UN DJ SIN MEMORIA Redactado por Siddhartha Cristo Fonz Ocaña

photography of vinyl records on wooden surace

Photo by Dominika Roseclay on Pexels.com

Al pensar en los sitios dónde podría descubrir nuevas canciones, es posible sentir las vibraciones que llegarán a mis oídos, adelantar algunas reacciones propias de mi persona; amigos, familiares y conocidos lo definen cómo -ser muy Yo-

Tomé la decisión de crear un proyecto de entretenimiento para personas mayores de 60 años, cuando consideré que ya había asistido a todo tipo de fiestas, definiendo mi conocimiento en organizar reuniones para los que conformamos la generación (1980-2000) respetando en todo momento qué se necesita mucha buena vibra para reunir a los necesarios en el desarrollo de tan importantes eventos, convocar con peculiaridad y simpatía al momento de ser opción en materia de esparcimiento. Con estas y otras cuantas experiencias inicié sesiones el año 2013, animándome a ser D.J. en adelante “Bastón: Sesiones Integrales de Música para Adultos Mayores”; muestro mi mejor sonrisa así como una variedad de datos y canciones correspondientes a décadas anteriores (1920,1930,1940,1950,1960,1970,1980,1990), es como me presento ante personas que merecen todo mi esfuerzo; Ya que no provengo de esa época dónde ellos vivieron su juventud debo ser muy atento en mi expresión corporal, saber articular mis frases para darme a entender con pocas muletillas, en su entorno es importante la educación y saludar con respeto es obligatorio.

vinyl disc on top of shelf

Photo by Alina Vilchenko on Pexels.com

 Una sesión, de 11 actividades, regularmente dura dos horas, alivia el día cuándo se realiza con excelente actitud, recomiendo hacer comentarios con poca exactitud para evitar el nervio por acertar a la primera, siento que hablar sobre canciones debe ser divertido, sin ofender a otros pero defendiendo los gustos personales, ser fiel a un género con el cual se pudo llegar a más, darse la oportunidad de escuchar mucho de todo, desde un ‘Cover’ hasta un gran ‘En Vivo’, música ‘Grupera’, fragmentos de ‘Jazz’; Al mezclar-reproducir canciones siendo Disc Jockey -D.J.- durante un evento social,  personas se conectan, perciben variedad de ritmos, pasan de una época a otra en tan sólo tres minutos y medio -aproximadamente- pueden estar seguros al saber que se mantiene especial atención al reproducir canción tras canción con el gran compromiso por entretener, dejar algo en cada asistente, saber ser durante cada Set o Play List       -Lista inteligente de canciones-.

vintage music antique radio

Photo by Skitterphoto on Pexels.com

No pretendo una biografía con datos alusivos a fechas exactas en mi vida, puedo asentar con agradable gusto qué desarrollar ‘Bastón…’ se convirtió en armónicos pasados, presentes y futuros actos, sí era de día o noche la bocina vibró con gran acústica, sucedió y mantiene un dinamismo especial; Con gran respeto a cada profesionista en geriatría, tanatología, psicología, nutrición, etc. mantengo un enfoque objetivo frente a expertos, decir -soy D.J. mi nombre, Siddhartha- es comenzar la exposición sobre el programa de entretenimiento, detallar escenarios adecuados para alcanzar objetivos, conocer su especialidad y no volverme un colega, estar involucrado creyendo en mis virtudes obteniendo confianza durante los eventos. Esto no se logra, lo busco, provoco la situación adecuada de mi persona al evitar incurrir en la investidura del “terapeuta” ¿por qué?, por qué ser D.J. no es saber dar terapias, respeto a los terapeutas en materia musical, sin embargo mi trato con especialistas es único al no pertenecer a sus filas con una bata blanca, utilizo discos, observo, me baso en la inspiración para reproducir la siguiente pieza y cuando noto en los asistentes una leve energía corporal extra durante el baile, puedo sentir el reconocimiento de aquellos estudiosos que laboran codo a codo dentro de un asilo/hospital/centro de día/casa de descanso, es único, cuando charlamos sobre el cierre de sesión, preguntas curiosas o enserio -¿cómo sabes qué esa canción los haría bailar?, ¿por qué ser D.J. frente a una generación que no necesitó esa denominación durante su juventud?, ¿de verdad te gusta hacer esto?-. A veces creo con pasión en esta profesión, otras, no recuerdo lo que significa Ser D.J. y me refiero a que incluso mi generación en ocasiones evita valorar un acto en vivo de un Pincha Discos, mientras exista una bebida fresca o el lugar sea exclusivo, es cuando cada persona “joven” comienza a entender la reproducción inteligente de piezas musicales, otros con apoyo de la tecnología móvil pueden obtener un “En Vivo” del mejor artista electrónico a cualquier hora y en cualquier lugar… eso no es justo pero es lo que tenemos en el 2019 al alcance de la mano.

