Los mayores son P E R S O N A S

woman cleaning the floor near man sitting on sofa reading a book

Photo by Murilo Folgosi on Pexels.com

Puede ser difícil de comprender en un principio. Quizá por que lo ves ahí casí sin moverse, perdido en sí mismo. Una realidad dura que afrontan muchos guerreros y guerreras, muchos mayores que tienen dependencia funcional. La edad que tengan estos mayores de hoy no es la culpable de su dependencia. Si bien es mucho más probable que rebasando cierto límite se tengan más problemas de salud, estos mayores con dependencia pueden tener 65 años o 98.

¿Y se es menos persona a los 65 que a los 98? ¿Será que después de los 60 o después de una embolia ya no se es persona? ¿Tener demencia te deja sin ser humano? ¡NO!

Obviamente no.

Se sigue siendo.

Y comprender esto a muchos nos cuesta trabajo, por que en lo cotidiano, al cambiar la ropa de cama de la persona mayor con dependencia se nos olvida que ese ser humano que poco se mueve y poco habla es un individuo lleno de historias de vida, lleno de deseos, sueños, anhelos. Tratarlo como uno más, como “algo”. No le quita humanidad a la persona, nos la quita a nosotros mismos. Y es que pensamos que todos los mayores son iguales, exactamente iguales, tenemos ideas preconcebidas desde hace años que nos dicen que la gente mayor es “viejita” y que ya no escucha, ya no ve… ya no siente.

Por ello yo aclamo a la razón y al raciocinio, al detener la práctica inconsciente y repetitiva que nos coloca una barrera para poder trabajar sin sentir. Dicen, algunos, que es mejor no sentir o pensar al cuidar a una persona en estado de dependencia, es algo difícil. Me atrevo a decir que es de las cosas más duras que tiene la vida. Por que si esa persona es tu familiar te enfrentas al duelo constante de su partida lenta y dolorosa. Pero, creo que el poner ese escudo protector de “mejor solo lo muevo rápido y ya” nos dejará con un vacío anímico de por vida.

Una caricia, una palabra, decimos en México : un apapacho. Eso no quita. Eso da. Para ambos lados da. Creo que centrarse en la persona nace con ese sentir y de ahí en adelante estamos dispuestos a las características propias de cada quien, estamos dispuestos a comprender, sí es que trabajamos en una residencia o asilo, que cada persona, por muy gruñona, seria, callada, dependiente, agresiva, etcétera… es una P E R S O N A es el hijo o la hija de alguien, que hace años fue esperado con ansías, es un ser humano que tuvo una infancia y jugó, río y soñó. Eso está ahí dentro. Es un individuo con una carga histórica enorme, heredero de tradiciones y costumbres, es parte de nuestra humanidad y las acciones que esta persona realizó en su vida tuvieron un impacto en las vidas de todos los demás, no sabemos, si indirectamente esa persona, de quien no se casí nada, tuvo que ver con que vida fuera lo que es hoy.

Los mayores de hoy, con dependencia o sin ella, guardan en sí mismos historias de vida que para muchos son solo cuentos o relatos de hace décadas, pero si reflexionamos, esas historias, por muy lejanas que parezcan son parte de nuestra humanidad. Cada granito de arena cuenta en la playa.

Así que en terrenos del diseño de centros de día, de asilos, diseño de productos, diseño de empaques, diseño de juegos de realidad virtual, diseño de indumentaria… diseño. A muchos de los hoy estudiantes y diseñadores que ejercen su profesión les queremos recordar que los llamados adultos mayores son personas, muy diversas, que solucionar una necesidad no debe de comprometer la dignidad ni la humanidad del usuario. Mucho que reflexionar, no solo en el diseño de productos y servicios, sino en muchas profesiones que interactúan con los mayores de hoy.

 

Anuncios

6 consejos para diseñar una casa para personas mayores

En este artículo el sitio homify.com  presenta buenos consejos de diseño en relación a nuestra casa para envejecer en ella, pero de acuerdo con las imágenes que se presentan hay áreas de oportunidad. Por ejemplo en la siguiente imagen lo positivo es la luz natural, lo negativo es la falta de cortinas para poder regularla de alguna manera , de igual forma lo positivo es el contraste de los muebles con el piso, pero lo negativo es la altura de esos sillones (deben de ser más altos).

En la siguiente imagen la luz natural está excelente, todo está en un nivel, pero abría que ver que el piso no fuera resbaloso y que los muebles no sean pesados, sobre todo las sillas.

