La cafeína, una sustancia barata, accesible y consumida en todo el mundo, podría ser la clave para tratar el párkinson, pues ayuda a que las personas que padecen esta enfermedad controlen mejor sus movimientos. Es el hallazgo de un estudio del Research Institute of the McGill University Health Centre, publicado en la prestigiosa revista científica Neurology.  …