Envejecimiento en áreas urbanas marginadas de México: Condiciones mixtas de privilegio y desventaja. REBECA WONG

México, como muchos de los países de América Latina, tendrá un crecimiento en la población de adultos mayores sin precedente, puesto que por primera vez se alcanzan tan altas esperanzas de vida al nacer en la región. Además, la velocidad de dicho crecimiento se dará en forma ‘acelerada’ si se le compara con la velocidad con la que envejecieron los países desarrollados. El tiempo que le tomará a un país típico de la región para alcanzar una fracción de alrededor de 15% de población con 60 o más años de edad, de un nivel actual de 8%, será de menos de dos quintas partes de lo que le tomó a Estados Unidos de América (EUA).

[…]

La población que vive en áreas urbanas marginadas, es decir, aquella que por definición no alcanza los beneficios de la mayoría en cuanto a servicios básicos, la residencia urbana puede representar una desventaja, ya que esta población tendría que enfrentar sus necesidades básicas sin contar con el apoyo institucional, en zonas con alto costo de la vida, y con poblaciones de alta densidad poblacional. Lo anterior implica peores condiciones higiénicas en lo relacionado con el manejo de las basuras y el procesamiento de los alimentos , comparado con las que se pueden encontrar en zonas rurales […] Entre los principales estilos de vida que se asocian con la residencia urbana, en contraste con la rural, se encuentran la dieta de alimentos procesados, con un relativamente alto contenido de grasa y de carbohidratos refinados, y la falta de ejercicio físico y, por lo tanto, la presencia de un factor de riesgo importante para enfermedades crónico degenerativas, y para la obesidad.

[…]

La situación del adulto mayor puede ser muy distinta si se encuentra
en un área urbana marginada porque migró de un área rural siendo ya
adulto mayor, o porque envejeció en ese sitio. Esta condición puede ser
un determinante importante del tamaño de su red social y familiar en su
sitio de residencia, y de la ayuda familiar que reciba.

[…]

A continuación se hace una serie de conjeturas acerca del adulto
mayor que vive en México bajo las condiciones mencionadas de
marginación y de acelerado cambio:
1) Los patrones de consumo de alimentos y de ejercicio físico en las
zonas urbanas, comparadas con las rurales, puede implicar una mayor
propensión al estilo de vida sedentario y a una dieta que coloca a los
adultos mayores en alto riesgo de obesidad, discapacidad, así como
de enfermedades crónico degenerativas.
2) El marco de la salud de los adultos mayores puede exhibir una mezcla
de condiciones crónico degenerativas y de enfermedades infecciosas
que impacten negativamente en el nivel de discapacidad y de limitación funcional que pudo presentarse entre los adultos mayores en zonas
urbanas marginadas.
3) La marginalidad implica que es probable que las condiciones
económicas del hogar no sean favorables, y sea necesaria la
participación laboral de los miembros del hogar, sobre todo de las
mujeres adultas jóvenes. Ello implica que los adultos mayores, sobre
todo las mujeres, tengan que realizar tareas domésticas y de cuidado
hacia menores de edad y a otros adultos mayores en el hogar.
4) Este rol social, extendido a lo largo de una mayor parte del ciclo de
vida, puede representar ventajas para las mujeres adultas mayores
respecto a los hombres, ya que les permite mantener, por más tiempo,
su rol de cuidadora y de contribuidora a la economía familiar.
5) El papel económico del adulto mayor, en particular el del hombre,
puede ser menor en el contexto urbano, comparado con el rural,
debido a la desventaja comparativa que el adulto mayor tiene en el
mercado laboral urbano, comparado con los jóvenes.
6) Por ello, es probable que una gran parte de los adultos mayores que
participan en el mercado laboral urbano para complementar o
solventar sus necesidades económicas, lo hagan en el sector informal
o apoyando negocios familiares.
7) Las condiciones de participación informal implican que no existen
prestaciones de apoyo institucional para los adultos mayores, a menos
que las tenga por haber participado en el mercado formal de trabajo,
o porque un miembro de su hogar extienda los beneficios al adulto
mayor.
8) Aunque el acceso a los servicios de salud y sociales es tradicionalmente
mayor en las zonas urbanas del país, comparado con las rurales, la
probabilidad de que la población que vive en zonas marginadas puede
carecer de dicho acceso es muy alta, debido a las condiciones de
marginalidad, al bajo nivel económico del hogar y a la falta de
participación laboral en el mercado formal.
9) Las condiciones de transporte, la separación de la residencia entre los
padres e hijos, y la densidad de población en zonas urbanas, pueden
representar mayor aislamiento para los adultos mayores, comparado
con los que viven en las zonas rurales, lo cual puede tener
implicaciones para su salud, sobre todo la mental. Asimismo, el
contacto con la red familiar y social puede verse disminuida, y las
oportunidades para recibir ayudas familiares pueden ser limitadas.
10) El papel social del adulto mayor dentro de la familia puede verse
desminuido en zonas urbanas. Posibles mecanismos para mantener
su posición de poder dentro del hogar, por ejemplo la tenencia de la
propiedad, se le dificulta más al adulto mayor en zonas urbanas que
en rurales.

 

Pueden leer el capítulo completo aquí.

 

Fuente:

Wong, R. (2018). “Envejecimiento en áreas urbanas marginadas de México: Condiciones mixtas de privilegio y desventaja” en : Envejecimiento, pobreza y salud en población urbana: un estudio en cuatro ciudades de México. Disponible en: http://envejecimiento.sociales.unam.mx/articulos/Prologo.pdf http://hdl.handle.net/20.500.12100/17542

Anuncios

Así operará desde ahora la pensión para adultos mayores • Forbes México

Este apoyo tendrá cobertura en territorio nacional, por lo que no se entregarán pensiones a personas que residan en el extranjero.