A partir de una cierta edad, necesitamos adaptar nuestra casa para que podamos vivir en armonía. Los años no tienen que ser un peso y la funcionalidad de la casa una carga. Lo único en lo que debemos concentrar nuestras energías es en vivir en paz y hacer las cosas con amor . Teniendo en cuenta las dificultades que pueden surgir en la vida cotidiana, escribimos este libro de ideas, para reunir las sugerencias que nuestros expertos de homify nos recomiendan para poder disfrutar cada día.Se seleccionaron seis imágenes, a partir de seis subtemas que son de mayor interés para todos aquellos que están en esa etapa donde las energías deben ser cuidadas para gastarlas en las cosas que más te gustan hacer. Disfrutar de nuestro hogar no debe ser una tarea cansada, sino una actividad agradable, y si quieres que tu casa sea perfecta para eso, ¡sigue con nosotros!

Pueden leer el artículo completo aquí: 6 consejos para diseñar una casa para personas mayores

Rafael Kohanoff recibe Doctorado honoris causa en México- Un mayor de hoy, ingeniero, inventor y emprendedor social.

En el marco del Coloquio Internacional “El exilio, territorio de escrituras”, organizado por 17, Instituto de Estudios Críticos del 14 al 19 de enero de 2019 en la Ciudad de México, se hará entrega del doctorado honoris causa al escritor mexicano Mario Bellatin y al ingeniero e inventor argentino Rafael Kohanoff.

El coloquio, que tendrá como sedes el Colegio de San Ignacio de Loyola Vizcaínas (Vizcaínas 21, Centro) y el Centro Cultural de España (Guatemala 18, Centro), explorará la relación entre el exilio y la escritura como formas de pensamiento y de creación y su impacto en el quehacer político de la actualidad. En él, investigadores, críticos y creadores de seis países se darán a la tarea de reflexionar en la capital mexicana sobre las distintas aristas del exilio contemporáneo, incluyendo las migraciones cada vez mayores en todo el planeta, sin perder de vista la compleja problemática del destierro en la vida del sujeto.

El editor, escritor y promotor cultural Philippe Ollé-Laprune (París, 1962) es el coordinador del Coloquio Internacional “El exilio, territorio de escrituras”, el cual contará con la participación de Fabienne Bradu, ensayista, traductora y académica de la UNAM, Pablo Domínguez Galbraith, quien analiza a los migrantes centroamericanos, Safaa Fathy, poeta, ensayista y cineasta egipcia, Néstor García Canclini, antropólogo especializado en estudios culturales desde la perspectiva latinoamericana, Koulsy Lamko, dramaturgo, poeta y director de la Casa Hankili África (lugar refugio) y la poeta Myriam Moscona, Premio Xavier Villaurrutia 2012 por su novela Tela de sevoya.

Algunos de los temas que se abordarán en el coloquio son: los derroteros de las migraciones, el abandono de la tierra natal, los exiliados latinoamericanos, las “discapacidades” o el exilio del cuerpo y la trashumancia creativa.

El evento se vestirá de gala con la entrega de la mayor distinción que otorga 17, Instituto de Estudios Críticos, su Doctorado honoris causa, el miércoles 16 de enero, al ingeniero argentino Rafael Kohanoff, a las 11:30 horas en el Colegio de las Vizcaínas, y al escritor mexicano Mario Bellatin, a las 18:00 horas en el Centro Cultural España, por sus contribuciones a los horizontes teóricos, críticos y analíticos, cuya apertura y permanente crecimiento son la vocación de este Instituto.

Anteriormente 17, Instituto de Estudios Críticos ha otorgado el doctorado honoris causa a figuras como el fotógrafo esloveno Evgen Bavčar (2010), el creador e inventor mexicano Ariel Guzik (2015), el jazzista lituano Vyacheslav Ganelin (2016), la artista brasileña Edith Derdyk (2017), el ambientalista canadiense Pat Mooney (2017) y la percusionista escocesa Evelyn Glennie (2018).

 

Rafael Kohanoff nació en Argentina en 1925. Es un ingeniero químico que actualmente dirige el Centro de Tecnologías para la Salud y Discapacidad del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), en Buenos Aires, y es miembro del comité ejecutivo del Centro Internacional Longevidad (ILC). A sus 93 años es un destacado emprendedor social e inventor que ha hecho una serie de contribuciones en favor de poblaciones insuficientemente atendidas. Además de su labor con personas de escasos recursos, ha creado tecnología adecuada a diversas necesidades de personas en situación de “discapacidad”.

Desde hace algunos años ha propuesto, bajo la nominación de la “Cuarta edad”, la activación de los adultos mayores en proyectos productivos desatendidos por el Estado y el mercado de su país. Su argumento central es que los 25 años, en promedio, que hoy pasan los ciudadanos entre el retiro y el final de la vida pueden y deben ser vividos con el reconocimiento social por sus contribuciones al entorno. Lejos de requerir “entretenimiento”, la “Cuarta edad” necesita la oportunidad para evidenciar sus capacidades.