adult age elderly enjoyment

Photo by Pixabay on Pexels.com

Elevando estos últimos párrafos, declaro abiertamente mi gusto por las personas mayores, mis abuelos, tíos, la vecina, la señora de las flores y aquel bolero con cepillo grueso listo para sacarle brillo a cada zapato después de años, ellos valoran mucho lo novedoso, abren grande los ojos al escuchar sobre una persona que utilizando canciones puede crear una fiesta en tan sólo minutos, resaltando que aquel personaje debe ser agradable y entusiasta, no permitirán burlas cuando de bailar se trata, obligando al joven versátil a dar su máximo sin olvidar el famoso “Danzón” género musical mexicano obligado en cada reunión. No es difícil reproducirlo, es necesario saber sobre las mejores orquestas, “…no cualquiera…”-decía mi abue Virginia- y es en este punto que durante las sesiones integrales en instituciones formales, se da algo duro de comprender “Ser Voluntario”, este concepto no es sencillo, presumo conocerlo, algunas veces al mezclar música durante ciertos eventos la paga con dinero no existe, los honorarios se dan en especie, comida y bebida durante más de cinco horas es lo mejor mientras se trabaja como Disc Jockey, es lo único para sacar el día o conseguir el nombre de alguien para asegurar un segundo evento, nada es fácil, todo trabajo requiere un esfuerzo, así como puede ser un “Cuidador” con conocimientos en Geriatría, labores muy importantes, largas jornadas al estar de pie sin descanso, ser paciente junto con otro paciente adulto, mantener lo mejor de sí mismo, ser un profesional, aunque algunas veces tampoco existe una verdadera paga con dinero, ¿un cuidador y un D.J. serán iguales? Me atrevo a responder que sí, tenemos mucho en común, mujeres y hombres capaces de unir esa lista de habilidades para mejorar el tema de envejecer con salud y amor, refrescar los métodos de cuidado, estar más alegres durante un largo día y sobre esto obtener una paga digna por tan grandes sonrisas obtenidas con la existencia de cada persona, llámese consultor@s, doctor@s, enfermer@s, evitando denominar “voluntari@s” ya que esto para muchos significa “gratis” o “sin derecho a paga”. No es una queja y mucho menos un manifiesto, para su servidor esto quiere decir que cada minuto transcurrido es posible sumar para ser mejores en este gran tema “Nuestra vejez”, nos importa a tod@s pero pocos se dan el tiempo para entender tan maravilloso esquema de vida, no lo entiendo totalmente todavía, aunque durante estos seis años de actividades puedo asegurar que va bien, declarando a modo de recomendación a cada experto en materias sobre ser mayor de hoy, que busquen a un buen D.J. amplíen sus conocimientos en canciones de antaño-contemporáneo-actual y notarán que su día a día con cada paciente será distinta, podrán comprender con ayuda de canciones lo que una persona de 78 años siente o quiere sentir hoy 2019. Leer sobre Agustín Lara (quién vivió pobreza, riqueza), Dámaso Pérez Prado (ser extranjero durante gran parte de su vida fuera de casa para ser en México-Cuba un gran icono del mambo), Libertad Lamarque Bouza ( saber de política, ser mujer y actriz, hablar una lengua romántica para interpretar piezas tristes y nostálgicas en toda América); Ejemplos populares son necesarios para encausar mi propuesta, nutrir las Fundaciones y Asociaciones Civiles con una mayor cultura musical, apoyando con gusto lo que sus residentes y/o pacientes necesitan, crear un canal exclusivo de reminiscencia para llegar más allá de lo conocido, anécdotas con la capacidad de crear gestos alegres, provocar lágrimas, enojos, sentimientos dignos de cada persona, saber expresarlos con un aliciente llamado “canciones”. Durante una fiesta un buen D.J. provoca todo esto de las 8 pm a las 3:30 am, no es un hospital, es un Viernes o cualquier día de la semana en un local comercial con licencia para venta de alimentos y bebidas, sentados o parados pero la música no puede parar, el D.J. no puede olvidar. ¡Hagamos Ruido! impulsemos a más con mejores actos, valoremos más allá de la voluntad ya que desde niños nuestras familias nos aconsejan ser acomedidos pero también nos muestran lo bueno de educarnos para trabajar, y con estas líneas pido dejar de confundir lo voluntario con lo gratis, cada persona merece una vida digna, seamos DJ’s o Cuidadores, somos más, creyendo en nosotros mismos dentro de una maravillosa sociedad.

 https://www.gob.mx/inapam/articulos/es-urgente-formar-mas-cuidadores-y-cuidarlos-senala-el-inapam?idiom=es

 

 

 

Anuncios

Vivir es cambiar

Estamos estrenado, el Psicólogo educativo y Coach de personas, equipos y organizaciones; facilitador de programas de formación de coaches en varias organizaciones; consultor y facilitador en desarrollo humano y empresarial; con amplia experiencia en desarrollo de habilidades directivas y  en diseño educativo de cursos y talleres relacionados con el factor humano, Gabriel Ramos, estará colaborando con mayores de hoy escribiendo artículos enfocados en la Vida plena en la edad adulta.

