Debate “Ante el envejecimiento demográfico” — Apuntes de demografía

Cita

El próximo 21 de mayo participo en el debate “Ante el envejecimiento demográfico”, por invitación del Círculo Cívico de Opinión, organizador del acto junto al Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. El debate ha sido magníficamente encuadrado por un texto de Elisa Chuliá con el mismo título, y publicado como número 24 de los Cuadernos […]

a través de Debate “Ante el envejecimiento demográfico” — Apuntes de demografía

Anuncios

Envejecer bien en un mundo que envejece: El impacto de las condiciones materiales, la cultura y las interrupciones sociales

343296.jpg

Del sitio: elvigia.net

La población mundial está envejeciendo, pero la calidad de vida en la edad adulta está desigualmente distribuida. Investigadoras de la Facultad de Sociología, de la Universidad de Mississippi, muy recientemente publicaron un artículo (2019) en dónde  utilizaron las medidas de salud autoevaluada y bienestar subjetivo de la Onda 6 (2010–2014) de la Encuesta Mundial de Valores y examinron los factores individuales y sociales que dan forma a la edad adulta en 57 países.

Además de examinar las desigualdades en la salud y el bienestar de los adultos mayores entre países, examinaron las diferencias entre los adultos mayores (mayores de 50 años) y adultos más jóvenes (menores de 50 años) dentro de los países. Dicho por las investigadoras: Envejecer bien no es simplemente un hecho de la riqueza del país o el ingreso personal. Lindsey Peterson y Margaret Ralston llevaron a cabo análisis multinivel para determinar qué factores a nivel individual y qué factores a nivel de país afectan la salud y el bienestar, y cómo estos difieren según la edad.  Ellas consideron tres conjuntos de factores a nivel de país: condiciones materiales, cultura y trastornos sociales.

Las investigadoras estadounidenses, encontraron  que los adultos mayores se sienten menos saludables que los adultos más jóvenes, pero los adultos mayores en países que han experimentado una transición a la independencia durante su edad adulta se sienten mucho menos saludables que sus contrapartes menores de 50 años. Lo mismo para la satisfacción con la vida. Aunque los adultos mayores no necesariamente se sienten más insatisfechos con sus vidas que los adultos más jóvenes, están mucho más insatisfechos en los países que hicieron la transición.

Peterson y Ralston concluyen con una discusión de las implicaciones de cómo las expectativas de vida alteradas afectan el envejecimiento, diciendo que el contexto en el que se produce el envejecimiento es importante para el grado de envejecimiento. Los países que han atravesado, y atravesarán, las transiciones sociales a gran escala, como la independencia, no proporcionan un contexto en el que se produzca un envejecimiento saludable. Es probable que haya otras “sacudidas sociales” como la independencia que tienen un efecto perjudicial importante en la salud y el bienestar de las personas, especialmente a medida que envejecen. Las investigaciones futuras deben considerar otros tipos de transiciones que atraviesan los países y hacer recomendaciones para las políticas.

Vale la pena repensar este artículo, sobre todo poniéndolo en el contexto Latinoamericano, como en el caso de Venezuela y otros países que están experimentando cambios sociales fuertes en conjunto con un envejecimiento acelerado.

¿Qué hacer?

escasez.jpg

Del sitio elcorreodelorinoco.com

Para leer el documento entero (en inglés) pueden dar click aquí.

 

Fuente:

Peterson, L., y Ralston, M. (2019). Aging well in an aging world: The impact of material conditions, culture, and societal disruptions. Social Science & Medicine, 220, 245-253.

DISEÑO PARA PERSONAS DE LA TERCERA EDAD. UNA INVESTIGACIÓN SOBRE LA EXPERIENCIA CON PRODUCTOS TECNOLÓGICOS

close up photo of keyboard

Photo by Hitarth Jadhav on Pexels.com

El diseño para la vejez o gerontodiseño ha tomado importancia en los últimos tiempos, durante las próximas publicaciones estaremos hablando de este tema, que para muchos aún es desconocido. La profesión del diseñador va más allá de la creación estética, es un trabajo de pensamiento, de resolución de problemas, y en este caso el problema a resolver o mejor dicho la pregunta a contestar es ¿Cómo mejorar la calidad de vida del ser humano envejecido? … hay muchas preguntas que contestar.

Hoy les traemos este trabajo de investigación titulado ” Diseño para personas de la tercera edad. Una investigación sobre la experiencia con productos tecnológicos”.

El diseño de productos tecnológicos para personas de la tercera edad requiere no sólo del análisis de habilidades físicas y cognitivas de este sector para definir soluciones materiales (productos), sino también de las implicaciones emocionales ligadas al cumplimiento de las actividades como un todo (experiencia). Esta investigación es un acercamiento desde la perspectiva empática para determinar los requerimientos mínimos de diseño en productos tecnológicos usados en la vida cotidiana, teniendo como punto de partida la percepción y la experiencia de personas de la tercera edad, de un nivel socioeconómico medio, residentes de la zona metropolitana del Valle de México.

[…]

Diseño, empatía y experiencia El nuevo paradigma de diseño, Design Thinking, desarrollado a finales de la década de los noventa, ubica al diseño como un medio para entender la naturaleza de los problemas desde la percepción de los actores involucrados (Mattelmäki, Vaajakallio, & Koskinen, 2014). Desde esta perspectiva fenomenológica, las personas cobran mayor importancia y se colocan como elemento central del proceso, por lo que el primer paso del diseñador para establecer un óptimo canal de comunicación es lograr la empatía con ellas.

[…]

Algunos de los resultados de esta investigación fueron:

-En su mayoría, las personas del grupo en cuestión aprendieron a usar los productos con la ayuda de otras personas, y pocas, por el manual, o intuitivamente por la interfaz. Muchas de ellas requirieron de varias sesiones para aprender las funciones básicas, y pocos se atreven a investigar por su cuenta nuevas funciones. -Utilizar nuevas funciones o enfrentarse.

-Los productos tecnológicos se perciben como frágiles y caros, elementos que contribuyen al temor de usarlos.

-El uso de todas las funciones está limitado por la fragilidad con la que perciben el producto, el miedo a descomponerlo, el desconocimiento de otro idioma y no por el desinterés a conocer las funciones. Esta percepción fue recurrente en todos los usuarios sin experiencia previa.

Este artículo académico puede leerse en su totalidad aquí  es un muy buen ejemplo del diseño para la vejez o gerontodiseño, aunque hubiera sido mejor eliminar el concepto de tercera edad y cambiarlo por personas mayores, ya que como sabemos la tercera edad abarca un periodo de tiempo delimitado, para algunos de los 60 a los 75 años, y en esta investigación algunos sujetos de estudio rebasaron los 75 años.

¿Y que opinan los mayores de hoy? ¿Que herramienta tecnológica se les hace más fácil de utilizar? ¿Cuál es con la que siempre se pelean? ¿Será el DVD? ¿Las SMART Tvs? 

 

 

Fuente:   Hernández Romero, Hernández Romero y  Galindo Sosa (2017). Diseño para personas de la tercera edad. Una investigación sobre la experiencia con productos tecnológicos. En Ciencia desde el Occidente . Vol. 4. Núm. 1. pp. 30-40 ISSN: 2007-9575.

Disponible en:  http://www.udo.mx/sitio/images/archivos/cienciadesdeeloccidente/2017/Vol4Num1/3.%20Dise%C3%B1o.pdf