Entre sus múltiples reconocimientos destaca el que recibió en 2010 por parte de la Sociedad Argentina de Geriatría y Gerontología, así como la condecoración “Orden del Commendatore” en 1989 de parte de la República Italiana. el nuevo rol de los jubilados – rafael kohanoff ambos publicados en 2018, así como escritos y ensayos sobre tecnología, “discapacidad” y responsabilidad social empresarial.

Mario Bellatin nació en México en 1960. Estudió Teología durante dos años en el seminario Santo Toribio de Mogrovejo y Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima, Perú. Su obra literaria y artística ha recibido numerosos reconocimientos del mundo de habla hispana, por ejemplo, el Premio Nacional Xavier Villaurrutia (2001), el Premio de Narrativa Antonin Artaud (2011) y el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso (2018).

Fue director del Área de Literatura y Humanidades de la Universidad del Claustro de Sor Juana y miembro del Sistema Nacional de Creadores de México de 1999 a 2005. Fundó la extinta Escuela Dinámica de Escritores en la Ciudad de México.

Sus novelas no contienen referencias biográficas, pues él cree que el texto debe sostenerse por sí mismo y que la literatura se desarrolla mejor con la menor intervención posible de parte del autor. Su producción literaria ronda una treintena de obras, entre ellas Mujeres de sal, Damas chinas, Salón de belleza, Poeta ciego, Jacobo El mutante, Disecado y Gallina muerta.

Es considerado uno de los escritores contemporáneos latinoamericanos experimentales, en cuyas novelas se plantea un juego lúdico entre realidad y ficción, matizado con protocolos apócrifos, crónicas, biografías o documentos científicos, provocando situaciones inverosímiles, incluso graciosas. Sus libros se han traducido al alemán, italiano, portugués e inglés.

En palabras de Benjamín Mayer Foulkes, director de 17, Instituto de Estudios Críticos, Bellatin destaca por la manera tan singular en que su escritura logra captar y hacer resonar la vida y las atmósferas contemporáneas en superficies tan intensas como faltas de orientación espacial y temporal. Gran disputador de los cánones literarios de la modernidad latinoamericana, Bellatin ha cultivado con alcances cada vez mayores una voz y una figura siempre enigmáticas y siempre elocuentes para la sensibilidad crítica de nuestros días.

17, Instituto de Estudios Críticos

Desde su fundación en 2001 en la Ciudad de México, 17, Instituto de Estudios Críticos impulsa la investigación, formación y actividades editoriales. Su particularidad es hacer contribuciones en temas y ámbitos poco explorados por las instituciones académicas en México y América Latina, en áreas que van desde la filosofía hasta la “discapacidad” y desde el psicoanálisis hasta la ecología. www.17edu.org

Su vocación ha sido la articulación de la vida institucional con la experiencia y el pensamiento nómadas. Entre los temas desarrollados por 17, Instituto se encuentran: la fotografía de ciegos, las relaciones entre música y sordera, el arte y la “discapacidad”, y la creación en vivo, así como las elaboraciones críticas y teóricas de las que se ocupan sus publicaciones en materia de estudios visuales, salud y cuerpo, pero también de “los tráficos”, entendidos como flujos diversos que se mueven fuera de la ley o a instancias de ella, por ejemplo el tráfico de órganos, drogas o armas.

Una de sus tareas ha sido la organización de encuentros académicos en México con la participación de expertos mexicanos y extranjeros sobre diversos temas, como el Coloquio. Tráficos: cultura y subjetividad (2008), el Coloquio. Derecho crítico (2012), y el Coloquio Internacional “Arte y discapacidad: de la norma al nombre” (2018).

La primera parte del Coloquio Internacional “El exilio, territorio de escrituras” (del 14 al 16 de enero) tendrá lugar en el Colegio de las Vizcaínas (Vizcaínas 21, Centro Histórico. Metro Salto del Agua), y la segunda parte –convocada junto con la Universidad Autónoma Metropolitana Cuajimalpa– se realizará, de las 18:00 horas del 16 de enero hasta el 19 de enero, en el Centro Cultural de España (Guatemala 18, Centro Histórico. Metro Zócalo).

El programa del coloquio puede consultarse en: https://17edu.org/xxvi-coloquio-internacional-el-exilio-territorio-de-escrituras/

Benjamín Mayer Foulkes, director de 17, Instituto de Estudios Críticos; Philippe Ollé-Laprune, coordinador del coloquio; Rafael Kohanoff y Mario Bellatin están disponibles para entrevistas.

          

         Itzel Zúñiga Alaniz

Directora

iZa comunicación y cultura

direccion@iza.agency

+52 1 55 20682307

        

         Julieta Riveroll Rodarte

Comunicación

iZa comunicación y cultura

julietteriver@gmail.com

+52 1 55 19107585