Aquí les dejamos el primer artículo:


Por Gabriel Ramos

Psicólogo educativo y Coach Profesional

con Certificación Internacional

Septiembre de 2016

82952539

 

TENEMOS QUE ACEPTAR LOS CAMBIOS

Hay que aceptar el cambio. Nos han contado mil historias sobre la eterna juventud y sobre qué tenemos que hacer para aparentarla por encima de todo. Vivir es envejecer, vivir es cambiar. Vamos a recordar y a vislumbrar qué es lo que podemos esperar de nuestro proceso natural de vida, lo que es real, lo que es posible. No hay soluciones mágicas, aunque continuamente nos bombardeen por aquí y por allá con supuestos milagros. Vamos a cambiar lo queramos o no, pero en nuestras manos está poder hacerlo en mejores condiciones de salud y bienestar. Disfrutando de una parte importante de nuestra vida.

SER ADULTO NO ES UNA ENFERMEDAD

Ser adulto no es una enfermedad, así que no te sientas enfermo por tener muchos años. Si alguien le echa la culpa de lo que te pasa a la edad… ¡Rebélate! ¡Di que no! Aunque el ser adulto no trae obligatoriamente la dependencia, al ir cumpliendo más y más años, lo que sí ocurre es que nos podemos volver más frágiles. Por eso tenemos que poner todo lo que está en nuestra mano para poder vivir el mayor tiempo posible en las mejores condiciones. Y esto sólo es posible si cambiamos nuestro estilo de vida, es decir, lo que comemos, las actividades que realizamos, las personas con las que nos relacionamos, lo que hacemos y lo que dejamos de hacer.

CÓMO INFLUYE NUESTRO ESTILO DE VIDA

En esto de ser adulto no hay dos personas iguales. Los cambios que percibamos y sintamos pueden variar de una a otra persona. No obstante, lo que sí podemos hacer, como antes hemos mencionado, es cambiar y mejorar nuestro estilo de vida.

¿Cómo hacerlo?

    • Aprende y aumenta tus conocimientos. Disfrutarás más de la vida y tu mente y tu cerebro te lo agradecerán.
    • Haz ejercicio físico, siempre bajo el control del médico correspondiente.
    • Participa en proyectos, haz cosas, planifícalas, llévalas a cabo. ¿Qué? Lo que prefieras: cantar, escribir, leer, trabajar medio tiempo…
    • Ya has dejado de fumar, ¿verdad? Pues entonces nada, no te preocupes.
    • Relaciónate. no estés solo.
    • Haz cosas que te gusten: viajar, cantar, bailar, hablar, jugar, pasear… Lo que quieras, pero recuerda: actividad es igual a salud.
  • Vigila lo que comes.

Una última idea: Los cambios en los estilos de vida sólo se logran con esfuerzo y constancia. Empieza ahora mismo. Este es el momento.

CAMBIOS EN NUESTRO CUERPO

¿Cuáles son los cambios más habituales al ser adultos? ¿Puedo yo influir en ellos?

Cerebro

  • Nuestro cerebro, como nuestro cuerpo cambia. Nuestras reacciones son más lentas.
  • Compensa al cerebro estimulándolo a través de actividades: estudiar, leer, hacer crucigramas, recordar la lista de compras de memoria, existen aplicaciones en Internet para tener la mente en forma, más adelante las veremos.

Funcionamiento físico

  • Con los años, a menudo aumenta un poco el peso, la musculatura se debilita, nos hacemos más rígidos y perdemos elasticidad.
  • No te abandones y tires la toalla. Con un poco de ejercicio físico y una alimentación sana te sentirás mucho mejor y mejorará el funcionamiento de tu corazón y tus pulmones.

Piel y pelo

  • Es normal que notemos un cambio en la textura, apariencia y color de la piel y algo de pérdida de pelo (o mucha).
  • Hidrata tu cuerpo bebiendo agua. Cuídate un poco y usa crema hidratante. A todos nos gusta estar guapos… aunque estemos calvos.

simulador_vidacaixa_665x500

CAMBIOS EN NUESTRAS RELACIONES

Es normal notar, en nuestras relaciones sexuales, cómo el cuerpo funciona de forma diferente y se producen algunos cambios como sequedad vaginal en las mujeres y dificultad de erección en los hombres. No hay que preocuparse. No tenemos veinte años, pero estos problemas hoy tienen fácil solución. Coméntalo con tu médico. No se extrañará si le planteas que tienes algún problema. Tu vida y la de tu pareja son una vida común, es de los dos. Busca la solución con tu pareja; consultad ambos sus dudas. Además, en estas cosas andamos todos un poco despistados. Así que no pienses que lo tuyo es algo raro. No permitas que se afecte tu autoestima.

Está en tus manos ser un adulto en plenitud. Tienes la oportunidad. Ánimo.


Pueden contactar a Gabriel Ramos en:
Teléfono celular: 55-8581-1929 o al teléfono fijo 6648-3759
Correo electrónico: gabrielramos4@yahoo.com.mx
Pueden ver el CV de Gabriel Ramos AQUÍ