Origen: Así operará desde ahora la pensión para adultos mayores • Forbes México

Diplomado en Gerontología en Sonora

La población total en Sonora es de: 2, 874,391, según INEGI 2015. La población de adultos mayores en el estado, de 1990 a 2010, incrementó de ser 6.1 a 8.8%. En el 2015, existen 9.9% del total de la población, de personas mayores de 60 años: 284,565 adultos mayores en el estado de Sonora.

La esperanza de vida actual es de 76 años en mujeres y 74 años en hombres. En el camino de llegar a dicha edad, se encuentran varios cambios que nos pueden guiar tanto hacia la salud, como hacia la enfermedad, dichos cambios no son lineales ni uniformes, dependen de los factores que se encuentren en el medio ambiente del adulto mayor del que estemos hablando: familia, amigos, casa- habitación, alimentación, estado emocional y físico, nutricional, entre otros.

Entre estos cambios, existen personas completamente capacitadas para acompañar, orientar y tratar al adulto mayor conforme a las necesidades que se vayan presentando en el transcurrir de los años, con la finalidad de tener una buena calidad de vida y un envejecimiento saludable.

Es muy importante diferenciar los términos Geriatría y Gerontología. Ambos son para el cuidado y atención del adulto, y ambos se interconectan íntimamente pero, bien definidos.

Geriatría es invariablemente la especialidad de la medicina que atiende la salud de los adultos tomando en cuenta su evolución, genética, biología, su entorno y atención.

blue and silver stetoscope

Photo by Pixabay on Pexels.com

Gerontología es de manera holística todo lo que se refiere al adulto, sus cambios físicos, biológicos, sociales y comunitarios. En gerontología tiene muchos niveles de atención, y debe ser tomada muy en serio y no descartarla solo como un componente de la Geriatría.

selective focus photography of left hand on top of right hand on white pants

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

Un gerontólogo, puede ser un médico que atienda al adulto en su control de enfermedades tanto física, cognitivas, funcionales, a las cuales les da seguimiento, acompañamiento y prevención de complicaciones, pues es capaz de ver su entorno, sugerir cambios, promover nuevos paradigmas de atención, estimulación y cuidado en la calidad de vida, que su objetivo es mejorarla .

Una enfermera gerontóloga es una especialista que ayudará al bienestar del adulto, al cuidado de su cuerpo, higiene, apoyos necesarios, seguirá las indicaciones de su médico y pondrá toda su experiencia para evitar complicaciones más, en el cuidado domiciliario y hospitalario.

Una psicóloga gerontóloga está entrenada para el manejo de emociones en el adulto y de sus familiares, para mejorar la calidad de atención, detectar el mal trato por cansancio de los familiares, haciendo intervenciones familiares, en donde cada familiar debe tomar su responsabilidad en el cuidado y atención del adulto, manejar sus duelos, ya sea de pérdida de salud, demencias, enfermedades crónico degenerativas.

Un rehabilitador físico gerontólogo está capacitado en el conocimiento de una movilidad adecuada y pertinente de un adulto, porque respeta su deterioro físico, recomienda los ejercicios  adecuados para evitar la inmovilidad o el deterioro por desuso.

Una trabajadora social gerontóloga es aquella que nos apoya a detectar casos de mal manejo domiciliario, hospitalario y determina los casos que deben ser atendidos por el especialista necesario, hace visitas domiciliarias no con el fin de hostigar al familiar, sino de apoyar al adulto.

Un licenciado en leyes, es muy necesario por el conocimiento de la normatividad referentes al adulto mayor, en nuestro caso las pertinentes al estado de Sonora, en el cual puede determinar cuándo el adulto recibe mal trato, o mal manejo de sus bienes, cómo protegerlo y cómo ayudarlos en caso de un delito.

Un ingeniero/ arquitecto/ diseñador gerontólogo, conoce las necesidades viso-espaciales en la movilidad de un adulto mayor dentro del hogar. Para las nuevas construcciones de centros asistenciales considerará toda aquella necesidad para evitar obstáculos dentro de las limitaciones físicas de un adulto mayor, evitando así el riesgo de lesiones o caídas.

Un publicista gerontólogo, nos ayudará a dar una mejor visión a los avances tecnológicos para apoyar al adulto, promover la visión de aceptación, inclusión  en las nuevas tecnologías, e impulsará a la creatividad de nuevos avances en la industria para apoyarlo.

Un educador gerontológico es la persona que impartirá los conocimientos con un criterio adecuado para conocer a un adulto, mejorar la atención y calidad del mismo en el ambiente educativo, si hay necesidad de educar al adulto, hacerlo acorde a sus cambios y apoyándolo para su mejor aprovechamiento.

Estos son algunos especialistas que se necesitan para el apoyo de la cultura gerontológica, por lo cual los invitamos de nuevo al Diplomado de Gerontología para profesionales. Impartido  por  el Grupo Integral de Gerontología A.C que inicia el 9 de febrero. Una oportunidad de atención del adulto.

Les dejamos aquí la información necesaria para su inscripción:

Diplomado en Gerontología Sonora 2019 México

 

DRA. MARÍA BERTHA COVARRUBIAS MANRIQUE

ANTONIANOS #1

COLONIA CAMPANARIO

TEL. 2 17 49 47