Luis Robert: Una mirada política de la soledad en la vejez – El Líbero

 

Si bien nunca tendremos soluciones definitivas frente a esta realidad tan compleja, una manera equivocada de enfrentar las consecuencias del envejecimiento es con lógicas individualistas. Así, por ejemplo, muchas veces escuchamos que como sociedad debemos aspirar a que los adultos mayores sean lo más “independientes posibles” de toda ayuda externa, de modo que envejezcan de manera autónoma y sin restricción ni dependencia alguna. Esta es la postura más común entre los organismos internacionales y que está presente de una u otra forma en los distintos programas sociales gubernamentales. Con todo, la dependencia no es una circunstancia que aparece solo en los años de vejez. Los adultos mayores, que en un par de décadas serán la mayor parte de la población nacional y mundial, fueron en su momento nuestros padres. De alguna manera, nosotros, las generaciones más jóvenes, guardamos siempre una “deuda” con nuestros mayores, tanto con los propios progenitores, como con cada persona de la que recibimos algo que va en directo beneficio de nuestro desarrollo integral, sobre todo si se trata de la educación que recibimos de niños […] Porque no se trata solamente de un problema técnico, donde hay más o menos Estado y/o mercado, sino cuál es, desde una visión de persona que vive en comunidad, la manifestación concreta de aquella dependencia entre las generaciones más jóvenes y los adultos mayores.

Así es, no se trata solo de datos, de proyecciones, se trata de las realidades….

 

Origen: Luis Robert: Una mirada política de la soledad en la vejez – El Líbero

Anuncios

El peligro de la soledad de las personas mayores en Navidad

En concreto, casi 2 millones de personas mayores viven solas en España, según la Encuesta Continua de Hogares publicada por el Instituto Nacional de Estadística; de ellas, el 71,9% son mujeres. Además, 6 de cada 10 personas mayores que viven solas reconocen sentir soledad, según datos del estudio CIS-Imserso.

Leer mas: https://www.infosalus.com/mayores/noticia-peligro-soledad-personas-mayores-navidad-20181222081432.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

Origen: El peligro de la soledad de las personas mayores en Navidad

El dolor físico y su relación con la soledad

grayscale photo of smoking man while sitting on bench

Photo by sergio omassi on Pexels.com

En un estudio realizado a poco más de 1,500 personas mayores se encontró que existe una relación entre el dolor crónico y la soledad en la gente mayor.  Los investigadores estadounidenses afirman que  el dolor es un problema importante para muchos adultos mayores, pero las consecuencias sociales del dolor siguen siendo exploradas inadecuadamente, así que realizaron este estudio, el cual  muestra que el dolor constante se asocia significativamente con el inicio de la soledad en una muestra de adultos mayores que viven en la comunidad, independientemente de las variables potencialmente confusas.

Si bien las investigaciones anteriores han establecido la soledad como un factor de riesgo para el dolor, este estudio sugiere que el vínculo entre los dos también puede ser en la otra dirección: el dolor puede aumentar el riesgo de soledad. El dolor en solo un año no se asoció significativamente con la soledad en el seguimiento, lo que sugiere que la asociación puede no ser significativa para el dolor a corto plazo o temporal. Más bien, el dolor que es constante durante largos períodos de tiempo parece ser un factor de riesgo para la soledad.

De acuerdo con los investigadores de las Universidades de Georgia y Kentuky, hay una serie de explicaciones potenciales para asociar al dolor con la soledad. Puede ser que los adultos mayores con dolor limiten su compromiso social fuera del hogar debido al dolor físico, prefiriendo permanecer menos activos en su hogar. También puede ser que la medicación para el dolor produzca efectos secundarios que podrían inhibir el compromiso social, como letargo o náuseas.

¿Qué hacer ante esto?

 

Los investigadores recomiendan que los miembros del equipo de atención a personas mayores con dolor (incluidos trabajadores sociales, médicos, psicólogos y enfermeras) deben considerar sus resultados de salud psicosocial, no solo sus resultados físicos. Si el dolor de un paciente o la medicación para el dolor parece restringir su compromiso social, puede ser importante remitirlo al compromiso social de otras fuentes, incluidas llamadas telefónicas o programas de visitas amigables en el hogar. Debido a que el enlace es consistente incluso para aquellos que no pueden ser considerados vulnerables a la soledad (por ejemplo, personas casadas), es importante que los proveedores de atención médica aborden la soledad incluso para los adultos mayores que parecen tener redes sociales implementadas.

Además de aliviar una fuente potencial de sufrimiento, la identificación y la orientación de las intervenciones para el dolor pueden prevenir la soledad futura, lo que a su vez podría prevenir el deterioro funcional, la discapacidad y la mortalidad prematura. Por lo tanto, identificar e intervenir tanto en el dolor como en la soledad es importante para la calidad de vida individual y para la salud pública en general.

Fuente:

Emerson, K., Boggero, I., Ostir, G., & Jayawardhana, J. (2018). Pain as a Risk Factor for Loneliness Among Older Adults. Journal of Aging and Health, 30(9), 1450–1461. https://doi.org/10.1177/0898264317721348