¿Por qué cuidar el corazón es bueno para el cerebro?

Lo que es bueno para tu corazón es bueno para tu cerebro. El colesterol alto, la hipertensión arterial, diabetes tipo 2 y tipo 1, la depresión y un estilo de vida sedentario son factores de riesgo para presentar demencia. La gente que ha sufrido strokes (infartos cerebrales) y ataques al corazón puede ser más suceptible aSigue leyendo “¿Por qué cuidar el corazón es bueno para el cerebro?”

Señales repentinas de un infarto:

La cara, un brazo  o una pierna empieza a adormeserse y se siente sin fuerzas (Sobre todo de un solo lado del cuerpo) Confusión, problemas al hablar  y dificultad para entender las cosas Problemas de visión en uno o dos ojos. Problemas al caminar, se pierde el equilibrio y/o la coordinación. Dolor fuerte de cabezaSigue leyendo “Señales repentinas de un infarto:”