salud para mayores

la soledad enferma…mata

Las interacciones sociales son una especie de ejercicio cognitivo. El estar en soledad no es de ayuda para nuestro estado anímico, ni para nuestro cerebro (por decirlo de alguna manera). Socializar es un acto placentero y debemos de hacerlo con frecuencia, salir de casa y conocer nuevas personas.

Sobre todo después del retiro o jubilación, el Profesor Michael Valenzuela, recomienda incrementar las interacciones sociales con un nuevo pasatiempo que incluya: Actividad cognitiva, actividad social y actividad física. Salir de casa es lo mejor.

¿Algunas idea?

  • Inscríbete al gimnasio o clases grupales de actividad física.
  • Unete a un grupo religioso.
  • Ve a clases de música.
  • Viaja con grupos a diferentes lugares.
  • Inscríbete a un curso de idiomas o computación.

 

 

Fuente: MOOC Preventing dementia 2018 Universidad de Tasmania

Lo que es bueno para tu corazón es bueno para tu cerebro.

ejercicio-corazon-saludable-cardiproteccion-salud-ingenieria-hospitalaria

El colesterol alto, la hipertensión arterial, diabetes tipo 2 y tipo 1, la depresión y un estilo de vida sedentario son factores de riesgo para presentar demencia. La gente que ha sufrido strokes (infartos cerebrales) y ataques al corazón puede ser más suceptible a padecer demencia en un futuro. Así que controlar a estos factores nos puede ayudar a no sólo tener una mejor calidad de vida en el presente, sino a tener menores probabilidades de padecer algún tipo de demencia en el futuro.

Entre los 40 y 60 años de edad, la presión arterial tiende a incrementarse, es importante checarla con frecuencia y cambiar hábitos que la incrementen. Además, es en la llamada mediana edad ( 40 a 60 años) que entre más grasa se tenga en las caderas, más probabilidad hay de padecer demencia en años futuros, esta grasa es asociada con una inflamación crónica de los vasos sanguíneos y afecta a la salud del cerebro.

Es importante: Activar nuestro cuerpo, controlar la presión arterial, controlar la diabetes, bajar de peso y dejar de fumar, para disminuir el riesgo de demencia. Así que si pensabas que solo se trataba de bajar de peso para poder respirar mejor, bajar el colesterol y entrar en ropa de tu talla, no, no es solo eso. La salud cardiovascular está directamente relacionada con la salud de tu cerebro. No queremos gorditos felices, queremos gente feliz.

 

Fuente: Curso Preventing Dementia MOOC Universidad de Tasmania, 2018

 

http://www.ideal.es/miugr/acienciacerca-plasticidad-cerebro-20180510093253-nt.html María Jesús Maraver, investigadora del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada, explica los datos de un trabajo reciente que demuestra cómo personas mayores de 60 años que realizan actividades demandantes y mantienen altos niveles de motivación pueden conservar la plasticidad de su cerebro Una de las propiedades […]

a través de ‘La plasticidad del cerebro adulto’ — Anna Forés Miravalles