Los beneficios de tener un perro

De acuerdo con el reporte de la Universidad de Harvard “Ponte sano, ten un perro”, existen muchas razones por las que a los perros se les llama los mejores amigos de los humanos, pues no solo ofrecen una compañía sin paralelo, sino que cada vez más investigaciones demuestran que también mejoran la salud humana. Ser dueño de un perro puede hacer que te sientas más activo físicamente.

Tener un perro puede ayudarte a:

Ser más tranquilo, más atento y más presente en tu vida.

adult animals beautiful daylight

Photo by Pixabay on Pexels.com

Ser más activo, seguro y responsable.

man in maroon t shirt playing with his large short coated black and brown dog

Photo by Luna Lovegood on Pexels.com

Hacerte más social y menos aislado.

man dog streets walking

Photo by Tim Savage on Pexels.com

De hecho, solo con acariciar a un perro puedes reducir la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca (y también tiene un efecto positivo en el perro). Así que si no tienes un perro, quizá sea hora de tenerlo.

 

Fuente: https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/get-healthy-get-a-dog

 

Anuncios

7 maneras de reducir el estrés y mantener la presión arterial abajo

De acuerdo con investigadores de la prestigiosa universidad de Harvard, estos siete consejos te ayudarán a mantener la presión arterial con niveles bajos y a reducir los niveles de estrés:

 

toddler lying on pink fleece pad

Photo by shahbaz Akram on Pexels.com

DUERME BIEN

Algunos consejos pudieran incluir tener una rutina de sueño estable, eliminar el uso del teléfono celular antes de acostarse, tomar una ducha antes de ir a la cama, exponerse a la luz natural durante el día…

man posing on sea shore during daytime

Photo by Pixabay on Pexels.com

APRENDE TÉCNICAS DE RELAJACIÓN

Respira, inhalando y exhalando… Aprende yoga, alguna arte marcial o herramienta de meditación.

 

action activity boy children

Photo by Lukas on Pexels.com

FORTALECE TUS REDES SOCIALES

Genera nuevas amistades, mantén y cultiva las que tienes. Puedes lograrlo asistiendo a clases grupales por ejemplo.

adult analogue break focus

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

AFINA LA MANERA EN COMO UTILIZAS TU TIEMPO

Entre más eficiente sea el uso que le das a tu tiempo en relación con tus actividades, menos estrés tendrás.

sea fashion beach sand

Photo by Pixabay on Pexels.com

CONSIÉNTETE 

Date tiempo para un masaje, una siesta o algo para ti.

 

marketing office working business

Photo by Negative Space on Pexels.com

PIDE AYUDA

Cuando el estrés o la ansiedad están presentes y no los puedes eliminar, es mejor pedir ayuda a tu familia, amigos y/o profesional de la salud.

 

 

Para más información puedes ingresar al reporte médico especial de la escuela de medicina de Harvard 

Fuente:

https://www.health.harvard.edu/heart-health/7-ways-to-keep-stress-and-blood-pressure-down?utm_content=bufferd5724&utm_medium=social&utm_source=twitter&utm_campaign=buffer

Sentimientos de un cuidador

Por la  Dra. Bertha Covarrubias.

Que duro encontrarnos a los cuidadores cansados de cuidar a sus padres, o a los adultos mayores, que triste es darnos cuenta de lo que es la expectativa y la realidad.

action adult affection eldery

Photo by Matthias Zomer on Pexels.com

Haciendo una dinámica en un proyecto de “Escuela para hijos”, donde se les da información en la primera parte que es biología de envejecimiento,  Se les informa de los cambios que el adulto está teniendo acorde a su edad, las limitaciones que el adulto va sufriendo acorde a sus cambios físicos, donde se explican que muchos de esos cambios no son advertidos porque son evolutivos y no son percibidos por  el familiar los cuales van minando la calidad de vida del adulto.

El adulto cambia paulatinamente su visión, gusto, tacto, audición, además de las enfermedades adquiridas y crónicas y es de tal manera que el mismo adulto se va acostumbrando a ello, en ocasiones, puede comentarla, pero en otras prefiere no dar más preocupaciones a la familia, porque gracia hacen con tenerlo con ellos, con tantas preocupaciones que tienen los hijos.

Que sucede con el cuidador, si no sabemos cómo le puede afectar el cuidar a un adulto:

Primero es el cansancio del cuidador. El cuidador sea familiar o sea una persona que recibe remuneración por ello, al hacer una rutina de su día va restando importancia al cuidado. En el caso de un familiar, lo ve una carga en vez de verlo como una oportunidad de mejorar la vida de su familiar, por el contexto muchas veces como fue designado al cuidado, por ser el soltero, la divorciada, la madre soltera, o la que necesita apoyo económico, en donde la familia le provee economía, y con ello, deja a su cargo y sin preparación el cuidado de un adulto.

Es necesario darse cuenta que como todo hay que conocer los cambios de un adulto, los cambios emocionales, físicos y sociales que lo afectan y que hacen que cambie su entorno, por ello debe de prepararse para quedarse al cuidado de un adulto. No todas las personas tienen capacidad de cuidarlos, no tienen paciencia, tolerancia y deseo de hacerlo. Siempre hay que tomar en cuenta estos factores antes de dejar un adulto en manos de un familiar, para evitar el mal trato.

Segundo. Un cuidador cambia su rutina, deja a un lado su vida privada y personal, ya no tiene libertad para sus amistades, solo que se les den horas limitadas para ello como un trabajo regular, lo cual no es común, por lo que el cuidador se siente invadido, se siente solo, y sobre todo abusado de los demás familiares.

Tercero. Se vuelve la crítica de los hermanos o de los demás familiares, en el caso de que reciba economía, registran hasta el último centavo, y fiscalizan todo lo que hay en la casa para verificar el buen uso del dinero, y los tiempos de estancia son rígidos, olvidamos que son parte de la familia y que tiene sentimientos propios y que también sufre por la pérdida paulatina de su familiar.

Cuarto. La soledad del cuidador, el cuidador no tiene derecho a quejarse, porque es una oportunidad que tiene al atender a su adulto, todos tienen una vida propia menos él. Y cada día su soledad avanza y con ello la desesperación y en ocasiones gritos y mal trato al adulto.

Estos son las quejas que recibimos cuando hablamos de los cuidadores, ellos hablan de manipulación del adulto, de que ellos de niños recibieron mal trato, que no fueron atendidos, o en su defecto se lastiman tomando medicamentos para poder sobrellevar la carga, alcohol y en ocasiones drogas.

Hay que estar muy pendientes de estos cambios en los cuidadores, si hay resentimientos, primero hay que sanarlos, si hay alguna incomodidad de los familiares hay que resolverla para que no se convierta en un infierno, por ello cuidar a un adulto es una gran responsabilidad, y sobre todo requiere una preparación previa llena de sensibilidad y conocimiento.


DRA. MARÍA BERTHA COVARRUBIAS MANRIQUE

ANTONIANOS 1

COLONIA CAMPANARIO

HERMOSILLO SONORA.

TEL 2 17 49 47