es un método de calibración desarrollado por el MIT AgeLab que aumenta sistemáticamente la demanda cognitiva impuesta a un individuo. El laboratorio ha utilizado esta tarea en una serie de carga de trabajo del conductor y estudios de distracción.

Prestar atención a la carretera no es una operación binaria; los conductores pueden prestar diversos grados de atención a la tarea en cuestión. Para simular esto, las tareas de contar 0, 1 y 2 de vuelta modelan niveles crecientes de carga cognitiva, que a su vez reducen la atención al escanear el camino. Esto tiene como objetivo modelar de manera objetiva lo que un individuo puede experimentar mientras, por ejemplo, tiene una conversación telefónica, incluso si la llamada telefónica es con manos libres.

Esta herramienta de investigación se está utilizando actualmente en el proyecto TC22 / SC13 / WG 8 de la Organización Internacional de Normalización (ISO), Estudios coordinados sobre la tarea de respuesta de detección (DRT), como un sustituto de la demanda cognitiva. Se están realizando estudios en Alemania, Francia, Suecia, Canadá, China y los Estados Unidos. Se ha desarrollado una prueba para medir el potencial de distracción de las tareas.

Aquí el audio de este ejercicio cognitivo (inglés)

Innovation Studio

AgeLab ha desarrollado un método único para realizar talleres interactivos y sesiones de lluvia de ideas con proveedores de servicios empresariales, gubernamentales y de envejecimiento. Los estudios de innovación generalmente involucran al personal de investigación de AgeLab seleccionado y a miembros de una o más organizaciones que buscan comprender mejor el impacto del envejecimiento en sus negocios o desarrollar nuevas ideas de productos / políticas.

Miss Daisy (High-Fidelity Vehicle Simulator)

Es un simulador de conducción de alta fidelidad utilizado para evaluar la tecnología en el vehículo, la distracción cognitiva, la automatización, los efectos de enfermedades y medicamentos, y la validez del simulador.

Miss Daisy

AGNES

AGNES

Base de datos de voluntarios

El Agelab lleva a cabo una extensa agenda de investigación original que se basa en voluntarios de todas las edades para participar en experimentos, brindar sus opiniones, participar en encuestas y actuar como sujetos en otros estudios.


Algunas de sus más recientes publicaciones son:

König, K., Raue, M., D’Ambrosio, L. A., & Coughlin, J. F., (2019). Physical and Emotional Support of the Neighborhood for Older Adults: A Comparison of the United States and Germany. Journal of Environmental Psychology. doi: 10.1016/j.jenvp.2019.01.008

Lee, C., Ward, C., Miller., J., D’Ambrosio, L.A., and Coughlin, J.F. (2019). Transportation and the Oldest Old: Strategies and Technologies for Adapting to Changing NeedsTransportation Research Board 98th Annual Meeting. January 13-17, Washington, D.C

Brady, S., D’Ambrosio, L. A., Felts, A., Rula, E. Y., Kell, K. P., & Coughlin, J. F. (2018). Reducing isolation and loneliness through membership in a fitness program for older adults: Implications for health. Journal of Applied Gerontology, 1(21), doi: 10.1177/0733464818807820

Sin duda alguna, el agelab es un ejemplo a seguir por parte de todos los que nos involucramos en la investigación sobre envejecimiento y vejez, desde el diseño.

Artículo escrito en colaboración con 10geeks.es

Uno de los principales problemas de salud de nuestras sociedades modernas son los recurrentes dolores de espalda. Estos, se producen de forma transversal a lo largo de todas las edades, ya que tanto adolescentes como personas mayores  pueden padecer problemas de espalda.
Los dolores y molestias son tan grandes que en ocasiones pueden incluso a llegar a causar problemas graves de movilidad. Si usted se ha encontrado con esta situación, o empieza a tener síntomas tales como: Pinzamientos de cuello que impiden moverlo, dolores fuertes de espalda que nos impiden descansar o incluso dormir, es muy probable que esto se deba a una mala higiene postural a la hora de sentarse a comer o ver la televisión.

grayscale photo of man

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

Pero no se preocupe, en la mayoría de los casos, estos son problemas que pueden ser
subsanados de manera sencilla. Simplemente con seguir una serie de pautas cómodas, podrá ganar mucha calidad de vida y olvidarse de este tipo de preocupaciones.
Lo más importante: Dónde te vas a sentar.
Es normal en la mayoría de la población que se le de muy poca importancia (de hecho, nos atreveríamos a decir que es por contra uno de los factores más determinantes) a la elección de la silla o sillón en el que sentarse durante mucho tiempo. Esto es peligroso, ya que y aunque pueda parecer paradójico, lo que solemos tomar como “cómodo” normalmente no tiene mucho que ver con “sano”. De hecho, es más que probable que ahora mismo, leyendo este artículo lo estés haciendo desde un asiento que no cumpla con estos requisitos.
Así, las claves para que una silla sea capaz de cuidar de nuestra espalda son:

 Debe ser capaz de recoger y hacerse perfectamente a la forma de la espalda. Esto significa que debe recoger la cadera y al mismo tiempo la parte inferior de la espalda. Así evitaremos que queden espacios “al aire” que no se apoyen en el respaldo.
 La altura del asiento debe permitirnos en todo momento tocar totalmente el suelo con las plantas de los pies apoyadas. Y tocar plenamente con la planta del pie significa eso, no contentarnos con tocar únicamente con los dedos.

green wooden chair on white surface

Photo by Paula Schmidt on Pexels.com

 Si estamos además usando el ordenador, es muy importante prestar atención a los reposabrazos. Nos servirán para apoyar los brazos y descansarlos cada poco tiempo. Si no lo hacemos, estarán permanentemente en el aire y esto contribuirá a recargar los músculos que sujetan el cuello, lo que puede llegar a provocar mareos y dolores de cabeza.

Además de estar normas de postura general, si además por nuestro trabajo o aficiones pasamos mucho tiempo sentados delante del ordenador, hay que tener en cuenta esta serie de recomendaciones:

  • Realizar pausas para cambiar de postura y levantarnos del asiento. Hay que andar un poco por la habitación, estirar la espalda y las piernas a la vez que fijamos nuestra visión en puntos alejados que ayuden a nuestra mente y cuerpo a desconectar de la actividad. Se recomienda hacerlo un mínimo de 10 minutos cada 60-70 minutos.
  • Realizar ejercicios que ayuden a fortalecer músculos de la espalda. En esta página del Consejos Superior de Investigaciones Científicas se recomiendan algunos ejercicios sencillos de realizar pero que nos vendrán muy bien. Es algo que puede hacer todo el mundo en su día a día: subir escaleras, ir a la piscina a nadar, etc..

Como se puede comprobar, mantener una higiene postural adecuada para evitar problemas de salud en nuestra espalda es algo que, a poco que pongamos un poco de interés, todo el mundo puede realizar.